Issa Amro: “Palestina es un solo cuerpo, Gaza y Cisjordania se sienten como una” [Entrevista]

La franja de Gaza es bombardeada e invadida por el ejército israelí, este lugar que supone el territorio más poblado por metro cuadrado de la Tierra, se convierte en un infierno del que literalmente no se puede salir, toda señal de comunicación con el exterior está siendo destrozada: ataques a las torres repetidoras de señal de telefonía e internet, de luz o abastecimiento de agua.  En este callejón sin salida no hay refugio posible, hospitales y escuelas también son blanco de guerra.

fabiola_palestina_2

Foto: Issa Amro

 

El terror sionista avanza voraz, las cifras de muertos y heridos aumentan cada día, superan el millar de víctimas mortales de las cuales el 80% son civiles y cerca de 200 son menores –hasta el momento de escribir esta publicación-.

Ante este panorama, los Premio Nobel de la Paz, Obama y la Unión Europea, lejos de hacer gala de la condecoración, se resisten a reconocer la masacre que Israel está cometiendo sobre el pueblo palestino –algo que no es anecdótico, sino sistemático- lo que dificulta aún más el cese del fuego, pero también el cese de la ocupación, la caída del muro construido por el Gobierno israelí que traza las líneas del drama en Cisjordania, el fin de los asentamientos coloniales o el derecho al retorno de los miles de refugiados palestinos.

Todo ello supone una lista de responsabilidades que la comunidad internacional no asume, pero que tarde o temprano tendrá que hacerlo, de momento son irresponsabilidades.

Mientras, el pueblo palestino resiste y lo hace bajo el silencio internacional. Algunos hablan de la tercera intifada, las protestas y la lucha en las calles se extienden a ciudades como Hebrón, Belén, Nablus o Ramallah, saldándose ya con varios muertos y heridos.

Y de este sello de identidad de todos los palestinos, la resistencia, hablamos con Issa Amro, miembro de la asociación “Youth Against Settlements” (Juventud contra los asentamientos), un grupo de Hebrón –una de las ciudades más castigadas por la ocupación-, no partidista que a través de la lucha no violenta y la desobediencia civil busca poner fin a las actividades de colonización israelí en Palestina.

Amro, como todos sus compatriotas, siente el dolor por la masacre que está causando la denominada operación “Margen Protector”  y recuerda que “Palestina es un solo cuerpo, Gaza y Cisjordania se sienten como una, se sienten mutuamente. Muchas familias de aquí tienen amigos o parientes allí. La vida así es dura, la gente se siente verdaderamente mal y triste”.

La respuesta en apoyo a la franja de Gaza desde otros puntos de Cisjordania no ha tardado en llegar, según este activista “la resistencia en Cisjordania está creciendo, miles están en las calles, desde que empezara la guerra más de 20 manifestantes han sido asesinados, solamente hoy fueron seis, cuatro de ellos en Hebrón y 2 en Nablus.” Asegura que “es una verdadera intifada” y orgulloso reconoce que “traerá más dignidad y hará que la ocupación les resulte –al Gobierno de Netanyahu- más cara”. Pero también se está llevando vidas, también a manos del ejército de Israel e incluso de sus colonos, y entre las víctimas mortales está un amigo suyo que fue director de Defensa Internacional para los Niños en Hebrón.

Este joven dedica su vida a documentar las violaciones de derechos humanos, algo latente entre la población Palestina que vive bajo la ocupación israelí, y romper así con el silencio mediático que envuelve esta causa. “Para los medios de comunicación oficiales, nosotros no existimos como palestinos, solo nos etiquetan como terroristas”, afirma.

Su postura ante la actuación de la comunidad internacional sobre los acontecimientos en Gaza, es clara siente “que están apoyando a la ocupación” y recalca que “Israel no se está defendiendo, sino que está defendiendo la ocupación”.

Pregunta indagando y a la vez invitando a la reflexión: “¿Por qué siempre se etiqueta a la resistencia palestina como ‘terrorista’ mientras que los israelís tienen una larga historia de terrorismo antes y después de la fundación del Estado de Israel?, él tiene su respuesta y sus argumentos, señala que “al menos tres  Primeros Ministros que han participado en campañas terroristas” y se refiere a “Manajem Beguín fue el comandante del grupo terrorista -Irgún- que hizo volar el Hotel Rey David en Jerusalén en 1946 y se convirtió en Primer Ministro en los 70 y en los 80, el mismo que describía ‘la masacre de los palestinos como una espléndida victoria’” o al Isaac Shamir, “Primer Ministro en 1992, que fue líder de un grupo judío –Lehi- que cometió  varios asesinatos” y a Ariel Sharon, “responsable de la masacre de Sabra y Chatila en 1983”.

Cansado de la justificación vacía que emplea el Gobierno israelí para dar vía libre a su impunidad en la ocupación de palestina “etiquetando a los palestinos como terroristas”, se pregunta “por qué Israel no condena a estos líderes”.

Pero por encima de todo, Issa quiere recordar algo esencial en este asunto que da la clave para entender muchas cosas y que es importante no perder de vista: “los palestinos estamos viviendo sin derechos, sin libertad, sin justicia y sin autodeterminación”.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Fabiola Barranco Riaza

Fabiola Barranco Riaza es estudiante de Periodismo en la UCM de Madrid. Interesada en el mundo árabe y Oriente Medio, en especial Palestina y Sáhara Occidental. Sin perder de vista la lucha social y la vulnerabilidad de personas migrantes en el Estado español.