Kiko Matamoros durísimo contra el musical de Rocío Carrasco en honor a Rocío Jurado

Rocío Carrasco puso en marcha su plan para salir de su declive económico al retomar el musical ‘Que no daría yo por ser Rocío Jurado’. El espectáculo tuvo su estreno este sábado pasado, en el Auditorio de Boadilla del Monte de la cuidad de Madrid.

Al magno evento, asistió Kiko Matamoros junto a su actual pareja, la modelo Marta López Álamo. Luego de terminar su trabajo en Sálvame, el colaborador madrileño se apersonó en el auditorio para cumplir con su compromiso laboral como crítico y llevarlo a Sábado Deluxe.

La dureza de sus críticas

“He salido pensando si la figura de Rocío Jurado se merece esto”, han lanzado el tertuliano a quien le pareció un desastre el musical en homenaje a la más grande.

Sobre la actuación de Anabel Dueñas, la protagonista del espectáculo, expresó: “No tiene capacidad para soportar el peso de tratar de imitar a Rocío Jurado, tiene el tempo de las canciones ralentizado porque esta chica no llega. Chilla como un gato pisado“, analizó el colaborador.

Pero no solo la voz fue objeto de su juicio hacia Anabel, también se pronunció sobre su manera de bailar. “La chica baila como una belga borracha en Torremolinos”, e incluso llegó a decir que Rocío Mohedano, de seguro, lo habría hecho mejor.

Además, el madrileño de 63 años dijo que el espectáculo “es verdaderamente pobre” y lo ha calificado como una fiestecilla de chicos de escuela, a nivel de bachillerato. “Ha sido como una fiesta de fin de curso de bachillerato, de ese nivel. Se llena el escenario con ocho vestidos de Rocío Jurado y hay tres músicos arrinconados”, valoró.

Otros rostro conocidos 

Al musical en honor a Rocío Jurado, asistieron Carmen Borrego y Teleru Campos, sin la compañía de su querida madre, María Teresa Campos.

¡Comparte con tus amigos!:

¿Que te ha parecido? ¡Cuéntanos!