Música de Balas

Javier Jimeno 3

Fotografía: Javier Jimeno

Por Silvia Barradas Pinto*.

El sonido de las balas mata

Madrid, ESPAÑA// Las balas suenan. Cuando son muchas, producen música. Ese ritmo metálico, oscuro y trágico lo escuchan y sufren, cada día, miles de víctimas del narcotráfico en México.

Música de Balas, obra de teatro-documento escrita por el Premio Nacional de Dramaturgia 2011 (México) Hugo Salcedo, trasmite este sonido a través de cuatro actores y algunas historias de injusticias y denuncias. Viñetas que representan el continuo terror de la población civil. Personifican las muertes violentas relacionadas con el crimen organizado. Para ello, en el escenario se palpa la tensión, el misterio y la capacidad de trasmitir al espectador indignación, dolor, reflexión y pocas esperanzas.

Se inicia con la cifra de 59.871 para, una a una, superar las 60.000 personas muertas por la guerra del narco. Sí, son números que pertenecen a víctimas, a personas, a jóvenes y a viejos, a hijos y a padres. A través de la voz de los actores y del discurso de Hugo Salcedo se exponen distintas formas de morir, de ser torturado o asesinado en una fosa común.

El escenario está planteado como un ensayo general, con un lenguaje teatral directo, donde la realidad impera. El público entra en la sala y se encuentra a una mujer y tres hombres vestidos de negro, de pie y llenando un escenario vacío. Pronto suenan las balas y empiezan a descubrirse las historias, directas, sin adornos, transparentes. Un cuerpo colgando de un puente. El horror en la frontera con Estados Unidos. La belleza del amor de una madre y el dolor de la pérdida de su hijo en manos de narcotraficantes. Violaciones y gemidos. Pistolas aquí y allá. Miseria y lucha por la supervivencia. Balas perdidas. Matanzas. “Un cuerpo desnudo colgado de las patas”. Jóvenes delincuentes que sueñan con tener “unas hummer bien reportadas”. Datos. Cuerpos mutilados. La cabeza rodante, deslizante y solitaria. Discriminación. La venganza: “¡te voy a llenar de esquirlas toda la cara! ¡Ni tu mamá, ni tu hermano Josecito, ni nadie, van a poder reconocerte!”. Tequila. El desgarro de La Llorona de Chavela Vargas.

Imagen de previsualización de YouTube

En la obra, también aparece la figura de Felipe Calderón repitiendo una y otra vez: “la violencia no es culpa del gobierno”. Pero, desde el arranque de su gobierno a finales de 2006, cuando Calderón lanzara una ofensiva en contra de las bandas criminales de narcos y hasta 2012, han sido asesinadas más de 60.000 personas. Una cifra que ayuda a comprender el problema en  el que está sumergido México, donde el narcotráfico es la segunda fuente de ingresos, por debajo de la venta de petróleo.

Música de balas desarrolla el tema de la violencia actual en México. Dirigida por Raúl Rodríguez e interpretada por Carlos Segura, Quetzalli Cortés, el mismo Rodríguez y Christel Klitbo. Ella es actriz profesional mexicana y residente en España.

Christel, ¿cuál es tu visión del narcotráfico?

Me parece una pregunta muy compleja. Podría calificarlo como malo, pero entonces mi postura sería muy puritana porque, ¿en dónde quedan los consumidores? -que son muchos y que muchas veces son amigos y familiares nuestros-. Además, nunca me he visto en necesidad real de hacer cosas extremas para sobrevivir. Si un país no da educación para todos no puede exigir como si la diera. Mientras que miles de mexicanos tengan que irse a otros países, arriesgando muchas veces su vida, mientras que tengan que seguir buscando maneras de sobrevivir que no de vivir, mientras exista el nivel de desigualdad que existe en México, seguirá habiendo crimen organizado.

Javier Jimeno2

Fotografía: Javier Jimeno

¿Hay otras salidas?

Seguramente, pero en este momento representa una manera de supervivencia para muchos mexicanos.

En cuanto a Música de Balas, ¿cómo surgió la idea de montar el texto de Hugo Salcedo?

No fue tanto una idea de montar este texto. Yo llevaba algún tiempo buscando un texto que me enamorara, porque quería gestionar mis propios proyectos, pero quería que el primero tuviera algo que decir. Entonces, una amiga vino de México y trajo este texto en el que ella había sido parte del elenco durante la lectura dramatizada de la entrega del Premio Nacional de Dramaturgia. Juntas decidimos hacer una lectura dramatizada aquí en un café de Madrid. Y ahí, empezó todo.

¿Por qué en España?

España es el país en donde yo resido desde hace tres años y, a mí, me interesa que se conozca más el teatro que se hace en México.

Quetzalli vive en México y, actualmente Carlos también, ¿habéis representado la obra en vuestro país?

No, de hecho hubo otra compañía que hizo otro montaje de la obra hasta el año pasado.

¿Os lo planteáis?

Yo por el momento no lo sé, porque tendría que estar allí, pero ¡ya veremos!

¿Qué significa para vosotros esta obra?

Para cada uno es diferente. Para mí, es mi primer proyecto auto gestionado y me encanta el resultado. Estoy feliz con el equipo y el montaje que logró Raúl. Se parece mucho a lo que yo tenía en mente. Carlos, por ejemplo, lleva toda la vida en España. Supongo que fue un reencuentro con México. Para Raúl supone su primer montaje después de la carrera, tiene mucho un valor especial y, para Quetzalli, que de hecho es el que sí vivía allí cuando la guerra, dice que le gusta el texto porque no tiene una postura, sino que habla sobre seres humanos que podrían ser cualquiera.

Un tema complejo, delicado, con un ritmo poético, acompasado ¿para envolver al espectador?

Con un tema tan escalofriante como es una guerra creo que es la mejor manera de presentarlo, mucha poesía y muchísima entrega. Los cuatro somos apasionados del teatro y creo que esto se refleja en cada función.

Música de balas te espera en El Sol de York, en Madrid, los jueves, viernes y sábados a las 20:30h y los domingos a las 19:00h hasta el próximo 13 de octubre.

______________________

*Silvia Barradas Pinto (@S_Barradas) es licenciada en Periodismo por la UCM. Ha realizado diversos cursos de acción humanitaria, comunicación política, derecho de la ciudadanía de la UE, comunicación y movimientos sociales contemporáneos. Ha trabajado en Canal Extremadura, Babylon Magazine, RTVE y KISS FM. Su último trabajo fue como entrevistadora y redactora en prnoticias. Le fascina el periodismo para remover conciencias. Cree en las personas y en sus historias. Interesada en mirar hacia el sur.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Hemisferio Zero

Hemisferio Zero es un medio digital especializado en información internacional sobre los llamados Países del Sur. El equipo, con sede en Madrid, está formado por jóvenes periodistas, historiadores y fotógrafos con corresponsalías en México, El Salvador, Colombia, Senegal y, eventualmente, en Turquía, Siria y los Balcanes. Nuestro foco está puesto en los derechos humanos, movimientos sociales, medio ambiente, conflictos armados, acción humanitaria y cooperación para el desarrollo en latitudes que apenas tienen cobertura en la agenda de los medios tradicionales. El Sur no es uno, sino todos los que caben dentro. Por ello y porque creemos en las personas y sus historias, hemos creado un espacio que ofrece una perspectiva global sin olvidar lo local. Porque como decía Kapuściński, el periodismo ha de ser intencional y remover conciencia