Youtuber PRESO con 1 millón de suscriptores ha sido CASTIGADO

Jem-K ha sido enviado al calabozo («el hoyo») por grabar en su canal cómo se fabrica alcohol en prisión

El ya mundialmente conocido youtuber «Jem-K un preso en el mundo real», cuyo nombre e identidad real se desconoce, es un preso hondureño que actualmente está sirviendo una pena de 30 años reducida a 10 años en una prisión federal de los Estados Unidos de América. Causó sensación hace menos de un año por hacerse mundialmente viral en Youtube debido a sus vídeos grabados casi a diario desde dentro de la cárcel. En estos vídeos contaba cómo ya le habían sido arrebatados más de 7 móviles en los últimos años, sin embargo el seguía subiendo vídeos contando sus anécdotas, sus peleas a vida o muerte y la vida y sufrimiento de una prisión. Ya tiene más de 1 millón de suscriptores, y ha empezado a grabar canciones y temas musicales incluso desde su posición de preso:

El motivo por el cuál ha podido mantener y grabar con su móvil es que ahora está en una prisión de mínima seguridad, previa a su puesta en libertad prevista en el próximo año, y de cara a su reinserción los guardias hacen «la lista gorda» con el hecho de que los presos que puedan permitírselo tengan teléfonos móviles.

Jem-K fue encerrado por un robo armado a una joyería

Este youtuber de Honduras está a pocos meses de poder lograr la ansiada libertad, pero hace apenas 1 mes un suceso increíble ha truncado todo, y en unos de sus vídeos en el canal de otro preso amigo, el conocido «chef pitirijas» contaba lo sucedido:

Hubo un incidente con otros presos afroamericanos y los guardias empezaron a revisar sus teléfonos móviles, viendo en estos que dichos presos veían los vídeos de Jem-K. Analizando sus vídeos los guardias vieron que Jem-K tenía un vídeo subido hace varios años en el que enseñaba cómo se fabricaba alcohol desde la cocina de la prisión. Esto infringía totalmente varias normas del complejo y tanto Jem-K como el resto de presos latinos que aparecen en sus vídeos han sido fuertemente castigados siendo mandados al «hoyo».

El hoyo es un módulo de máxima seguridad en el que los presos apenas ven la luz del sol y son levantados a las 3 de la mañana. Pese a llevar más de 40 días en el «hoyo» bajo la cosigna de que debe borrar su canal, Jem-k se ha negado a hacerlo y tanto él como sus compañeros siguen en el calabozo. Esto no les ha desanimado y permanecen subiendo vídeos e incluso haciendo challenges:

Mientras tanto, Jem-K ha mantenido su canal oculto, tal cual ha explicado en este vídeo:

Uno de los eventos más esperados en la comunidad youtube de latinoamérica y España es que este youtuber preso salga de prisión, ya ha prometido una gira por Mexico, ya que muy probablemente será deportado de Estados Unidos si a su salida permanece Donald Trump en el Gobierno.

¡Comparte con tus amigos!:

¿Que te ha parecido? ¡Cuéntanos!