Charlie Hebdo, cuando París empuñó un lápiz [Fotografía]

Fotografía: La Prensa.com

Fotografía: La Prensa.com

Por Alexandra Gil*
París, FRANCIA// “No tengo la impresión de estar degollando a nadie con mi rotulador”, había declarado en varias ocasiones el mordaz director de Charlie Hebdo, cuestionado sobre el peligro injustificadamente inherente de caricaturizar al profeta. Si Charb hubiese imaginado hace una semana, antes del cobarde ataque que le arrebató la vida junto a sus compañeros de libertad, que el siguiente número de su bien más preciado sería traducido a dieciséis lenguas e impreso cinco millones de veces, el dibujante de 47 años habría creído que se trataba de un sueño. De otro más. Como cuando se dejaba guiar por su lapicero anhelando que un dibujo no podría ser considerado por un ser humano como un arma de destrucción masiva.
Pero el fanatismo yihadista despertó a la bestia mejor guardada del país galo: la libertad se hizo con las calles francesas el pasado 11 de enero, cuando 3,7 millones de ciudadanos decidieron que las armas no matarían las palabras. Una cifra de movilización histórica que no se registraba en Francia desde la Liberación de París en 1944. Las infames masacres perpetradas en la capital entre el 7 y el 9 de enero quitaron la vida a 17 personas, aunque la meta de tal barbarie no era otra que aterrorizar a Occidente, agitar el choque entre comunidades e imponer, sin éxito alguno, las pautas de algo felizmente inmensurable: la risa.
Nous sommes tous Charlie.
Charlie13
charlie14
Charlie1
charlie18
Charlie11
charlie20
Charlie5
charlie19
charlie16
charlie21
______________________________
* Alexandra Gil, en Twitter @AlxandraGil, es periodista especializada en Terrorismo y Conflictos Armados. Tras su experiencia en la Agencia EFE y Terrafemina.com, dirige las redacciones de España y América Latina de MeltyGroup desde París.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Hemisferio Zero

Hemisferio Zero es un medio digital especializado en información internacional sobre los llamados Países del Sur. El equipo, con sede en Madrid, está formado por jóvenes periodistas, historiadores y fotógrafos con corresponsalías en México, El Salvador, Colombia, Senegal y, eventualmente, en Turquía, Siria y los Balcanes. Nuestro foco está puesto en los derechos humanos, movimientos sociales, medio ambiente, conflictos armados, acción humanitaria y cooperación para el desarrollo en latitudes que apenas tienen cobertura en la agenda de los medios tradicionales. El Sur no es uno, sino todos los que caben dentro. Por ello y porque creemos en las personas y sus historias, hemos creado un espacio que ofrece una perspectiva global sin olvidar lo local. Porque como decía Kapuściński, el periodismo ha de ser intencional y remover conciencia