ESTELA relata los momentos más dramáticos de su vida junto a Diego Matamoros

Estela Grande, como el resto de compañeros de ‘GH VIP 7’, se ha tenido que enfrentar a la curva de su vida.Un trance duro que tienen que afrontar para que el público los conozca mejor. La esposa de Diego Matamoros dejó su piel viva para contar cada uno de sus temores, las incertidumbres a las que se enfrentaba e incluso relacionadas con el hecho de que sufriera un aborto, uno de los episodios más desagradables de su vida, por supuesto: “He tenido una infancia feliz, comencé a trabajar en el mundo de la moda a los 16 años. Mi abuelo falleció, era la personas más importante en mi vida. Justo en ese momento rompí con mi primer amor y ahí empezó mi inestabilidad emocional. Me porté muy mal con él, era una persona que me quería, que me respetaba y que me cuidaba… Y yo no estuve a la altura, viajaba mucho. Me he sentido responsable toda la vida de haberme portado mal con este chico“, ha seguido explicando.

Cuando cumplió 20 años, la joven se fue a Londres, aunque aún así vino a Madrid a visitar a su familia. Durante una de estas visitas rápidas a la capital, conoció a Diego: “Conocerle marcó un cambio radical en mi vida. Pasé de tener una vida normal a enfrentarme a situaciones que nunca hubiera imaginado“, ha comentado.

Estela ha querido confesar que su relación con el hijo de Kiko Matamoros siempre ha estado marcada por grandes ‘subidas y bajadas’ y que no eran capaces de conseguir una estabilidad sana para sobrellevar una relación de pareja: “Estábamos en puntos diferentes. Yo me enamoré locamente de él y lo quería todo, pero él estaba anclada en una relación anterior y no podía avanzar. Si no has cerrado una puerta con otra persona, no puedes avanzar. Sufrí mucho pero ha merecido la pena”, ha seguido relatando emocionada.

A este problema, se suma otro mucho más importante que terminó de desestabilizarla: “Yo soy muy insegura y, con todo lo que tuvimos, sufrí un aborto. En su momento no le di mucha importancia pero con el paso de los días me di cuenta que, a lo mejor, podría tener problemas en un futuro. Para mí nunca ha sido importante ser madre, no he tenido ese instinto maternal, pero ahora lo tengo clarísimo, quiero ser madre con Diego“, ha asegurado entre lágrimas.

No quiso terminar su declaración sin mencionar los problemas de Diego con su padre y su hermana Laura Matamoros: “La relación es errática, pero los sentimientos no lo son. Sufrió mucho, pero también su familia. Incluso sintió la necesidad de enfatizar su relación con su suegro: “Está haciendo daño a mi marido y, por tanto, también a mi persona. Son un padre y un hijo que se adoran pero no son capaces de pasar página, querer y avanzar. He tenido muy poca relación con él, pero los tres momentos puntuales en lo que nos hemos visto siempre ha sido respetuoso y muy amable. No tengo ningún problema pero sí veo a mi pareja sufrir por culpa de una persona, yo voy a tener un poco de rechazo hacia él”, ha terminado.

De momento, Estela continúa su andadura por Guadalix de la Sierra. ¡La final se acerca!

¡Comparte con tus amigos!:

¿Que te ha parecido? ¡Cuéntanos!