El tren morado de la libertad pita contra la reforma de la ley del aborto [+VÍDEO]

Imagen de previsualización de YouTube

Fotografía y vídeo: Julián Calvo, Celia Hernández y Javier Polo / Texto: Beatriz Pascual

Un nuevo “tren de la libertad” ha pitado este sábado en las calles de Madrid contra la reforma de la ley del aborto, que reduce a las mujeres a menores de edad y las considera incapaces de decidir sobre su cuerpo y su maternidad.  Caras más jóvenes y pancartas más reivindicativas han clamado contra una ley que reduce a dos los casos en los que el aborto está despenalizado: cuando la mujer haya sido violada o cuando su salud psicológica o psíquica corra riesgo.

“Aborto libre y gratuito”, “Gallardón, dimisión” o “Saca tus rosarios de mis ovarios” son algunas de las consignas que ha gritado desde la glorieta de Ruiz Jiménez hasta la Plaza de Callao esta marea morada, compuesta por entre 10.000 y 15.000  personas según los organizadores.  “Despacito pero sin pausa. Somos ciudadanas de primera y nadie va a volver a meter nuestros derechos en el confesionario”, ha señalado una de las manifestantes.

Mujeres y hombres han sacudido las gotas de lluvia que caían sobre la capital con cánticos contra el Gobierno y ramas de ruda y perejil. Volver a usar estas dos plantas para provocar la interrupción del embarazo o viajar al extranjero a abortar (siempre que uno disponga de los recursos económicos para ello) son las únicas alternativas que les quedarán a las mujeres si la ley sale adelante.

La falta de ayudas a la maternidad o el bloqueo de la Ley de la Dependencia son algunos de los problemas que plantea esta ley, que sustituye a la conocida como “ley de plazos”, aprobada en 2010 por el Gobierno socialista. Este texto permite a la mujer interrumpir su embarazo en las 14 primeras semanas, siempre que haya sido bien informada de las ayudas a la maternidad y que haya transcurrido un plazo de tres días desde la información hasta la intervención.

Esta ley de plazos, que generó una gran polémica entre los sectores más conservadores de la sociedad y la Iglesia católica,  no es una invitación a abortar, sino un paraguas sobre el que resguardarse cuanto la mujer tenga que someterse a esta dura experiencia, según explican muchas de las mujeres que han participado en la marcha.

Aquellos y aquellas que, como aseguran, volverán a manifestarse una y otra vez contra “la vuelta a la penalización del aborto” no quieren que se someta a la mujer a la ilegalidad y el silencio. La quieren libre porque solo cuando uno es libre puede decidir sobre su vida, sobre su cuerpo y sobre su maternidad. Los derechos sexuales y reproductivos son también derechos humanos.

 


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Hemisferio Zero

Hemisferio Zero es un medio digital especializado en información internacional sobre los llamados Países del Sur. El equipo, con sede en Madrid, está formado por jóvenes periodistas, historiadores y fotógrafos con corresponsalías en México, El Salvador, Colombia, Senegal y, eventualmente, en Turquía, Siria y los Balcanes. Nuestro foco está puesto en los derechos humanos, movimientos sociales, medio ambiente, conflictos armados, acción humanitaria y cooperación para el desarrollo en latitudes que apenas tienen cobertura en la agenda de los medios tradicionales. El Sur no es uno, sino todos los que caben dentro. Por ello y porque creemos en las personas y sus historias, hemos creado un espacio que ofrece una perspectiva global sin olvidar lo local. Porque como decía Kapuściński, el periodismo ha de ser intencional y remover conciencia