¡Descubre los secretos de las distintas escuelas de Pilates y cómo aplicarlas en tu entrenamiento!





Pilates y sus variantes

Introducción

El pilates es una disciplina que se ha popularizado mucho en los últimos años. Se trata de un conjunto de ejercicios físicos que se realizan de forma controlada y que tienen como objetivo mejorar la flexibilidad, la fuerza y la resistencia de nuestro cuerpo. Aunque el pilates tiene sus raíces en el siglo XX, hoy en día existen muchas variantes y escuelas diferentes que han evolucionado a partir de la técnica original.

Las distintas escuelas de pilates

Pilates clásico

El pilates clásico es la forma original de la disciplina, tal y como fue desarrollada por su creador, Joseph Pilates. Este tipo de pilates se centra en el control mental y la respiración para llevar a cabo los ejercicios. Además, se enfoca en seis principios básicos: la concentración, el control, el centro de energía, la fluidez en el movimiento, la precisión, y la respiración. Uno de los puntos fuertes de este tipo de pilates es que se utiliza poco o ningún equipo, lo que lo hace perfecto para aquellos que quieren practicarlo en casa.

Pilates de máquinas

El pilates de máquinas añade una capa extra de dificultad a los ejercicios clásicos. En lugar de hacerlos en el suelo, se trabajan con diferentes aparatos, como la silla de pilates o la reformer, que permiten una mayor variedad y precisión de movimientos. De esta forma, el pilates de máquinas requiere de un instruido adicional y una inversión en equipamiento, pero también ofrece una mayor intensidad y entrenamiento específico para grupos musculares específicos.

Power Pilates

El Power Pilates es una variante más dinámica y energética del pilates clásico. Este tipo de pilates se enfoca en movimientos rápidos e intensos, lo que ayuda a quemar más calorías y a aumentar la resistencia cardiovascular. Uno de los principales objetivos del Power Pilates es poner a prueba la fuerza muscular y las capacidades de resistencia. Por esta razón, es más recomendado para aquellos que tienen experiencia previa en pilates o que estén acostumbrados a realizar ejercicios de alta intensidad.

Las variantes del pilates

Además de las distintas escuelas de pilates, existen también muchas variantes de la disciplina que se han adaptado a diferentes necesidades y preferencias. Algunas de las variantes más populares del pilates incluyen:

  • Pilates aéreo: una versión del pilates en la que se utilizan telas y arneses para realizar ejercicios en suspensión.
  • Pilates yoga: una combinación de pilates y yoga que se centra en el control de la respiración y la postura.
  • Pilates con fitball: una variante que utiliza balones de yoga para aumentar la intensidad y el equilibrio de los ejercicios.
  • Pilates prenatal: un tipo de pilates adaptado a las necesidades específicas de las mujeres embarazadas, que se enfoca en fortalecer los músculos pélvicos y preparar el cuerpo para el parto.

Conclusión

El pilates es una disciplina muy completa que ofrece muchos beneficios para la salud y el bienestar físico. A través de sus distintas escuelas y variantes, es posible adaptar el pilates a nuestras necesidades y preferencias. Ya sea que elijas el pilates clásico, el de máquinas, el Power Pilates o alguna de las muchas variantes disponibles, lo importante es encontrar una forma de practicar pilates que te resulte cómoda y eficaz para alcanzar tus objetivos físicos y emocionales.


Deja un comentario