Descubre la rutina de Pilates para nadadores: fortalece tu cadena posterior con estos simples pasos




Swimming de Pilates: Cómo trabajar tu cadena posterior paso a paso


Si estás buscando una manera efectiva de fortalecer los músculos de tu espalda, glúteos y piernas, probablemente hayas escuchado hablar del swimming de Pilates. Esta técnica de ejercicio es perfecta para aquellos que quieren mejorar su postura y su equilibrio, mientras tonifican los músculos de su cadena posterior.

Beneficios del swimming de Pilates

Antes de adentrarnos en cómo hacer el swimming de Pilates, es importante conocer sus beneficios:

  • Fortalece los músculos de la espalda, glúteos y piernas
  • Mejora la postura
  • Ayuda a prevenir lesiones de espalda
  • Estimula la circulación sanguínea
  • Fomenta la respiración adecuada
  • Aumenta la flexibilidad

Cómo hacer swimming de Pilates

Para hacer el swimming de Pilates, sigue los siguientes pasos:

Paso 1: Acuéstate boca abajo

Comienza acostándote boca abajo con los brazos y piernas extendidos. Mantén los dedos de los pies apuntando hacia abajo y los músculos de las piernas y los glúteos activados.

Paso 2: Levanta los brazos y las piernas

Con los músculos abdominales activados, levanta los brazos y las piernas del suelo de manera simultánea. Mantén los brazos rectos y las palmas de las manos hacia adentro. Levanta las piernas lo más alto que puedas sin tensar la espalda.

Paso 3: Comienza a nadar

Comienza a nadar moviendo los brazos y las piernas de manera alternativa. Imagina que estás nadando en una piscina, y realiza movimientos de brazos y piernas coordinados. Mantén la mirada hacia el suelo durante todo el ejercicio.

Paso 4: Controla la respiración

Controla tu respiración durante todo el ejercicio. Inhala profundamente al levantar los brazos y las piernas y exhala al realizar los movimientos de brazos y piernas.

Conclusión

El swimming de Pilates es un ejercicio efectivo para fortalecer los músculos de la espalda, glúteos y piernas. Además, ayuda a mejorar la postura, prevenir lesiones de espalda, estimular la circulación sanguínea y aumentar la flexibilidad. Si quieres probarlo, sigue estos simples pasos y comienza a ver los resultados en tu cuerpo.


Deja un comentario