Premios IWMF 2013 al valor en el periodismo

Por A. G. Abella*. 

El pasado mes de octubre, la International Women’s Media Foundation (IWMF), como viene haciendo desde su fundación, otorgó los Premios al Valor en el Periodismo-2013 a las mujeres periodistas que se han significado por su compromiso y que trabajan e informan en circunstancias difíciles o peligrosas. Hasta ahora 78 periodistas de todo el mundo han ganado el premio.

Las premiadas de este año  son:

  • Najiba Ayubi, 45 años, directora del Grupo Killid (Afganistán).
  • Nour Kelze, 25 años, fotoperiodista para Reuters (Siria).
  • Bopha Phorn, 28 años, reportera para The Cambodia Daily (Camboya).
  • Edna Machiori, 65 años, primera mujer editora negra de prensa en Zimbaue
Najiba Ayubi, 45 años, directora del Grupo Killid      (Afganistán). Nour Kelze, 25 años, fotoperiodista para Reuters (Siria).  Bopha Phorn, 28 años, reportera para The Cambodia Daily (Camboya)

Najiba Ayubi (izquierda), Nour Kelze (centro) y Bopha Phorn (derecha).

La IWMF fue fundada en 1990 por un grupo de prominentes mujeres periodistas de Estados Unidos con el compromiso de fortalecer el papel de las periodistas en todo el mundo. La IWMF cree que los medios de comunicación no son libres y representativos si no existe igualdad de voz para las mujeres. La Fundación organiza programas de formación y apoyo para que las periodistas puedan estar en la primera línea de la información y por ello trabajan por:

  • El liderazgo de las mujeres en el periodismo independiente en el mundo.
  • La importancia de la perspectiva de las mujeres para proporcionar información de calidad.
  • Apoyar a las mujeres periodistas en contextos de crisis, intimidación y persecución.
  • Igualdad de oportunidades y progreso para las mujeres periodistas.

Casi dos tercios de las mujeres periodistas han experimentado abuso o acoso

La aparición de organizaciones  como la IWMF es necesaria a la luz de informes como el último que han realizado (Estudio INSI), financiado con el apoyo del gobierno de Austria y de la UNESCO. La encuesta, realizada por la IWMF (Washington) y el Instituto Internacional de Seguridad en las Noticias (Londres), se llevó a cabo coincidiendo con el Foro Global de la ONU para los Medios de Comunicación y Género celebrado en Bangkok (Tailandia), del 2 al 4 de diciembre de 2013. El estudio contiene un seguimiento de los casos de intimidación, amenazas y abusos, incluida la violencia sexual, la violencia física, el acoso sexual, el acoso racial, la discriminación por edad y acoso en la red. Según el documento, casi dos tercios (64,48%) de las 822 mujeres periodistas que respondieron a la encuesta habían experimentado intimidación, amenazas o abusos en relación con su trabajo.

NOUR KELZE, fotoperiodista en Siria

Nour Kelze

© IWMF/Matthew VanDyke

Nour Kelze no ha podido viajar a New York para recoger el premio. Tampoco eligió el exilio, como tantos jóvenes sirios: “Yo no voy a renunciar, incluso si tengo que morir”. 

Carpinteros, ingenieros, maestros, médicos… la guerra de Siria ha obligado a ciudadanos y ciudadanas con ocupaciones comunes a cambiar sus herramientas de trabajo por armas y arrojarse a situaciones jamás imaginadas.

Nour Kelze, de 25 años, licenciada en Letras por la Universidad de Alepo, trabajaba como profesora de inglés en la escuela Shams al-Assil de Aleppo cuando se inició la sublevación en 2011. Al principio del conflicto, empezó “haciendo cosas de mujeres”, cocinando para los rebeldes, pero según avanzaban los combates su compromiso la llevó a salir a las calles grabando con el teléfono, junto a las unidades rebeldes, para después subir las imágenes a Internet. Era su manera de ayudar a la causa.

“La cámara es igual que un arma. Es necesario documentar lo que está pasando, porque en los años 80, cuando estábamos en la misma situación, nadie tenia la menor idea de lo que estaba ocurriendo”. Se refiere a la represión por parte del entonces presidente Afeez Assad, padre del actual  presidente Bashar al Assad, que dejó decenas de miles de muertos.

A finales de 2012, el conocido fotógrafo de Reuters Goran Tomasevic, experto en conflictos armados desde hace mas de veinte años, conoció a Kelze y le cambió su teléfono móvil por una cámara de fotos, la entrenó en el uso del equipo y desde ese momento pasó a enviar sus trabajos a la agencia Reuters, al principio bajo el seudónimo de Zain Karam, para firmar poco después con su verdadero nombre. Las fotos de Nour Kelze han aparecido en medios como la CNN, NPR, Orient TV, entre otros, y aunque ha caído herida dos veces en el frente, ella no renuncia, vuelve otra vez con la cámara para tomar fotografías.

Junto al cineasta y activista estadounidense Matthew VanDyke ha producido y protagonizado el documental “Not Anymore: A Story of Revolution”, que ha merecido ya 32 premios en festivales internacionales y se ha proyectado en más de 100 festivales de cine.

Imagen de previsualización de YouTube

“Not Anymore: A Story of Revolution”. Matthew VanDyke y Nour Kelze.

Nour Kelze se ha convertido en una figura cada vez más conocida en la revolución siria. Entre sus proyectos  está la creación de un centro para ayudar a los medios de comunicación locales e internacionales. Su vida cotidiana transcurre entre los disparos de los francotiradores y las bombas de los aviones. Multitud de experiencias cercanas a la muerte para ofrecer una ventana abierta al mundo desde su país.

Siria ha sido calificado como el país más mortífero para la prensa por el Comité de Protección de Periodistas: 28 periodistas asesinados en 2012 y 29 en 2013. A pesar de todo, Kelze está decidida a continuar enseñando al mundo lo que ocurre en su país.

Muchas chicas han muerto en la cocina, lavando los platos o haciendo cualquier cosa  y … un proyectil o metralla atraviesa la ventana y caen muertas. Entonces, ¿por qué voy a tener una muerte gratuita? Tengo que ir, tengo que hacer esto”.

NAJIBA AYUBI, directora del Grupo Killid en Afganistán

© International Women´s Media Foundation

© International Women’s Media Foundation

Desde el Grupo Killid, una organización de medios de comunicación sin ánimo de lucro con sede en Kabul (Afganistán), Najiba Ayubi dirige un equipo de periodistas que trabajan en medios impresos, radiodifusión e internet. Décadas de esfuerzo para mostrar la corrupción, los escándalos políticos y los derechos de las mujeres en su país. Bajo amenazas anónimas y ataques dirigidos a ella y a su familia, siempre resistiéndose a la censura.

“Ser periodista mujer en una sociedad dominada por los hombres hace que las cosas sean aún más difíciles. [...] Los talibanes no permitieron que las mujeres trabajaran como periodistas. Hoy tenemos alrededor de 1.500 mujeres que trabajan en varios medios de comunicación en el país. Pero aún nos queda un largo camino por recorrer. Este premio nos animará a continuar con nuestro trabajo”.

BOPHA PHORN, periodista en The Cambodia Daily

© International Women´s Media Foundation

© International Women’s Media Foundation

Bopha Phorn trabaja como periodista en The Cambodia Daily, el mayor periódico en inglés del país, para el que realiza investigaciones sobre medio ambiente: transacciones de tierras del gobierno, construcciones de presas, talas ilegales de árboles y cuestiones de género.

Bopha Phor también es una superviviente: mientras recogía pistas junto a un compañero periodista y un activista ambiental, hombres armados abrieron fuego contra el coche en el que se trasladaban. El activista Chun Wutty perdió la vida, pero ella y su compañero periodista sobrevivieron huyendo hacia la selva. Bopha Phorn escribió su número de teléfono en la mano para ser identificada  pensando que iba a morir.

Aunque ya antes había sido amenazada con demandas, incluso con violencia física, esta experiencia ha sido de los momentos más terribles de su carrera. Pero como ella misma explica a su familia y amigos:

“Si dejo de ser periodista, dejo de respirar”.

EDNA MACHIORI, primera mujer editora negra de prensa en Zimbaue. Premio a la trayectoria

Edna Machiori

Edna Machiori

Edna Machirori, de 69 años, empezó a publicar artículos a los 19, en una época en que las mujeres en su país eran víctimas de acoso o de interrogatorio policial sólo por caminar solas por las calles.

A pesar de convivir en una cultura que desalienta a las mujeres a seguir una carrera y a ocupar puestos de poder, Edna ha conseguido hacerse camino hasta convertirse en la primera mujer editora de noticias de Zimbaue. En una sociedad profundamente patriarcal, donde una mujer debe ser dócil y silenciosa, Edna Machirori, periodista desde hace cinco décadas, ha sabido enfrentarse a todo tipo de amenazas y desafíos constantes por decir la verdad y enfrentarse al poder.

El legado de Edna Machirori es un compromiso con el periodismo y con la libertad de prensa, trabajando para crear un sistema de apoyo a las mujeres periodistas.

Las personas más jóvenes pueden aprender de las personas mayores, pero también estoy feliz de decir que las personas mayores pueden aprender de las personas más jóvenes”.

Las periodistas, cifras globales

La IWMF ya está recogiendo los votos para las próximas candidaturas a los premios de Valentía al Periodismo y a la Trayectoria para el 2014. Mientras tanto conviene recordar los resultados globales del estudio sobre la condición de la mujer en los medios de noticias.

  • La IWMF encontró que el 73% de los puestos de trabajo de alta dirección están ocupados por los hombres, frente al 27% ocupado por mujeres.
  • Entre las filas de periodistas, los hombres ocupan casi dos tercios de los puestos de trabajo, frente al 36% en manos de mujeres.
  • Sin embargo, entre los senior, las mujeres se acercan a la paridad con el 41% en la recopilación y edición de noticias.
  • El informe Global IWMF ha identificado techos de cristal para las mujeres en 20 de los 59 países estudiados. Por lo general, estas barreras invisibles se encuentran en los niveles medio y superior.

_______________________________________

*A. G. Abella (@a_g_abella) es redactora de la revista digital aaaaarte.com.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Hemisferio Zero

Hemisferio Zero es un medio digital especializado en información internacional sobre los llamados Países del Sur. El equipo, con sede en Madrid, está formado por jóvenes periodistas, historiadores y fotógrafos con corresponsalías en México, El Salvador, Colombia, Senegal y, eventualmente, en Turquía, Siria y los Balcanes. Nuestro foco está puesto en los derechos humanos, movimientos sociales, medio ambiente, conflictos armados, acción humanitaria y cooperación para el desarrollo en latitudes que apenas tienen cobertura en la agenda de los medios tradicionales. El Sur no es uno, sino todos los que caben dentro. Por ello y porque creemos en las personas y sus historias, hemos creado un espacio que ofrece una perspectiva global sin olvidar lo local. Porque como decía Kapuściński, el periodismo ha de ser intencional y remover conciencia