¿Cuál es la forma más fácil de quitar manchas de aceite de la ropa?

quitar manchas de aceite de la ropa

Los aceites de cocina, salsas y cualquier otro residuo graso pueden representar un gran peligro para tu ropa, ya que las manchas de este tipo son muy visibles y tienden a oscurecer ligeramente la tela en las áreas afectada. Por lo tanto, una prenda puede quedar inservible al entrar en contacto con aceite.

Desafortunadamente, hacer que las fibras de la tela suelten el aceite puede ser un poco complicado y por si fuera poco, una vez que el aceite se seca se fija permanentemente en la tela.

Ya sea grasa de un paseo en bicicleta o aceite de cocinar, estas sustancias pueden dañar tu ropa. La buena noticia es que contradiciendo lo que muchos dicen, es posible eliminar por completo estas manchas de tu ropa favorita. De hecho, aprender a sacar el aceite de la ropa es mucho más fácil de lo que piensas. A continuación te enseñaremos a sacar estas manchas de la ropa de la forma más fácil.

 

quitar manchas de aceite de la ropa

 

¿Es posible quitar las manchas de grasa?

Existe la idea errónea de que es imposible eliminar la grasa y el aceite de la ropa. Pero, esto no es verdad. Puedes aprender cómo eliminar estas desagradables manchas, solo que no debes entrar en pánico y así evitar hacer algo que pueda empeorar la situación, como frotar y extender la mancha en las fibras. La razón por la cual es tan difícil sacar estas manchas es porque el aceite y el agua no se mezclan y por lo tanto, debe usarse cierta ayuda.

Sigue los siguientes pasos para quitar fácilmente las manchas de aceite

Para quitar las manchas de aceite necesites los siguientes implementos:

  • Cuchillo o cuchara sin filo para eliminar el exceso de aceite.
  • Detergente líquido para lavar la mancha de aceite.
  • Jabón líquido para platos, pero asegúrese de obtener un tipo básico que no tenga loción agregada.

Una vez que tengas a la mano estas herramientas, sigue los pasos que te explicamos a continuación:

  1. Lleva la prenda a tu área de lavado y elimina la mayor cantidad de aceite posible con un cuchillo sin filo o una cuchara. Esto facilitará el tratamiento del área manchada de la tela. También evitará que el aceite se filtre en otras partes de la tela, creando nuevas áreas que deban tratarse.
  2. Aplica detergente líquido para la ropa en el área manchada. La mayoría de los detergentes líquidos para lavar ropa pueden eliminar la grasa, pero para las manchas difíciles, es posible que deba probar un detergente líquido para platos. Pon suficiente en la mancha para que empape ambos lados de la tela.
  3. Permite que el líquido repose durante al menos 3 a 5 minutos. Esto permitirá que se filtre completamente a través de la tela. A medida que penetra en la tela, comenzará a desprender la grasa. Puedes dejarlo reposar por hasta 10 minutos, pero no dejes que el área se seque.
  4. Revisa las etiquetas de la ropa para determinar qué temperatura del agua usar. Lava utilizando agua a la temperatura más segura para la tela. Cuanto más caliente sea el agua, más fácil será limpiar completamente el aceite.
  5. Después del lavado, verifica que la mancha se elimine antes de secar la ropa. Si todavía queda alguna pista de la mancha, repite los pasos anteriores.
  6. Permite que la ropa se seque al aire para asegurarse de que no haya indicios de una mancha o anillo oscuro en el área. Si no lo hay, la ropa puede secar de forma segura. Si queda alguna mancha, deberá repetir los pasos anteriores.

Método para manchas de aceite más difíciles

Para las manchas más difícil el secreto es la adsorción. Por lo tanto la mejor herramienta que puedes utilizar es un polvo para absorber el exceso de grasa y aceite. Una vez que haz tratado la prenda con este tipo de polvo continua el lavado de la siguiente forma:

 

quitar manchas de aceite de la ropa

 

  • Antes de meter tu ropa en la lavadora, aplica una pequeña cantidad de detergente líquido, o detergente en polvo mezclado en una pasta con agua, sobre la mancha y deje actuar durante 30 minutos antes de enjuagar.
  • Enjuaga la mezcla y lave la prenda en la lavadora o a mano, si lo prefieres. Puedes usar detergente de manera normal, pero ten cuidado con la temperatura, ya que las manchas de grasa y aceite pueden empeorar con el calor. Se recomienda 30 a 40 °C.
  • Finalmente, cuando saques tu ropa de la máquina, revísela rápidamente antes de secarla. Si la mancha aún está presente, repite el proceso una vez más mientras la ropa aún está húmeda. Solo seca la ropa una vez que estés seguro de que la mancha se ha ido e intenta secarla de forma natural, ya que el uso de una secadora calentará tu ropa y podría hacer que cualquier mancha residual que haya permanecido, sea aún más difícil de eliminar.

Las manchas de grasa y aceite siempre pueden aparecer en nuestra ropa, no importa cuán cuidadosos seamos. Pero, como acabas de aprender estas pueden abordarse rápida y fácilmente.

Ya lo sabes, la próxima vez que salgas en un paseo familiar en bicicleta, o disfrutes de una hamburguesa jugosa, no te preocupes si ocurre algún desastre y sigue los consejos que te acabamos de ofrecer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here