Orgullo Tico. Mundial Brasil 2014

AMISTOSO ESPAÑA COSTA RICA

Imagen del amistoso disputado entre Costa Rica y España el 16 de noviembre de 2013. Fotografía: MadriCR.

La selección de Costa Rica es la gran revelación del torneo internacional. Este domingo, los ticos se juegan frente a Holanda la clasificación para las semifinales. Pase lo que pase, los pupilos de Jorge Luis Pinto han escrito un renglón más en la historia de una de las democracias más prósperas de América Latina. Así es Costa Rica, así es su selección.

Por Denís Iglesias.*

El Mundial de Brasil 2014 está convirtiéndose en un torneo lleno de sorpresas. Selecciones campeonas del mundo como Inglaterra, Uruguay, España o Italia han caído a primeras de cambio. Por el contrario, combinados como Costa Rica están haciendo la competición de sus vidas.

Los ticos están por primera vez en su historia en cuartos de final. La Sele es, además, la única selección de la CONCACAF (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Asociaciones de Fútbol) que todavía sobrevive. Estados Unidos, Honduras y México no han podido seguir adelante. Por lo tanto, toda la esperanza de una región se concentra en el espíritu de la tricolor.

El país centroamericano es ahora el centro de todas las miradas. Aunque sea por unos días, o unas semanas, el fútbol está consiguiendo algo que de otro modo sería impensable: la presencia de Costa Rica en los medios. Pero el impacto de la gesta costarricense va mucho más allá.

Un país próspero y democrático

Si se llevara a cabo una pequeña encuesta sobre el conocimiento que los ciudadanos tienen sobre Costa Rica, lo más seguro es que muchos lograsen nombrar a algún jugador de la selección tricolor.

Casi todos coincidirían en sacar el nombre de Keylor Navas, portero titular del cuadro costarricense y actual jugador del Levante UD. Por el contrario, más difícil semeja situar al país en un mapa o saber cuál es su realidad sociopolítica, una realidad nada desdeñable que le convierte en una de las democracias más prósperas del mundo, en contra de lo que su situación geográfica pudiera suponer.

Costa Rica se independizó del Imperio español el 11 de octubre 1821, junto a las demás provincias de la antigua Capitanía General de Guatemala. Cuando la noticia llegó a Cartago, capital provincial por aquel momento, la mayoría popular acordó además la separación con Nicaragua.

En la actualidad, esta república posee una población que ronda los cinco millones de habitantes. Es una de las naciones más asentadas de América Latina. Forma parte de las 22 democracias más antiguas del mundo según los estudios realizados por el politólogo Robert Alan Dahl.

Esta realidad fue refutada por la Fundación Konrad Adenauer, que en 2012 otorgó una nota perfecta de 10.000 puntos a la democracia costarricense debido a la alta participación de mujeres en cargos de elección popular, la abundante participación de partidos en el Congreso y la eficiencia y cobertura en los servicios sanitarios y educativos. Es, junto con Jamaica, el país americano con mayor Índice de libertad de prensa, según la evaluación que presenta anualmente la organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras.

Tierra acogedora

Costa Rica supone para los expertos en política internacional un oasis en un contexto caliente. Su frontera al norte es Nicaragua, al sur, Panamá. La constitución vigente data de 1949. Esta carta magna inauguró un nuevo proyecto, la Segunda República, que puso fin a un período de disturbios.

A partir de esta promulgación, la estabilidad fue un hecho. No es de extrañar que durante los años 70 y 80, fuera país de acogida de muchos ciudadanos americanos que huían de las dictaduras militares que sacudían el continente.  Y es que Costa Rica es uno de los 25 estados de este planeta que no posee fuerzas armadas. La citada constitución abolió el ejército, salvo en caso de guerra.

Ningún otro país con el nivel de ingreso de Costa Rica ha sido capaz de alcanzar un desarrollo humano de semejante calado, tal y como recogió el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en 2010. Es además el segundo país con mayor esperanza de vida de toda América (79.8 años), solo superado por Canadá (82.5 años) pero igualado con Estados Unidos (79.8 años).

El currículo vital de la república centroamericana es impecable, pero el Mundial ha conseguido algo aún más insólito, que los ticos y los nicasvayan de la mano.

GRADA COSTA RICA

Aficionados de Costa Rica en un partido durante el Mundial de Sudáfrica 2010. Fotografía: Olaf Nordwich

Cuando los ticos y los nicas se dieron la mano

Michael Umaña ya figura con letras de oro en la historia del deporte de Costa Rica. El central del Deportivo Saprissa anotó el último definitivo gol en la tanda de penaltis que otorgó el pase de la Sele a cuartos de final. La templanza del cuadro dirigido por Jorge Luis Pinto le permitió superar a Grecia desde el punto fatídico. Antes, el combinado tricolor con épica y con 10 jugadores las acometidas helenos.

La fiesta posterior a la victoria será recordada por siempre. La nación costarricense celebró esta histórica victoria sin excepción. Hasta las comunidades inmigrantes disfrutaron con el éxito. Incluso, la mayor de todas ellas, la nicaragüense. Este pacto de felicidad no es baladí.

Las diferencias entre Nicaragua y Costa Rica siempre han sido importantes. Entre ambas naciones ha existido una rivalidad que ha cuajado en los discursos de políticos como los del actual Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega, y la ex-presidenta costarricense Laura Chinchilla. A pesar de todo, ticos –gentilicio coloquial costarricense– y nicas ­–como son llamados los emigrantes nicaragüenses por sus vecinos– han aprendido a convivir gracias al fútbol.

Más de 800.000 habitantes de Nicaragüa viven fuera de su país según la Organización Internacional para las Migraciones. El 63% reside en Costa Rica. En el país aledaño desempeñan básicamente labores agrícolas o en el sector de la construcción. En ocasiones, el trato dispensado por los nativos no es el más adecuado. Pero la tarde del domingo, las diferencias se convirtieron en abrazos de júbilo.

El periodista nicaragüense Carlos Salinas Maldonado recogió el día después al Costa Rica – Grecia las muestras de satisfacción expresadas por compañeros y medios de su país en relación al pase de la Sele. “Diez ticos mantienen viva la esperanza de Centroamérica en el Mundial a pesar del árbitro (tarjeta amarilla, le dicen) y el Teatro griego”, escribió su compatriota Carlos Fernando Chamorro, director de Esta Semana y Confidencial en su cuenta de Twitter. “¡Buena suerte a nuestros bravos vecinos!”, afirmó la poetisa y novelista nicaragüense Gioconda Belli a través de la misma red social. Y así, un sinfín de muestras de afecto con la que es la selección de todos los centroamericanos hasta que la eliminación diga lo contrario.

El triunfo del fútbol modesto

Pero sobre todas las cosas, la progresión certera de Costa Rica en el Mundial es la victoria del fútbol de trinchera. Esa modalidad alejada del fútbol moderno que no tiene fronteras. Una forma de jugar que solo tienen los humildes y que se basa en el trabajo continuado, un método que ayuda a vencer todos los miedos.

¿Cómo, sino, pudo haber sobrevivido el cuadro de Jorge Luis Pinto al grupo de la muerte? Pase lo que pase este sábado frente a Holanda, Costa Rica ha hecho historia. En la cuneta quedan Inglaterra, Italia, Uruguay y Grecia, ex-compañeros de travesía mundialista. Selecciones y países con infinita más tradición que los ticos, pero que han llegado a esta cita inmersos en una crisis de esfuerzo importante.

“A estas alturas yo me imaginaba que estaría apoyando a España o Italia, y que Costa Rica estaría eliminada, pero ocurrió exactamente lo contrario”, reconocía Olman Campos, taxista en San José, a la agencia de noticias France Presse. “Pinto y sus jugadores han logrado hacer la feliz mezcla de dos factores. Primero, trabajo y una disciplina táctica envidiable. Y también el segundo ingrediente: pasión y hambre de triunfo”, concluyó Jaime Ordoñez, analista político, en el diario local Extra. Un preciso resumen de la experiencia mundialista de Costa Rica, dispuesta a reclamar, desde ya, su lugar en el mundo.

_______________________________________________________________________________________________________

*Denís Iglesias, en Twitter @Lvcensis, es Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Santiago de Compostela. Posgraduado en información y comunicación radiofónica. Guionista freelance para diferentes proyectos de ficción y no ficción (documental). Además, colabora con algún que otro medio deportivo con artículos ocasionales, también es miembro de varios movimientos sociales, sobre todo a nivel vecinal.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Hemisferio Zero

Hemisferio Zero es un medio digital especializado en información internacional sobre los llamados Países del Sur. El equipo, con sede en Madrid, está formado por jóvenes periodistas, historiadores y fotógrafos con corresponsalías en México, El Salvador, Colombia, Senegal y, eventualmente, en Turquía, Siria y los Balcanes. Nuestro foco está puesto en los derechos humanos, movimientos sociales, medio ambiente, conflictos armados, acción humanitaria y cooperación para el desarrollo en latitudes que apenas tienen cobertura en la agenda de los medios tradicionales. El Sur no es uno, sino todos los que caben dentro. Por ello y porque creemos en las personas y sus historias, hemos creado un espacio que ofrece una perspectiva global sin olvidar lo local. Porque como decía Kapuściński, el periodismo ha de ser intencional y remover conciencia