La Programación y Unidad Didáctica en Cataluña

CÓMO ENSEÑAR. FORMA DE PLANIFICAR. CUANDO ENSEÑAR. ACTIVIDADES. EVALUACIÓN. CURRÍCULO.

Desde hace ya algunos años las oposiciones de profesorado de secundaria o de maestros incluyen muchos más aspectos de la realidad de aula que no conocerse un temario específico de la especialidad por la que se opta. Los docentes en activo debemos tener el conocimiento de la materia, pero también debemos dominar las técnicas educativas y metodológicas para planificar y evaluar procesos de enseñanza-aprendizaje.

Y no hay que olvidarse de la normativa curricular vigente ya que serán el marco en la elaboración de las programaciones didácticas garantizando una optimización del tiempo, de los recursos y de las potencialidades del entorno y del alumnado. Además no debemos olvidar la visión competencial, con perspectiva de género e inclusiva en la educación del siglo XXI. Y todos estos ámbitos se ven reflejados en las programaciones didácticas que preparamos en los centros educativos. En consecuencia, la creación de unas unidades didácticas y de su conjunto deben demostrar que el opositor conoce la educación actual.

Es por ello que actualmente una de las fases de la oposición consiste en la presentación y defensa pública de una programación didáctica y en la preparación y exposición oral de una unidad didáctica, relacionada con la programación presentada o elaborada a partir del temario oficial de la especialidad.

Por tanto, se puede comprobar que la preparación de una programación didáctica es primordial para poder aprobar el proceso de oposición. Pero, ¿qué tenemos que demostrar en ella?

• La programación debe demostrar que el aspirante tiene la competencia científica (el saber), pero, además, debe ser experto en el campo profesional de la especialidad docente.

• La programación debe demostrar que el aspirante tiene la competencia pedagógica (el saber hacer), es decir, tiene la capacidad para vincular el saber con la acción educativa. Debe ser capaz de establecer metodologías y situaciones de aprendizaje que permitan desarrollar en el alumnado las capacidades de iniciativa, autonomía, responsabilidad, trabajo en equipo, resolución de problemas, relaciones interpersonales y organización del trabajo.

• La programación debe demostrar que el aspirante tiene la competencia social (el saber estar), es decir, tiene las habilidades para el trabajo en equipo y la coordinación con agentes externos al centro y el interés en procesos de innovación y de investigación educativa.

Indicados estos principios generales podemos analizar los criterios de valoración de los tribunales en referencia a la programación didáctica:

• La adecuación de la programación a la enseñanza y al nivel educativo. Es un aspecto fundamental ya que al confeccionarla debemos conocer muy bien aquella enseñanza y las relaciones que establecen con los cursos/módulos/etc. anteriores y posteriores.

• La coherencia entre todos los elementos de la programación y las evidencias de análisis de la acción docente en el aula. En muchas ocasiones aparecen inconnexiones entre los elementos presentes, especialmente entre los objetivos de aprendizaje, las competencias a adquirir y los instrumentos de evaluación.

• La estructura organizada de la programación en unidades didácticas o el trabajo por proyectos. Debe vigilarse una distribución equitativa temporal en los tres trimestres del curso, teniendo en cuenta que en muchas ocasiones, existen trabajos globales o proyectos durante el curso.

• La adecuación de las estrategias metodológicas y de organización. Constituye el eje básico de la programación.

• La diversidad y adecuación de los recursos pedagógicos y de los medios tecnológicos en la actividad docente de aula. El uso de las TAC es una herramienta fundamental en la actividad docente diaria. Por tanto, debe impregnar las actividades de aula propuestas.

• En las programaciones didácticas de la ESO los elementos anteriores deben relacionarse con las competencias, dimensiones, contenidos clave, contenidos curriculares, objetivos de aprendizaje, criterios e instrumentos de evaluación, y los ámbitos transversales (digital y personal y social), sin olvidar las estrategias para la atención educativa al alumnado en el marco de un sistema educativo inclusivo.

Y dentro de cada unidad didáctica, ¿cuáles son los aspectos primordiales para los tribunales?:

• El planteamiento de los objetivos didácticos están formulados adecuadamente y son coherentes con los objetivos de la enseñanza y con los contenidos, actividades de enseñanza-aprendizaje, evaluación y competencias a adquirir.

• La descripción de las competencias básicas y de ámbito que se abordan es amplia y aparece la justificación de su trabajo y logro.

• La concreción de los contenidos curriculares y contenidos clave está indicada así como su relación con los criterios de evaluación, objetivos de aprendizaje y competencias (básicas, de área y transversales).

• La selección de actividades es adecuada y coherente con la metodología propuesta en la programación. Estas actividades han de ser motivadoras, innovadoras, variadas, graduadas en dificultad y accesibles para la mayoría de los alumnos.

• La intervención didáctica planteada en las unidades es adecuada a las características del grupo y atención a las necesidades individuales de los alumnos.

• La secuenciación en el desarrollo de las diversas actividades es coherente y progresiva en dificultad.

• La enumeración de los recursos didácticos empleados es adecuada y se describen los materiales que se utilizan. Además se presentan, de manera justificada, referencias bibliográficas y se destaca su importancia.

• La descripción de la evaluación del alumnado con todos sus elementos es variada y adecuada a todo los perfiles de estudiantes y es coherente con los objetivos de la enseñanza. Se proponen instrumentos de evaluación y se definen claramente los criterios de calificación.

• La aparición de mecanismos de propuesta de mejora en los indicadores de evaluación aparece como mecanismo de revisión didáctica.

• La estructura de actividades de evaluación es diversificada y permite recoger evidencias del grado de consecución de los resultados de aprendizaje / objetivos.

• El planteamiento de diferentes momentos y procedimientos para la evaluación está ampliamente descrito y presenta formas de recuperación y revisión de los aprendizajes de los alumnos.

• La presentación de medidas de refuerzo y de atención a la diversidad aparece de forma destacable. Se plantean actividades o pautas concretas relacionadas con la atención a la diversidad y se justifican tanto en el ámbito organizativo, como curricular y didáctico.

• La utilización de tecnologías de la información y la comunicación (TAC) impregna las unidades didácticas.

• La presentación de evidencias de la calidad de la propuesta didáctica para la acción docente en el aula y de la mejora de la práctica docente.

• La exposición de un marco teórico de referencia con autores de renombre donde se enmarque la filosofía de la programación.

Tanto la programación didáctica como las unidades didácticas son la base escrita de los documentos que se deberán defender ante un tribunal en sesión pública. Pero, ¿cuáles son los aspectos básicos de nuestra programación a transmitir durante esta exposición?

• La descripción del contexto del centro y del grupo de alumnos. Se debe identificar el entorno más cercano, el centro y sus características, así como los recursos que se utilizarán; el grupo de alumnos y sus particularidades. Conviene citar algunas referencias normativas, de ámbito nacional y autonómico, destacadas.

• La contribución de la materia/módulo/… a la adquisición de las competencias y la justificación con la normativa establecida.

• La relación de los objetivos de etapa o de la enseñanza o del módulo. Se describen algunos de los objetivos y se cita la normativa donde aparecen.

• La descripción de los principales contenidos (incluyendo las peculiaridades de la comunidad, contenidos interdisciplinares, etc.), mencionando los bloques a los que pertenecen y la justificación con la normativa.

• La fundamentación metodológica de algunas de las propuestas didácticas. Es conveniente describir los diferentes tipos de actividades, con ejemplos, y relacionarlas con los elementos curriculares descritos.

• La secuencia de los elementos curriculares en unidades didácticas y su temporización, justificándolo todo adecuadamente.

• La justificación de los anexos que complementan el desarrollo de la programación, indicando su importancia y su relación con la programación.

• La exposición de un marco teórico de referencia con autores de renombre donde se enmarca la filosofía de la programación.

En la exposición de la unidad didáctica se han de enfatizar los siguientes aspectos:

• Las competencias que se desarrollan

• Las dimensiones

• Los contenidos clave

• Los contenidos curriculares

• Los objetivos de aprendizaje

• Las actividades de enseñanza y de aprendizaje y los aspectos organizativos y metodológicos básicos

• Los criterios y los instrumentos de evaluación

• La relación con los ámbitos transversales (digital y personal y social)

• Las conexiones con otras áreas

• Las estrategias para la atención educativa al alumnado en el marco de un sistema educativo inclusivo, referidas a las actividades de enseñanza-aprendizaje

• Las actuaciones en relación a la orientación educativa

A lo largo del artículo se han indicado los aspectos básicos que cualquier aspirante ha de incluir en su programación didáctica, pero no hemos de olvidarnos de un referente esencial tal y como indican Ignacio Estrada y Rita Dunn “Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende”. Esta cita nos debe hacer reflexionar ya que debemos expresar la observación, la escucha, la percepción del grupo-clase sin etiquetas previas sin juicios determinados con anterioridad. A partir de estas premisas comienza la construcción del aprendizaje entendido como un espacio común de crecimiento, de desarrollo, de evolución y de empoderamiento.

Por último indicar la cita de Aristóteles que resume la concepción de la educación del siglo XXI y que tanto tiempo ha estado olvidada: “Educar la mente sin educar el corazón no es educación en absoluto”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here