La Guardia Civil revela los límites de velocidad que puedes sobrepasar sin ser multado

GC Radar Portada

La pregunta que surge a menudo en diferentes contextos es: ¿a cuánto me multaron los radares? Eso es normal. Todo el mundo, absolutamente todo el mundo, tiene una desviación mínima. Es decir, en carreteras donde la velocidad máxima es de 30 kilómetros por hora, se puede sobrepasar un poco el límite. Incluso en las carreteras a 50 km por hora. Y así sucesivamente. Pero no demasiado, eh. Hay una pena por eso.

La Guardia Civil, en un tweet hecho público por su informe oficial, reveló cuáles son los márgenes de tolerancia del radar y la velocidad a la que se informa en cada tipo de carretera. En las carreteras a 30 y 90 kilómetros por hora, la desviación es de ocho kilómetros. En otras palabras, puedes conducir a los 38 y 98 sin ser penalizado.

En las carreteras en las que se permite circular a 100 km/hora, la desviación es de nueve kilómetros; se pueden superar hasta 10 kilómetros en las de un máximo de 110 kilómetros; y hasta 11 en las autopistas que permiten circular a 120 y 130.

Hay una lógica en todo esto. Cualquier conductor que se precie no siempre puede mirar el cuenta kilómetros. Al contrario. Es más importante vigilar la carretera, pero no conducir a velocidades exorbitantes. Estos márgenes, que son razonables, hacen que la conducción sea más segura. Incluso lo humanizan.

Con este desvío en la cabeza, a partir de esa velocidad en concreto serán sancionados. La cantidad dependerá de la velocidad a la que te fotografíe el radar. En la siguiente tabla puedes ver cuántos puntos y cuánto tendrás que pagar dependiendo del rango de velocidad que excedas.

GC Tabla Velicidad

Las multas, en los casos más graves, pueden ser de hasta 600 euros. Siempre decimos que estamos conduciendo en una autopista. En ese caso, si se supera la velocidad máxima de 150 kilómetros por hora, la penalización será de 100 euros. Si llegamos a 170, el estatuto de limitaciones sería de 300.

Mucho más, a una velocidad prohibitiva, a 180, la pena sería de 400 euros. Si llegamos a 190, desde 500 euros. Y, si vamos a 191, tendríamos que pagar 600 euros.

Eso también significaría una pérdida de puntos. Dos por 170, cuatro por 180, seis por 190 y seis – incluso – si vamos a más de 191 kilómetros por hora.

Muchos usuarios opinan que la causa es esta: La razón es la calibración de los velocímetros: hay márgenes de error. En caso de no dar ese margen, se encontrarían con recursos vía administrativa y contenciosa que, probablemente perdería la DGT.

¡Comparte con tus amigos!:

¿Que te ha parecido? ¡Cuéntanos!