El Festival de Cine Africano vuelve un año más a Córdoba

FCAT 2015

El Festival de Cine Africano de Córdoba vuelve a la ciudad con una edición en  la que se proyectarán 60 títulos de 30 países, en su casi totalidad inéditos en nuestro país, acompañados de una programación paralela con la que se pretende acercar al público el cine y la cultura africana.

En esta ocasión, destaca una vez más la amplia diversidad geográfica de las producciones que se proyectarán durante el festival, con la que se pretende reflejar la heterogeneidad de las cinematografías africanas. El FCAT Córdoba, que tras tres ediciones celebradas en la ciudad es ya una de las citas culturales consolidadas de la agenda cordobesa, se presenta un año más como el único evento cinematográfico especializado en cinematografías africanas en el ámbito hispanohablante.

Una primavera cargada de cine

La programación fílmica se distribuye en seis secciones competitivas, dos de ellas competitivas, a las que se suma una sesión especial. En esta edición, serán 27 las películas a concurso en las siguientes categorías: “Hipermetropía” (largometrajes de ficción y documentales) y “En breve” (cortometrajes de ficción y documentales).

Fuera de concurso, “Afroscope”  ofrece una radiografía del África contemporánea a través de miradas internas y externas, entre las que destacan las de reconocidos directores europeos que han centrado su interés en las realidades africanas, como Aki Karismaki (Le Havre), Pedro Costa (Cavalo dinheiro) o el recientemente fallecido René Vautier (Avoir 20 ans dans les Aurès y Afrique 50).

“Relatos del pasado: Sudáfrica y Angola”, propone un recorrido a través de la historia más reciente de estos dos países, con un homenaje especial a Angola, que celebra este año el 40 aniversario de su independencia. Los títulos de esta sección se centran en temas históricos como el apartheid sudafricano, o la revolución y guerra civil angoleñas.

Cuba, une odyssée africaine, Jihan El Tahri

Cuba, une odyssée africaine, Jihan El Tahri

Otro año más, el FCAT presenta algunas de las producciones latinoamericanas que hacen referencia a la cuestión de la afrodescendencia, en la línea de visibilizar y promocionar los derechos de las poblaciones afrodescendientes en el Decenio internacional de los afrodescendientes (2015-2024) proclamado por la ONU, con títulos latinoamericanos recogidos en la sección de “Diáspora africana”. A través de esta sección habitual y prioritaria en este evento cinematográfico, el FCAT se configura como un puente entre estos dos continentes tan vinculados históricamente y a la vez tan desconocidos entre ellos.

En esta edición, el FCAT Córdoba quiere rendir tributo a uno de los intérpretes más reconocidos del cine africano con el “Homenaje a Emil Abossolo Mbo”, en la que podremos ver seis largometrajes protagonizadas por el gran actor camerunés.

A estas secciones se suma una sesión especial en la que se proyectará el documental Congo, un médecin pour sauver les femmes, de Angèle Diabang, quién estará presente en la proyección de la película; que cuenta la historia del ginecólogo y cirujano Denis Mukwege, recientemente condecorado con el premio Sajarov por su trabajo atendiendo a mujeres víctimas de abuso sexual en Congo.

"Congo, un médecin pour sauver les femmes", de Angèle Diabang

“Congo, un médecin pour sauver les femmes”, de Angèle Diabang

Más allá de las pantallas

El 12º Festival de Cine Africano de Córdoba completa su programación fílmica con una serie de actividades paralelas entre las que destacan las que pretenden profundizar en el cine africano más allá de las pantallas.

Así, el Teatro Góngora acogerá este año los clásicos Aperitivos de Cine, encuentros informales entre cineastas, periodistas y público que en esta ocasión estarán dirigidos en colaboración con Javier H. Estrada de la revista de cine Caimán o el III Foro de formación “El Árbol de las palabras”, en el que se busca facilitar un espacio único de reflexión y encuentro para que expertos, periodistas, críticos, investigadores y cineastas cuyo plazo de inscripción se abrió el pasado lunes, que será además retransmitido por RNE y Radio Exterior a través de un programa homónimo dirigido por Javier Tolentino.

Además, también habrá lugar para los más pequeños gracias al Espacio Escuela, dirigido a escolares y estudiantes de entre 8 y 18 años, donde se proyectarán películas y se realizarán actividades educativas. Por otra parte,  el festival acoge en esta edición la Aldea Africana. Allí las familias podrán disfrutar de una programación de cine africano especialmente pensada para el público infantil, un taller en el que aprenderán a cantar nanas africanas en lengua wolof ” Nanas del Baobab” y otras actividades de carácter lúdico-educativo.

Cultura Africana

Además del cine, el festival quiere acercar otros aspectos de la cultura africana a la ciudadanía. Así, en esta edición tendrá lugar un taller de danza africana contemporánea, impartido por la bailarina y coreógrafa Aïda Colmenero, dirigido tanto a público infantil como adulto.

La literatura también tendrá su espacio en el FCAT Córdoba. En el encuentro “Literatura e Inmigración”, se darán cita el reconocido periodista y escritor guineano Donato Ndongo y Mahmoud Traoré , protagonista del libro Partir para contar: Un clandestino africano rumbo a Europa.

Completa esta programación paralela la exposición fotográfica “Son mis derechos”, en la que 30 fotógrafos europeos ilustran los 30 artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos aprobada en 1948 por Naciones Unidas, gracias a la colaboración de Amnistía Internacional.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Hemisferio Zero

Hemisferio Zero es un medio digital especializado en información internacional sobre los llamados Países del Sur. El equipo, con sede en Madrid, está formado por jóvenes periodistas, historiadores y fotógrafos con corresponsalías en México, El Salvador, Colombia, Senegal y, eventualmente, en Turquía, Siria y los Balcanes. Nuestro foco está puesto en los derechos humanos, movimientos sociales, medio ambiente, conflictos armados, acción humanitaria y cooperación para el desarrollo en latitudes que apenas tienen cobertura en la agenda de los medios tradicionales. El Sur no es uno, sino todos los que caben dentro. Por ello y porque creemos en las personas y sus historias, hemos creado un espacio que ofrece una perspectiva global sin olvidar lo local. Porque como decía Kapuściński, el periodismo ha de ser intencional y remover conciencia