Kuczynski se adelanta a Fujimori en Perú, pero, ¿Es posible gobernar un país con 73 congresistas de oposición directa?

Tras una titánica contienda electoral, Perú deberá esperar unos días más por los resultados que darán a conocer a su nuevo presidente. Las últimas dos semanas fueron claves para que Pedro Pablo Kuczynski logre adherirse cerca de 20% de votos que le sacaba de delantera Keiko Fujimori, convirtiéndolo, hasta el momento, en virtual mandatario. ¿Es posible gobernar un país con setenta y tres congresistas de oposición directa?

keiko-ppk_600

Por Fabricio  Cerna Salazar*

Lima, PERÚ// “Sufre peruano, sufre”, es el título algo fatalista de una canción de Abelardo Gutiérrez (Tongo y su grupo Imaginación) que, en estos precisos instantes, podría definir el sentimiento de todo el Perú. Y es que, el resultado del balotaje se conocerá, con certeza, en el transcurso de la semana. El conteo oficial de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), en un avance del 51.7% la noche del domingo de votación, otorgó a Pedro Pablo Kuczynski (Peruanos por el Kambio) un 50.59% mientras que, Keiko Fujimori (Fuerza Popular), alcanzó un 49.41%. La ONPE ha dado los nuevos resultados al 95.97% de actas contabilizadas este martes al amanecer y el final ha de ser de infarto: la diferencia se ha reducido a 0.28% o unos 49 mil votos. Nunca en la historia de este país se dieron elecciones tan reñidas en una segunda vuelta y la definición de este empate técnico se luchará voto a voto.

Él, economista de profesión, fue ex ministro de Economía durante el Gobierno de Alejando Toledo y llegó a estas elecciones sobre una ola de cuestionamientos por supuestos malos manejos en la venta del gas peruano, habiendo quedado en el año 2011 en tercer lugar. Ella, administradora pública e hija del ex presidente Alberto Fujimori (hoy preso por crímenes de lesa humanidad), fue congresista sin ninguna gestión meritoria memorable y obtuvo el segundo lugar ese mismo año. Ambos unieron fuerzas como aliados para intentar detener la llegada al Gobierno de Ollanta Humala. La paradoja de la política los ha enfrentado en una lucha descarnada en estas elecciones.

Dentro de todo, Perú acaba de vivir una fiesta electoral que se convierte en la cuarta elección democrática consecutiva tras el fin del régimen autoritario.

Las impresiones al cierre

Como es habitual, los candidatos hicieron sus primeras apariciones tras la votación para saludar a sus simpatizantes. La primera en salir fue Keiko Fujimori, luego de conocerse el resultado a boca de urna. Las redes sociales la tildaron de apresurada y profetizaron esto como un error. Por su parte, Kuczynski esperó el primer conteo oficial la ONPE y ofreció un breve discurso desde su domicilio.

“Todos los que me han acompañado este año, lo han hecho ante expectativas negativas y hemos prevalecido. Debemos ser vigilantes para que no nos roben los votos”, dijo en su balconazo el candidato. Poco más tarde, reapareció Fujimori desde un hotel limeño tratando de ofrecer cierto aliento a sus seguidores.

“Hay un empate técnico. Esperamos los votos del extranjero y el voto rural, por eso estamos optimistas”. Una declaración oída ya en ocasiones anteriores, sostenida por candidatos que la utilizan como una última estrategia previa a la derrota.

Sin embargo, si se mantiene la tendencia, entonces Kuczynski ha liquidado por completo el patrón que se repitió en las últimas tres elecciones: quien queda en segundo lugar, se convierte en presidente en la siguiente elección: Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala llegaron a gobernar el país de este modo, con una derrota electoral previa.

El panorama político

Perú ha decidido frenar el retorno al Gobierno de la casta fujimorista. Sin embargo, para que el voto de Kuczynski se consolide, se adhirieron a éste dos bloques duros de votantes. Por un lado, el voto antifujimorista que, en las últimas dos semanas, salió a las calles y removió las redes sociales. Y por otro lado, la izquierda representada por Verónica Mendoza que, en primera vuelta, logró el tercer lugar. Lo particular de este apoyo es que no parece ser determinante ante la realidad que enfrentará el virtual candidato electo: Keiko Fujimori ha logrado colocar 73 congresistas de 130 escaños. Pedro Pablo Kuczynski tendrá en el Congreso únicamente 18 representantes. Entonces, ¿será consistente esta alianza más allá de la actual contienda electoral con miras a la gobernabilidad?

La realidad es que, si la intención de la izquierda es llegar a gobernar en el año 2021, sus líderes deben ser parte de la oposición, desintegrar esta tibia alianza y, lo más lógico, apostar para que este mandato sea un real fiasco. Se vea desde donde se vea, el panorama político peruano durante estos próximos cinco años es realmente incierto.

______________________

*Fabricio Cerna Salazar @facesapijoapart es periodista por la Universidad de Ciencias Aplicas (UPC). Actualmente se desempeña como Jefe de Imagen y Comunicación Corporativa de la Universidad César Vallejo (UCV). Ha sido reportero en El Comercio de Perú y El Mundo de Veracruz, México. Es colaborador de la revista mexicana Cultura Errante y del Observatorio de información internacional, Hemisferio Zero.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Almudena Barragán

Periodista y especialista en información internacional y países del sur. Diplomada en Derechos Humanos por la Universdidad Iberoamericana de México. Ha trabajado en Punto Radio Madrid y el Periódico Reforma de México. Del Sáhara Occidental al Altiplano, pasando por el Itsmo de Tehuantepec. Movimientos sociales y recursos naturales. Derechos de la mujer. Sigue de cerca el movimiento migrante centroamericano. Fotografía documental. Nómada. Contacto: almudena.barragan@hemisferiozero.com