Desenlace INESPERADO en el encuentro entre Hugo y Adara!

El búnker fue el escenario donde el programa de la joven mujer mostró un video con un repaso de la hermosa relación que tuvo con Gianmarco en Guadalix de la Sierra, imágenes de risas, gestos de amor y mucha compasión. «No puedo controlar mis sentimientos«, expresaba Adara, que reiteraba su necesidad de hablar con Hugo tras abandonar el concurso y pedirle tiempo para aclarar su complicada situación.

Luego fue anunciado como visitante y vio a Gianmarco a través de una pantalla. Una amplia sonrisa cubrió su rostro, pero el gesto lo cambió radicalmente cuando vio que Hugo Sierra también estaba en otra habitación. «¡Joder! ¡Madre mía, madre mía, Jordi! Esto es muy fuerte para mí«, ha acertado a decir al borde de la histeria y visiblemente nerviosa. Finalmente eligió ver primero a la que ha sido su pareja los últimos años.

Hugo y Adara: tensión y beso final

Un tierno abrazo ha sido la primera reacción de ambos. «Quería darte un abrazo, decirte algunas cosas. No vengo a reprocharte nada, a echarte en cara nada. Hay muchas cosas que me han dolido, pero ya las hablaremos afuera. Creo que merecemos una conversación afuera tranquilos. Es una pena venir en esta situación porque yo soñaba otra cosa. Hice siempre fuerza con lo que me dijiste en el aeropuerto de no creer nada de lo que te digan y te defendí siempre», dijo un Hugo visiblemente nervioso, que sabía que era su gran oportunidad de cambiar la situación.

«Lo sé y te lo agradezco. Esto ha sido sin querer», replicó ella. «Hasta que pasaron esas cosas te valoré muchísimo y te extrañé un montón. Quédate tranquila, sigue tu concurso, has patinado, has hecho cosas que no se pueden. Pero has sido la protagonista de este concurso, espero que te quedes aquí. Si tú quieres hablamos las cosas, no estoy enojado, estoy dolido y decepcionado. No te puedo decir que te dejé de amar«, argumentó el ex jugador de baloncesto, que siempre estaba poniendo bellas palabras.

«Me duelen más otras cosas. Se oye todo, y hay cosas íntimas nuestras. Esas cosas me duelen más que lo otro. Lo otro es secundario, pero yo no me merezco esas cosas. No sé lo que pasará con nosotros, sé que te amo, que estoy dolido, pero no sé qué va a pasar«, volvió a expresar Hugo ganando terreno frente a Gianmarco.

«Siento que hay cosas muy básicas que se necesitan y que una persona no se puede forzar a sentir«, contestó Adara, poniendo una barrera intentando evitar lo que finalmente pasó: el beso entre ambos. Un monumental beso que se repitió apenas unos segundos después y que dejó a Gianmarco con el deseo de abandonar corriendo el lugar, incapaz de entender lo que estaba ocurriendo.

¡Comparte con tus amigos!:

¿Que te ha parecido? ¡Cuéntanos!