Remedios caseros para quitar las durezas de los pies • Los trucos más eficaces

Durezas en los pies

Todos alguna vez hemos experimentado la horrible experiencia de tener durezas en los pies. Claro, la diferencia es que algunos casos son más complicados que otros. Este es un problema muy concurrente y además de ser poco estético, puede causar molestias y dolores.

Las durezas, conocidas también como callos, suelen aparecer de un momento a otro. Sobre todo, en la época de verano, cuando el calor está a tope y nuestro pie está más expuesto a la fricción y a las altas temperaturas.

No es una enfermedad, ni mucho menos algo peligroso, pero vaya que puede ser molesto. Por fortuna, existen muchas maneras de lidiar con este problema. Sin embargo, hay que saber cómo tratarlo.

Lo ideal es con remedios caseros. De esta forma, te ahorrarás mucho dinero y tendrás los mismos resultados que con tratamientos profesionales. Por eso, este artículo es para mostrar cuáles son estas soluciones y algunos detalles sobre este problema en los pies.

¿Por qué salen las durezas en los pies?

Antes de comenzar con el tutorial de los remedios caseros, primero es importante comprender la razón del problema. ¿Por qué salen estas durezas en los pies? Son muchas las razones, pero a continuación te dejamos las más comunes:

Roce constante: la razón principal por la que aparecen estos callos, es por el constante roce que se da entre alguna superficie sólida y ciertas zonas del pie, como por ejemplo los dedos o la planta.

Calzados apretados: el uso inadecuado de los calzados, también ocasionan durezas en los pies en gran medida. Por eso nunca es recomendable utilizar zapatillas que queden apretadas o que, de una u otra forma, incomoden. Al tener el pie apretado dentro del zapato, se empezará a formar una herida, que a la postre, termina convirtiéndose en un callo.

Suelo caliente: en el verano o en un día cualquiera con el sol a toda marcha, hay que tener mucho cuidado del suelo. Cuando hay época soleada, el suelo puede llegar a temperaturas muy altas y si no nos mantenemos al margen y con cuidado, la calentura puede ocasionar rosetas en los pies que luego se convierten en durezas.

¿Cuáles son los remedios caseros para eliminar las durezas?

Hay muchas formas de hacer desaparecer estas indeseables durezas en los pies. Los remedios caseros son los más eficaces y desde luego, los más baratos. A continuación, te dejaremos con algunos de los más conocidos y los que mejores resultados ofrecen.

Piedra Pómez

Sin duda, el método de la Piedra Pómez es el más conocido y antiguo que existe. Pero también es cierto que es uno de los más efectivos para eliminar callosidades.

Piedra Pomez

 

Esta es una piedra grisácea con poros, que, al frotarse con la zona afectada, va eliminando poco a poco el problema. Su eficacia se debe a sus propiedades y puedes conseguir esta herramienta en cualquier tienda de estética del mundo.

Para usarla, solo debes meter los pies en agua tibia por unos 15 minutos aproximadamente y luego, cuando los saques, pasas la piedra frotándola con una fuerza moderada y en movimientos circulares. De este modo se elimina la piel muerta. Realiza este proceso dos veces por semana y en un mes, ya deberías estar librado del problema.

Bicarbonato

El método del bicarbonato es otro de los truquillos caseros para eliminar las durezas. La aplicación es muy sencilla. Solo deberás disolver 3 cucharadas de bicarbonato en una bañera o recipiente medianamente grande con agua tibia.

Bicarbonato con agua

 

Luego, coloca los pies allí durante una hora entera. De este modo, la piel dura se ablandará y será mucha más fácil removerla. Incluso, podrás quitarla con tus propias manos. Es un método bastante eficaz.

Aspirinas trituradas

Aunque no lo creas, las aspirinas sirven a la perfección para eliminar las durezas. Pero no, no tienes que tomarlas, así que no te preocupes.

Aspirinas trituradas

 

El truco con las aspirinas es triturarlas. Toma 3 o 4 tabletas y písalas hasta que queden echas polvo. Después, solo añade agua, hasta que se forme una especie de mezcla pastosa. Añade eso a las zonas afectadas y mantenlo por media hora. Luego, enjuaga bien el pie y remueve con una lima.

Limón

El zumo de limón es la herramienta ideal para cualquier tipo de problemas que tengan que ver con la piel. Las propiedades cítricas del limón sirven para eliminar impurezas de todo tipo.

Limon para callos

 

En este caso, tendrás que exprimir cuantos limones consideres necesarios y luego, tomar el zumo y colocarlo con un algodón en la zona con dureza. Deberás dejar que esto haga efecto toda la noche. Al otro día, notarás que los callos están tan blandos que se irán cayendo solos.

Ajo

La lista cierra con el ajo. Y sí, aunque el olor sea muy fuerte y en algunos casos inaguantable, las propiedades que tiene el ajo, son las idóneas para acabar con tu problema.

Ajo para los callos

 

Deberás pelar y triturar de 3 a 5 dientes de ajo. Luego, añade en un recipiente junto con aceite de oliva, para formar una sustancia pastosa. Esa mezcla la deberás echar en las partes afectadas de tu pie y luego, tapar con alguna venda. Tras media hora, remueve la venda y lo más probable es que el callo también sea removido instantáneamente.

Con estos consejos y trucos caseros, ya no tendrás excusas para eliminar las durezas de los pies y no tendrás que soportar más esa molesta al caminar o esos dolores a medianoche. Aprovecha esta información y mejora tu calidad de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here