¿Adelgazar sin hacer nada? ¡Estas proteínas imitan el ejercicio!

Adelgazar sin moverse

¿Qué pasaría si pudieras disfrutar de muchos de los beneficios del ejercicio diario sin mover los músculos de tu cuerpo?

El arranque del nuevo año trae consigo un denominador común: unos cuantos kilos de más que hemos engordado en las últimas semanas (entre tres y cinco de media) y de los que deseamos desprendernos rápidamente. El 39% de los españoles dicen que en Navidad no tienen en consideración el factor salud de los productos que compran y que el cuerpo de forma natural pasa factura. Según un estudio de Aecoc Shopperview sobre los hábitos de compra, el 27% de los encuestados se pone a dieta después de las fiestas navideñas y el 31% regresa al gimnasio. Por supuesto que queremos estar en forma, pero ¿qué pasaría si pudieras aprovechar muchos de los efectos beneficiosos del ejercicio sin mover un músculo?

Un tipo de proteína natural llamada Sestrina podría emular los efectos metabólicos del buen ejercicio, según un nuevo informe publicado en la revista Nature. Sin embargo, hasta ahora sólo se han alcanzado resultados en ratones y moscas de la fruta.

La ‘píldora de ejercicio instantánea’ para los seres humanos todavía está muy lejos de llegar a la población, así que no le dé la espalda al gimnasio todavía, pero los nuevos hallazgos podrían ser el primer paso de una futura investigación que podría ayudar a las personas con discapacidad física o lesionadas a mantenerse en forma. Y sí, el resto de la población también.

Las proteínas naturales llamadas Sestrins pueden imitar los efectos metabólicos de un buen ejercicio.

Durante los ensayos de la Universidad de Michigan se encontró que la supresión de las Sestrins en los sujetos del estudio anterior tuvo un impacto negativo en su eficacia, pero al aumentar los niveles consiguieron algunos de los beneficios del ejercicio sin hacerlo. “La regulación positiva de las Sestrin imita los efectos moleculares y fisiológicos del ejercicio, lo que sugiere que podría ser un efecto importante del metabolismo del movimiento”, señaló el informe.

Experimento con moscas y ratones

Adelgazar sin moverse Ratones

El equipo empezó con moscas Drosophila y creó una cinta de correr temporal para insectos en el laboratorio. Compararon los insectos caminantes y voladores (criados de manera que no tenían la capacidad de producir Sestrin) y también observaron un grupo normal de moscas. Este último grupo experimentó una mejora de la resistencia y un aumento de la capacidad de vuelo después de tres semanas de entrenamiento, pero estas mejoras no se observaron en los que no produjeron estrías. Además, los investigadores observaron que en las moscas con sobreexpresión de Sestrin, sus habilidades excedieron las del grupo de control, incluso cuando no se movían.

Los efectos también parecen extenderse más allá de la resistencia: El experimento en ratones mostró que los animales sin Sestrin no recibieron el mismo aumento de la capacidad aeróbica, de la respiración y de la quema de grasa que se asocia generalmente con el entrenamiento.

Hasta ahora, los resultados sólo se han obtenido en ratones y moscas, pero éste es el primer paso hacia la investigación en este campo.

Otro estudio, publicado en la misma revista y también realizado con ratones, relaciona la sobreexpresión de Sestrin con el control de la atrofia muscular, por lo que los tratamientos con Sestrin podrían utilizarse para proteger, por ejemplo, las extremidades rotas que han sido inmovilizadas.

Los investigadores dicen que estos resultados también podrían ser útiles para el cuidado de los ancianos, ya que ofrecen los mismos beneficios a los ancianos que no son tan móviles como antes, como si fueran al gimnasio dos veces a la semana.

Por supuesto, todavía no hay pruebas de que ninguno de estos efectos se pueda reproducir en los humanos, aunque se ha demostrado que nuestros músculos producen más Sestrin durante el ejercicio, por lo que hay suficiente aquí para justificar una mayor investigación.

También es alentador que durante el estudio se hayan observado los mismos efectos tanto en las moscas como en los ratones, lo que hace más probable que los músculos de otros animales, incluidos los humanos, puedan funcionar de la misma manera. Si este es el caso, se necesita más investigación para estar seguros.

¡Comparte con tus amigos!:

¿Que te ha parecido? ¡Cuéntanos!