¿Cómo hacer aceite de romero? • Receta casera y funcional

Aceite de romero listo

Pocas sustancias son tan útiles como el aceite de romero. Este es un líquido que sirve como calmante respiratorio, aliviador de dolores, embellecedor capilar, crema para la piel y mucho más. Increíble, ¿no? Todo lo que puede lograr una esencia de romero.

Los aceites esenciales como este, son sustancias que, en general se encuentran ubicadas en el interior de los tejidos de algunas plantas y vegetales. Estamos hablando entonces de sustancias completamente naturales.

Aceite de romero casero

 

El aceite de romero lo puedes encontrar en cualquier herboristería o incluso, en alguna que otra farmacia. Sin embargo, desde ya te adelantamos que puede ser un poco caro.

Es por eso que la mejor opción es fabricarlo nosotros mismos. Además, al ser casero, tendrá el doble de efectividad. Y desde luego, saldrá mucho más económico. En este artículo, te mostraremos los pasos para hacer aceite de romero y aplicarlo en diferentes situaciones.

¿Qué propiedades posee el aceite de romero?

Antes de entrar de lleno en el tutorial, primero nos detendremos un momento para explicar cuáles son las propiedades en concreto que tiene este tipo de sustancia. De esta forma, sabrás explícitamente para qué sirve y cómo lo podrás usar según sea tu caso.

  • Es antioxidante, previniendo el envejecimiento de las células.
  • Efectos analgésicos, calmantes y antiinflamatorios, por lo cual ayuda a aliviar el dolor moretones, golpes en las piernas y pues y dolores menstruales.
  • Ayuda a mejorar la salud bucal, previniendo las bacterias y alejando el mal aliento.
  • Embellece el cabello, fortaleciendo el cuero cabelludo y evitando la pérdida de pelo. Además, combate contra la caspa y la grasa capilar.
  • Ayuda a la óptima hidratación de la piel, para acabar con la celulitis. También sirve para aliviar quemaduras y prevenir el envejecimiento.
  • Beneficios respiratorios, ayudando a abrir los túneles nasales y mejorando la respiración en gran medida.
  • Perfecto para utilizar en la cocina y hacer de tus comidas mucho más saludables.

¿Cómo hacer el aceite de romero?

Bien, ahora sí es momento de comenzar con el tutorial de la preparación. Ten en cuenta que esta es la receta tradicional y la más sencilla y rápida que existe. Así que vamos a allá.

Ingredientes/materiales

  • Envase de vidrio, del tamaño de la proporción que quieras preparar (preferiblemente con tapa)
  • Romero
  • Aceita de Oliva extra virgen

Preparación

Si ya tienes todos los ingredientes, tan solo deberás seguir estos 5 pasos que te mostraremos a continuación y obtendrás un aceite de romero especial.

  1. Toma el romero y lávalo bien. Espera a que se seque completamente y colócalo todo en el recipiente.
  2. Ahora, añade el aceite de oliva al recipiente, hasta que notes que todo el romero esté cubierto.
  3. Coloca la tapa del recipiente y deja que se conserve en un lugar preferiblemente oscuro, sin ningún tipo de luz natural o artificial. Este proceso debe durar al menos 3 semanas.
  4. Cada día, ve hacia el lugar donde lo dejaste y agita el recipiente.
  5. Por último, cuando hayan pasado las 3 semanas, saca el aceite del recipiente y cuélalo.

Aceite de romero listo

Una vez que hayas cumplido con estos pasos, tendrás listo tu aceite de romero para usarlo como mejor te convenga. Es importante que no te saltes ningunos de los procesos explicados, porque de lo contrario, tendrás un resultado erróneo y perderás tu tiempo.

¿Qué alternativa puedo usar si no tengo aceite de oliva?

El aceite de romero es una sustancia que puede prepararse con distintos aceites vegetales naturales. Una alternativa muy útil y fácil de conseguir, en caso de que no tengas aceite de oliva, es el aceite de almendras.

Desde luego, no es la única alternativa. En un supuesto caso de que tampoco consigas aceite de oliva ni aceite de almendras, también se recomienda utilizar aceite de coco, que tiene las mismas propiedades.

En ambos casos, los ingredientes y materiales y el método de preparación, es el mismo que explicamos anteriormente, solo que, en lugar del aceite de oliva, se agregan los sustitutos mencionados.

¡Comparte con tus amigos!:

¿Que te ha parecido? ¡Cuéntanos!