Efectos secundarios de tomar ajo todos los días

Uno de los remedios naturales más usados, y del cual se han comprobado sus efectos beneficiosos, es el ajo. Este es el bulbo de una hierba cultivada en todo el mundo, la cual se relaciona con la cebolla, el puerro y el cebollino. Es muy usado para darle sabor a las comidas y para tratar muchas afecciones relacionadas con el corazón y el sistema sanguíneo. Además, algunas personas lo recomiendan para prevenir el cáncer, tratar la próstata agrandada, prevenir las picaduras de garrapatas, como repelente de mosquitos, para dolores de oído, trastornos menstruales, úlceras estomacales y más.

Pero, alguna vez te preguntaste ¿cuáles son los efectos secundarios de tomar ajo?  A continuación te daremos todo los detalles al respecto para que comiences a consumir el ajo de la forma apropiada y sin preocupaciones.

 

 

¿Cómo funciona el ajo?

El ajo produce una sustancia química llamada alicina, a la cual se le atribuyen todos los beneficios de la planta. Esta sustancia también hace que el ajo tenga su olor característico. Por lo tanto, cuando los productos del ajo envejecen y dejan su olor, también se vuelven menos efectivo.

Lo más recomendado por la medicina alternativa es administrar el ajo por vía oral, sin embargo es importante destacar que no se ha comprobado científicamente el efecto del ajo para algunas afecciones médicas.

A continuación te ofrecemos una lista de sus beneficios comprobados.

¿Cuáles son los beneficios comprobados de tomarlo todos los días?

  • Endurecimiento de las arterias (aterosclerosis). A medida que las personas envejecen, sus arterias tienden a perder su capacidad de estirarse y flexionarse. El ajo parece reducir este efecto.
  • Diabetes. El ajo parece reducir modestamente los niveles de azúcar en la sangre antes de las comidas en personas con o sin diabetes.
  • Colesterol alto. Si bien no todas las investigaciones están de acuerdo, la evidencia más confiable sugiere que tomar ajo puede reducir el colesterol total y las lipoproteínas de baja densidad en una pequeña cantidad en personas con niveles altos de colesterol.
  • Presión arterial alta. En varios pacientes se puedo observar que la presión sanguínea sistólica se reduce entre 7 a 9 mmHg.
  • Cáncer de próstata. Es posible encontrar reportes en China que afirman que los hombres que comen un diente de ajo al día, parecen tener un riesgo 50% menor de desarrollar cáncer de próstata.
  • Picaduras de garrapatas. Las personas que consumen grandes cantidades de ajo durante un período de aproximadamente 8 semanas parecen tener un número reducido de picaduras de garrapatas.
  • Tiña y pie de atleta. La aplicación de un gel que contiene 0,6% de ajo, dos veces al día durante una semana es eficaz como antimicótico.

No se ha comprobado ningún tipo de eficacia en tratamientos para combatir el cáncer de mama, fibrosis quística, colesterol elevado hereditario, ulceras causadas por una bacteria, cáncer de pulmón, repelente contra mosquito, dolor en las piernas asociado con flujo sanguíneo deficiente, presión arterial alta durante el embarazo, cáncer de estómago, pérdida de cabello, dolor en el pecho, próstata agrandada y cáncer de colon.

 

 

¿Efectos secundarios de tomar ajo?

El ajo es seguro para la mayoría de las personas cuando se toma por vía oral. Podemos afirmarlo porque se ha utilizado de manera segura en la investigación por más de 7 años.

Sin embrago, el ajo puede causar mal aliento, sensación de ardor en la boca o el estómago, ardor de estómago, gases, náuseas, vómitos, olor corporal y diarrea. Estos efectos secundarios muchas veces se relacionan con la ingesta de ajo crudo. También puede aumentar el riesgo de sangrado en cirugías y se ha relacionado con asma en las personas que trabajan con ajo.

Los geles y cremas corporales de ajo también son seguros, sin embargo el ajo crudo es posiblemente riesgoso cuando se aplica directamente a la piel, causando irritaciones.

Precauciones especiales y advertencias

Durante el embarazo y la lactancia el ajo es seguro cuando se toma en las cantidades que normalmente se encuentran en los alimentos. Sin embargo, no hay suficiente información confiable para su recomendación en tratamientos durante este periodo.

En niños el ajo es seguro cuando se toma por vía oral y de manera apropiada a corto plazo. No se recomiendan grandes dosis, ya que puede ser peligroso y hasta fatal.

Recuerda que el ajo fresco, puede aumentar el riesgo de sangrado, bajar tus niveles de azúcar en sangre, causarte problemas estomacales o de digestión, disminuir la presión arterial y por lo tanto, debe evitarse tratamientos con ajo antes de cirugías.

Podemos afirmar que el ajo es realmente beneficioso, además de delicioso pero, toma en consideración que no puede suplir los tratamientos médicos indicados según la afección que estés sufriendo. Es recomendable que consultes con el medico antes de comenzar cualquier tratamiento que incluya dosis altas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here