Quién es quién entre los rebeldes sirios

*Artículo publicado originalmente en IECAH, Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria

quienSiria_ 600x

Rebeldes kurdos del ELS en el frente de Alepo. Fotografía: Diego Represa

La guerra civil siria es un escenario complejo en donde participan numerosos actores con ideologías y agendas muy dispares. A menudo se tiende a catalogar a la oposición armada como un todo, confundiendo y adjudicando adjetivos (islamismo, salafismo, yihadismo) de una manera errónea o imprecisa. Muchos son los rebeldes que combaten a Bashar al-Assad, pero no todos son desertores del ejército, muyahidín, o tan siquiera sirios. Este texto pretende pasar una pequeña revista a los grupos más importantes que han jugado un papel clave a lo largo de casi tres años de conflicto.

ELS: Ejército Libre Sirio

El origen de este grupo (29 de julio de 2011) se remonta al llamado “Ejército de Oficiales Libres”, una pequeña fuerza compuesta por desertores del Ejército Árabe Sirio que se negaron a reprimir a la población durante los primeros días de las protestas. Con el tiempo, aglutinaron bajo su mando a otros desertores hasta constituir hoy el principal actor armado de la oposición a Bachar el Asad, considerado un traidor por ordenar a su ejército abrir fuego contra población civil. El coronel Reyad Musa al-Asaad, cabeza visible del ELS, destaca en sus postulados el mantenimiento de la unidad nacional tras la caída del régimen, respetando a todos los sirios por igual y salvaguardando en todo caso la multi-confesionalidad de la que siempre ha hecho gala el país. En sus filas confluyen principalmente combatientes árabes suníes, pero también hay kurdos, palestinos, cristianos, drusos… Con unos 80.000 efectivos, cabe identificarlo como el brazo armado del Consejo Nacional Sirio y de la Coalición Nacional de Fuerzas de Oposición.

Sin embargo, el ELS está lejos de ser un “ejército” al uso. Operativamente se estructura en unidades tipo batallón (liwáh) y compañía (khatiba), en su mayor parte nutridas de ciudadanos cuyo único adiestramiento militar se limita al servicio obligatorio de tres años impuesto por el régimen desde hace décadas. Se trata pues de combatientes -muchos de ellos voluntarios, algunos muy jóvenes y otros muy ancianos- mal instruidos y con una cadena de mando muy frágil. Su armamento está compuesto por los arsenales capturados tras los golpes de mano efectuados contra cuarteles y comisarías en el transcurso de la insurrección -en su mayoría fusiles de asalto AK-47, lanzagranadas RPG y ametralladoras de calibre 12,7mm DShk montadas sobre vehículos ligeros. Carecen pues, salvo muy contadas excepciones, de piezas de artillería, blindados y carros de combate o sistemas de defensa antiaérea portátil (manpads), y mucho menos de helicópteros o aviones con los que poder rivalizar con las fuerzas leales al régimen.

Jabhat al-Nusra

Jabhat an-Nuṣrah li-Ahl ash-Shām (literalmente, “Frente de la Asistencia de la Gente de Levante”) es uno de los grupos yihadistas más emblemáticos y de los más agresivos. Aunque no es el más numeroso (alrededor de 6.000 combatientes en 2013), está bien armado y su disciplina y motivación son notables. En sus filas se encuadra un grupo selecto de muyahidín, que han debido superar un curso de adiestramiento religioso de diez días y otro militar de dos a tres semanas [1].

Su líder se hace llamar Abu Mohammad al-Golani, del que se desconoce incluso su nacionalidad, aunque su nombre parece aludir a los Altos del Golán. Su estructura varía, adaptándose a las condiciones del combate, operando a través de un sistema de células clandestinas en algunas zonas y, en otras, estableciendo líneas de frente de una manera más o menos convencional. El aparato militar está subordinado a un cuerpo religioso de estructura jerárquica, con el Majils as-Shura (Consejo Consultivo) a la cabeza de las decisiones a nivel nacional. De igual modo, los sheikhs actúan como dabet al-shari (comisarios religiosos), encargados de supervisar y asesorar a los comandantes desde una perspectiva religiosa [2].

Cuenta con una nutrida presencia de combatientes extranjeros (del Golfo, del Magreb y de Oriente Medio), que se ven como luchadores por la restauración del califato y la creación de un Estado panislámico en el que la sharia sería la ley imperante, todo ello simbolizado en su bandera de combate (negra). Esta agenda política, que reniega de la bandera tricolor habitual entre los revolucionarios (incluyendo el ELS), choca en numerosas ocasiones con los intereses de otros grupos rebeldes.

Su bautismo de fuego se produjo el 23 de enero de 2012, con un atentado en el barrio de Midan (Damasco). A medida que la guerra se ha ido extendiendo, han pasado a convertirse en el grupo armado más eficaz en las operaciones contra el ejército regular. La experiencia acumulada en Irak, Afganistán o Libia por los voluntarios extranjeros -que ha terminado por arrinconar a los de origen sirio- ha permitido que acumulen una notable capacidad de combate, tanto regular como irregular, así como conocimientos técnicos sobre la fabricación de artefactos explosivos. Como resultado de todo ello, y a pesar de las discrepancias en el terreno ideológico, han adquirido un considerable halo de leyenda y respeto entre los rebeldes.

En su inicio actuaban en las zonas más rurales, tradicionalmente muy conservadoras, donde la población los recibía como héroes libertadores y defensores tanto del pueblo como de los valores del islam suní. Incluso llegaron a realizar acciones conjuntas con el ELS, hasta que se impuso la evidencia de que Al-Nusra tenía una agenda muy diferente para el futuro del país. De hecho, con el paso del tiempo su relación con la facción de al-Qaeda en Irak se hizo tan evidente que pasó a ser incluida en la lista de organizaciones terroristas de Naciones Unidas y algunos países occidentales. En clave nacional, el grupo quedó igualmente excluido del Consejo Nacional de Fuerzas de Oposición de la Revolución Siria (CNFORS), un organismo creado en noviembre de 2012 en Catar y que debía ser el interlocutor de los rebeldes ante la comunidad internacional [3].

El 9 de abril de 2013 apareció una grabación publicada en un foro yihadista -atribuida a Abu Bakr al-Baghdadi, líder del Estado Islámico de Irak (ISI, por sus siglas en inglés)- en la que se anunciaba que Al-Nusra era una rama de ISI y que al-Golani no era sino uno de sus soldados, un enviado para labores de reclutamiento y para la creación de la facción siria de ISI. Al-Baghdadi anunciaba asimismo la disolución de los dos grupos y su fusión en uno sólo, que estaría bajo su mando, con el nombre de Da´esh (Dawlat al-ʾIslāmiyya fi al-’Iraq wa-l-Sham) o Estado Islámico de Irak y al-Sham (o Levante, como se conoce en el mundo árabe a la Gran Siria que incluye Líbano, Jordania y Palestina). Un día más tarde, Al-Nusra replicó en otro comunicado que no se sometía al Baghdadi y a su facción iraquí de Al-Qaeda, sino que renovaba su juramento de lealtad (hasta ahora no anunciado públicamente) única y directamente a la cabeza misma de Al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri [4].

ISIS/DAESH: Estado Islámico de Iraq y al-Sham

Fue precisamente en ese momento cuando se produjo la escisión entre los dos grupos yihadistas ya mencionados. Así, una parte importante de los combatientes de Al-Nusra (sobre todo los extranjeros) desertaron a favor de ISIS/Da´esh. ISIS se vio, por tanto, fortalecido bajo un mando único que permitió aumentar su capacidad operativa a ambos lados de la frontera sirio-iraquí. Este protagonismo desencadenó enfrentamientos armados contra el ELS y Al-Nusra, que se resistían a compartir los frutos de las victorias conseguidas a lo largo de los dos años anteriores, e ISIS comenzó a ser visto como un grupo que llegaba a ciudades ya conquistadas por otros y se apropiaba de ellas gracias a su apabullante superioridad numérica.

Paralelamente, fueron dando golpes de mano a lo largo de la frontera turco-siria en ciudades como Raqqa -una de las primeras en caer en manos de los rebeldes-, Al-Hasaka -en el Kurdistán sirio, donde atacaron el cuartel general de Al-Nusra aprovechando que la mayor parte de sus hombres se encontraba luchando contra las milicias kurdas del YPG- y la ciudad fronteriza de Azaz -conscientes de que quien la controle dominará el paso fronterizo de Bab al-Salamah y, con esto, la entrada de armamento y suministros que hacen llegar algunos países del Golfo desde territorio turco. Aun así, paulatinamente se ha ido ganando el rechazo de la población civil por sus abusos, que incluyen las ejecuciones sumarias de quienes no se someten a su interpretación extremista de la sharia.

La reacción lógica del ELS y Jabhat Al-Nusra ha sido la de unir sus fuerzas, superando sus diferencias y volviendo a combatir codo con codo, pero ya no contra al-Asad, sino contra ISIS, a quien acusan de no combatir por la revolución sino por fortalecer sus posiciones en las llamadas “áreas liberadas”. En la misma línea se ha mostrado la Coalición Nacional en septiembre de 2013, emitiendo un comunicado en el que denunciaba públicamente la agresión de ISIS a fuerzas revolucionarias sirias y su indiferencia hacia las vidas de los sirios [5]. Por último, cabe destacar que mientras el ELS busca incesantemente el apoyo occidental en su empeño por derrocar al régimen, Daesh, junto con un puñado de otros grupos violentos de raíz islámica, rechaza cualquier intervención occidental en Siria y consideran a Occidente tan enemigo como a Al-Asad.

El Frente Islámico Sirio

El Frente Islámico Sirio es una agrupación constituida en diciembre de 2012, formada por once brigadas que se destacaron en mayor o menor medida en los primeros momentos del conflicto. A diferencia de ISIS y Al-Nusra, no es un grupo yihadista panislámico ni pretende la reinstauración del califato, pero su ideología de corte salafista pretende hacer del islam suní la identidad del Estado sirio, y de la sharia su única fuente de derecho. Dicho de otro modo, luchan para derrocar a Al-Assad y al régimen Baazista y, así, acabar con la multi-confesionalidad del Estado. Opera en todo el territorio sirio, aunque con mayor frecuencia lo hace en la frontera norte. Al compartir la línea de frente con la mayoría de los demás grupos rebeldes, el Frente Islámico trata de mantener buenas relaciones con todos, si bien esto no ha sido posible en los últimos meses, especialmente tras los enfrentamientos con ISIS.

Está financiado sobre todo por las monarquías de los países del Golfo, como Arabia Saudí, Kuwait y Catar. Además de la lucha armada realiza una labor social, asistencial y humanitaria a comunidades locales, a través de varias agencias como la turca IHH, Humanitarian Relief Foundation y Qatar Charity. Gracias a esto se ha granjeado un gran respeto entre la población civil de esa zona, algo que contrasta totalmente con las acciones de rapiña y abusos cometidos por otros grupos como Al-Nusra o ISIS [6]. Sin embargo, el impacto de esta labor sólo repercute entre comunidades suníes.

  • Ahrar al-Sham: De todas las brigadas que componen el Frente Islámico Sirio, la más grande y también la más conocida es Ahrar al-Sham o Harakat Ahrar ash-Sham Al Islami (El Movimiento Islámico de los Hombres Libres de Levante). Sus orígenes se remontan a la liberación de islamistas prisioneros políticos del régimen tras la amnistía de mayo de 2011. Su líder, Hassan Aboud (alias Abu Abdullah al-Hamawi) es sirio y ha enfatizado que su lucha es por Siria y no por un yihad universal. Se estima su número entre 10 y 20 mil hombres, repartidos en 83 sub-unidades o brigadas que operan en las provincias de Idleb, Hama y Alepo [7]. Cuenta con algunos vehículos blindados, piezas de artillería y manpads.

Frente Islámico de Liberación Sirio

Jabhat Tahrīr Sūriyā al-Islāmiyyah. Aunque guarda un parecido en el nombre, no hay que confundirlo con el anterior Frente Islámico Sirio. Se trata de una de las coaliciones más grandes de grupos combatientes islamistas por número de hombres. Las cifras, aunque improbables, mencionan entre 30 y 40 mil hombres, repartidos en 20 grupos o brigadas (liwáh). Su líder es Ahmad Abu Issa al-Seikh, que es a su vez líder de la brigada Suqour al-Sham (en Idlib). Tiene estrechos lazos con la Hermandad Musulmana y guarda una celosa independencia de sus operaciones. A pesar de que varias fuentes lo incluyen dentro del ELS, e incluso muchos de sus miembros así lo confirman cuando se les pregunta, su líder insiste en que se trata de un grupo independiente. Aunque ambas facciones colaboran muy estrechamente, no dejan de reprochar a los altos mandos del ELS que viven constantemente en la retaguardia al otro lado de la frontera turca. Por su parte, el Ejército Libre les critica por su extremismo islámico (salafismo y sharia), por incitar al odio hacia otras confesiones (alauíes) y por monopolizar el flujo de armas que entra desde Turquía para forzar a los grupos más pequeños a adherirse a ellos.

Entre los grupos de mayor importancia destacan:

  • La Brigada Liwa al-Islam – Opera fundamentalmente en Damasco y alrededores (en los barrios de Douma y Ghouta). Se atribuye la autoría del atentado del 18 de julio de 2012, que mató al ministro de defensa, Dawoud Rajiha, y al vicepresidente, Hassan Turkmani, en Damasco.
  • La Brigada al-Tawhid – Se incorporó al Frente Islámico de Liberación en enero de 2013, aportando alrededor de 1.000 hombres. Opera en la provincia de Alepo y está compuesta de tres sub-unidades: las brigadas Fursan al-Jabal, Daret Izza y Ahrar al-Shamal. Clama por un Estado civil donde la base de la legislación sea la ley islámica suní con respeto y consideración a otras minorías sirias (aunque sin especificar de qué modo).
  • La Brigada al-Farouk – Tuvo su bautismo de fuego en los combates de Bab Amr (en Homs). Se la ha acusado de ataques a cristianos y de imponer impuestos a confesiones no suníes, si bien esto no ha podido ser probado. El Washington Institute for Near East Policy y el Institute for the Study of War la calificaron dentro de una rama del islamismo moderado aunque luego ha estado salpicada de varias controversias. Sus hombres visten la indumentaria yihadista, barba larga y bandanas negras. Sin embargo, su ideología no parece simpatizar con el yihadismo panislámico. En septiembre de 2012 hicieron prisionero y ejecutaron a un miembro de un grupo yihadista que se atrevió a enarbolar la bandera de al-Qaeda en el puesto fronterizo de Bab al-Hawa (Turquía) [8]. Por otro lado, Human Rights Watch confirmó en mayo de 2013 la autenticidad del famoso vídeo colgado en youtube, en el que el comandante Abu Sakkar arrancaba y mordía el corazón de un soldado abatido, al tiempo que arengaba a los rebeldes a hacer lo mismo con todos los alauíes [9]. No obstante, con posterioridad, el mismo informe que confirmó la BBC matizaba que Abu Sakkar era comandante de una facción disidente, la “Brigada Independiente de Omar al-Farouq”, cuyo encuadre dentro de la cadena de mando tanto del Frente Islámico de Liberación Sirio como del Ejército Libre es incierto [10].

Jaish Muhajireen wal-Ansar (“Ejército de Emigrantes y Ayudantes”)

También son conocidos como los “Muyahidin del Emirato del Cáucaso, Rusia, Ucrania, Crimea y otros países de la Comunidad de Estados Independientes”. La “Brigada Muhajireen” o “Brigada de Extranjeros” es una milicia de la línea dura del islam suní formada en 2012 exclusivamente por combatientes yihadistas centroasiáticos, entre los que destacan también numerosos europeos, chechenos y rusos. Es conocida por haber realizado operaciones conjuntas con Jabhat al-Nusra, que incluirían atentados suicidas. En sus filas podrían estar combatiendo ciudadanos de Estados Unidos, Reino Unido, Suecia, Bélgica, Francia e incluso España [11].

Su líder es un checheno llamado Abu Omar al-Checheni/al-Shishani [12], originario de la región del Panksi Gorge georgiano, que luchó en las dos guerras chechenas contra los rusos. Al igual que ISIS y Al-Nusra, son muyahidín que pretenden la instauración del califato pero a diferencia de ellos, cuyos combatientes comenzaron siendo mayoritariamente sirios, Jaish se fundó sobre combatientes exclusivamente extranjeros. No se conoce cuál es su grado de interdependencia respecto de Al-Nusra. Es un conglomerado de diferentes nacionalidades, en donde las órdenes normalmente suelen darse en árabe y después son traducidas a diferentes idiomas como el checheno, tayiko, francés, urdu, dialectos saudíes y, sobre todo, el turco [13]. Los rebeldes sirios se refieren a ellos como los “hermanos turcos”. Han sobresalido en las batallas de Alepo y Latakia.

Ghuraba al-Sham (moderados) Jabhat Ghurabā’ ash-Shām

El grupo, al que se le conoció como los “Extranjeros de Levante”, estaba liderado por un hombre que se hacía llamar Seikh Omar. Llegó a estar formado por alrededor de 2.000 combatientes, cuya ideología variaba desde islamista moderada a manifiestamente secular. Sin embargo, como muchos otros grupos moderados dentro de los rebeldes, fueron rápidamente desplazados. Acusados de actos de saqueo y pillaje, protagonizaron en la primavera de 2013 una serie de enfrentamientos con otros grupos de la línea dura islamista que terminaron por provocar la dispersión de la mayoría de sus miembros hasta reducir al grupo a unos centenares y confiscar todas sus armas.

Ghuraba al-Sham (yihadista) Ghurabā’ ash-Shām

A diferencia del anterior grupo (que era más moderado), la versión yihadista de Guraba al-Sham tiene sus orígenes en la guerra de Iraq de 2003 y está integrado por sirios. Su nombre se debe a que, en aquella guerra, los sirios eran los extranjeros, aunque en los siguientes diez años han combatido en el Líbano y hoy lo hacen en Siria, al lado de Al-Nusra y las facciones más radicales.


[1] ABOUZEID, Rania. “Interview with a Newly Designated Terrorist: Syria’s Jabhat Al-Nusra”. Time Magazine. 25/12/2012, (En línea) <http://world.time.com/2012/12/25/interview-with-a-newly-designated-syrias-jabhat-al-nusra/>

[2] Quilliam Foundation: “Jabhat al-Nusra li-ahl al-Sham min Mujahedi al-Sham fi Sahat al-Jihad. A Strategic Briefing” (En línea) <http://www.quilliamfoundation.org/wp/wp-content/uploads/publications/free/jabhat-al-nusra-a-strategic-briefing.pdf>

[3] A pesar de ello su recién elegido presidente, Moaz al-Khatib, reclamó su inclusión, solicitando a Washington que lo borrara de su lista negra. La negativa estadounidense acentuó aún más la desilusión de la oposición respecto a Occidente, por entender que seguía sin armarlos suficientemente por temor a que las armas acabasen en manos de grupos como Al-Nusra.

[4] Aunque el propio Al-Zawahiri ordenó (a través de un comunicado enviado a la cadena Al-Jazeera) el fin de las hostilidades entre los dos grupos, la disolución de ISIS y la reinstauración del Estado Islámico de Irak sin su facción siria, Al-Bagdadi rechazó abiertamente dicha orden, advirtiendo que seguiría adelante con su intención de unificar ISIS, aunque quedará convertida en una facción rebelde e insubordinada incluso de la propia organización madre, Al-Qaeda.

[5] The Syrian Coalition statement on the 20th September 2013: The Islamic State of Iraq and the Levant Group are not in Line with the Syrian Revolution: “ISIS no longer fights the Assad regime. Rather, it is strengthening its positions in liberated areas, at the expense of the safety of civilians. ISIS is inflicting on the people the same suppression of the Baath party and the Assad regime”. (En línea) <http://www.etilaf.org/en/date/2013/9/20.html?catid=10>

[6] Syria’s Islamist fighters: Competition among Islamists. The Economist. 20/07/2013 (En línea) <http://www.economist.com/news/middle-east-and-africa/21582037-one-islamist-rebel-group-seems-have-overtaken-all-others-competition-among>

[7] De sus brigadas destacan: Qawafel al-Shuhada y Ansar al-Haqq Brigades (ambas en la localidad de Khan Sheikhoun, en la provincia de Idlib), la brigada al-Tawhid wal-Iman (en Maarrat al-Nouman, también de la provincia de Idlib), la brigada Shahba (en Alepo), la brigada Hassane bin Thabet (en Darat Ezza, provincia de Alepo) y las brigadas Salahaddin y Abul-Fida (ambas en Hama).

[8] ABOUZEID, Rania. “Syria´s Up-and-Coming Rebels: Who are the Farouq Brigades?” En Time Magazine. 25/12/2012 (En línea) <http://world.time.com/2012/10/05/syrias-up-and-coming-rebels-who-are-the-farouq-brigades-2/print/>

[9] CNN: “Syrian rebel eats heart, threatens regime” 16/05/2013 <http://www.youtube.com/watch?v=LEZUraRor1o>

[10] Además de estos grupos existen otros grupos “menores” del Frente Islámico de Liberación Sirio, como la Liwáh Dawud, el Consejo Revolucionario de Deir ez-Zor, Tajmo Ansar al-Islam (Damasco) y las Liwáh Amr Ibn al-Aas (Alepo) y al-Naser Salaheddin (Latakia).

[11]Channel4: “Britons fighting with Syria’s jihadi ‘band of brothers” 14/06/2013 (En línea) <http://www.channel4.com/news/syria-war-rebels-jihadi-ibrahim-al-mazwagi>, GUDMUNDSON, Per: “The Swedish Foreign Fighter Contingent in Syria”,

24/09/2013, (En línea) <http://www.ctc.usma.edu/posts/the-swedish-foreign-fighter-contingent-in-syria>, IRUJO, José María: “Guerreros de Ceuta”, en ElPaís, 24/06/2012 (En línea) <http://politica.elpais.com/politica/2012/06/22/actualidad/1340387166_564160.html>

[12] The Long War Journal. “Chechen commander leads Muhajireen Brigade in Syria” Febrero 2013. (En línea) <http://www.longwarjournal.org/archives/2013/02/chechen_commander_le.php>

[13] VIDEO: <http://www.youtube.com/watch?v=6qsRdwbz-tw&feature=player_embedded#t=420>

Abu Omar, líder de Jaish Muhajireen wal-Ansar, el hombre de la barba roja, aparece sentado junto con 19 yihadistas armados, algunos enmascarados, dos de ellos sostiendo la bandera de Al-Qaeda en Irak.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Diego Represa

Licenciado en Historia. Especialista en comunicación y conflictos armados, con interés y experiencia en los países de Oriente Medio y Asia Central. Fotógrafo en ciernes, mochilero y correcaminos profesional. Contacto: diego.represa@hemisferiozero.com