GH Revolution: ¡2 años de cárcel piden para José María! por Caso Carlota Prado

El fiscal del Miniterio Público también reclama 6,000 euros a la productora del programa por los daños causados ​​como resultado de la exposición de las imágenes grabadas a la víctima.

Sentencia de prisión

La Fiscalía de Madrid ha solicitado a José María López Pérez, ex concursante de “GH Revolution”, dos años y medio de prisión por un delito de abuso sexual cometido en noviembre de 2017 en el programa de televisión. El representante del Ministerio Público también reclama al acusado una indemnización de 6.000 euros por el daño moral causado a la víctima, Carlota Prado, la misma cantidad que la productora del programa por haber mostrado las imágenes de los presuntos abusos a la mañana siguiente, cuando estaba “sola y sin más compañía”.

Mediaset ha cancelado GH Revolution

En su acusación, la fiscalía señala que López perpetró este presunto abuso “al conocer el estado de semi conciencia” en el que la joven fue encontrada por tomar bebidas alcohólicas. “Débilmente”, dijo, “no puedo”, también levantando la mano dos veces, “como para decirle que se detenga”. Pero López continuó: le pidió que abriera los ojos varias veces mientras estaba quieta y cuando se le preguntó cómo estaba, Prado “solo” logró responder que se quitara”, momento en que aquélla se giró quedando de espaldas al acusado”, explica el fiscal.

Sospechando un presunto caso de abuso sexual, la primera reacción de la productora de “Gran Hermano”, Zeppelin TV, fue silenciarlo. “Carlota, este tema, para José María y para ti, por el bien de los dos, no deberías irte de aquí”, dijo la voz del ‘Super’ al día siguiente. Las imágenes se mostraron a la joven a la mañana siguiente en una habitación aislada, llamada Confesionario de la casa de Gran Hermano, “lo que provocó un aumento de problemas y los trastornos del estado de ánimo a medida que ocurrían los acontecimientos que sufrió horas antes”.

Relatos de como fue este caso

La fiscalía relata a partir de las 20.00 horas el 3 de noviembre de 2017, cuando se organizó una fiesta dentro de la casa “en la que el programa proporcionó bebidas alcohólicas a los concursantes“. La fiscalía señala que uno de los participantes era Prado, “con quien el acusado había comenzado una relación 50 días antes“. Como explica en sus escritos, la joven, que durante la fiesta había comido alimentos “raros”, “alcanzó un estado de intoxicación que se acentuó y destacó a medianoche”.

Alrededor de la una y media de la mañana del día 4 de noviembre, cuando ambos estaban en la habitación que ocupaban, López, “que ya se había quitado los pantalones“, luego ayudó a Prado a quitarse los zapatos y ponerse a la cama. En ese momento, según la Fiscalía, la joven se quedó con “toda” su ropa. Luego el acusado se fue a la cama mientras la joven permanecía en silencio, “acostada y con los ojos cerrados, haciendo movimientos lentos y pesados, debido a su condición”.

A pesar de esto, López, “guiado por un estado de ánimo y conociendo el estado de semiconciencia en el que se encontraba Prado, aprovechando esta circunstancia, comenzó a hacer movimientos de claro contenido sexual bajo el edredón“. presionó su cuerpo contra el de la joven “para satisfacer su deseo sexual” y después cubrise ambos con un edredón “, continuó haciendo toques, roces y movimientos de contenido sexual, despojando a la víctima de su vestido, liberándola de su ropa interior y quitándole el sujetador, incluso en estado de inconsciencia ”.

Alrededor de la 1:40 horas, la joven destapó su rostro y un brazo “dejándola ver su estado inerte”, lo que provocó la intervención de uno de los miembros del programa responsable de ver la grabación“, que hasta entonces no estaba en condiciones de saber qué estaba pasando, ya que el acusado había usado el edredón para cubrirse él y a Carlota”. Después de que se presentó la acusación, ahora se ha fijado una fecha para juicio correspondiente.

¡Comparte con tus amigos!:

¿Que te ha parecido? ¡Cuéntanos!