Grupos de autodefensa en México

Para entender el fenómeno creciente de los grupos de autodefensa en México hay que remontarnos al 11 de diciembre de 2006, cuando el presidente Felipe Calderón anunció un operativo del Ejército que saldría de los cuarteles y se dirigiría al estado de Michoacán para enfrentar a los carteles del narcotráfico y grupos del crimen organizado.

Policia_Comunitaria_Aquila_Michoacan-6

SAN MIGUEL DE AQUILA, MICHOACÁN, 24JULIO2013.- Policias comunitarios dialogaron con Policias Municipales después de haber tomado el ayuntamiento aproximadamente a las 5 de la madrugada sin ocurrir hasta el momento ningún incidente, acción que tomaron al no aguantar mas el pagar cuotas al crimen organizado buscando la paz y la libertad de los habitantes de este municipio Michoacano.
FOTO: ALAN ORTEGA /CUARTOSCURO.COM

 

Por David Ordaz y Oyuki Sánchez*.

Distrito Federal, MÉXICO// La lucha se convirtió en guerra y el conflicto se extendió por todo el país donde las pobres cifras gubernamentales se quedaron en 70,000 muertos, mientras que datos de organismos civiles e internacionales reportaban más de 150,000 víctimas, 30,000 huérfanos y 70,000 desplazados.

Con la llegada al gobierno de Enrique Peña Nieto del Partido Revolucionario Institucional (PRI) crecieron los rumores de un posible pacto entre el “nuevo PRI” y el narco, sin embargo, las consecuencias del sexenio pasado ya estaban presentes.

El mismo estado donde surgió la guerra contra el narco es ahora la entidad donde todo se ha transformado con el surgimiento de comunidades que vulnerables por la falta de seguridad de las autoridades y las extorsiones de criminales decidieron armarse y crear sus propias reglas para mantenerse sanos y salvos.

En febrero de este año, alrededor de 3,000 personas de distintas comunidades comenzaron a tomar las armas de policías municipales y aplicar la justicia por mano propia, estableciendo reglas y castigando a todo aquel que buscara ingresar a esas regiones.

El hartazgo de los pobladores, sumado a la situación de abuso y violencia y la pérdida de credibilidad en las autoridades, dio lugar a que se conformará el primer grupo de autodefensa en el estado de Guerrero, sin embargo, actualmente ya se han formado alrededor de 45 grupos de autodefensa en todo el país, concentrados en diferentes comunidades de Guerrero, Michoacán, Chiapas, Oaxaca, Sonora, Chihuahua, Hidalgo, Veracruz, Tabasco, Puebla, Morelos y Estado de México.

Pese a la cobertura mediática que ha tenido el tema en México, no existía un registro completo de las regiones donde se han establecido grupos de autodefensa y policías comunitarias, pero a continuación presentamos la lista completa por estado y comunidades en donde se han formado grupos de autodefensa:

En Sonora, Punta Chueca; Chihuahua, Ascención y Galena; Hidalgo, Tasquillo, Ixmiquilpan, Alfayuca; Veracruz, Zongolica; Tabasco, Cárdenas; Chiapas, Bella Vista, La Grandeza, Motozintla, El Porvenir, Bejucal de Ocampo, Mazapa de Madero, Escuintla, Frontera Comala, Chicomuselo, Acacoyagua; Oaxaca, Santos Reyes Nopala, Juchitan; Puebla, Tepeyac; Morelos, Cuautla, Ciudad Ayala; Estado de México, Tejupilco, Almoloya de Alquisiras, Luvianos; Guerrero, Ayutla, Tixtla, San Luis Acatlán, Zacatzonapa, Cruz Grande, San Marcos, Tecoanapa, Marquelia, Copala, Cuautepec, Florencio Villarreal, Juan R. Escudero; Michoacán, Buenavista Tomatlán, Cherán, Aquila, Tepalcatepec.

No es un secreto, que por lo menos algunos de estos grupos, tienen como objetivo más allá de salvaguardar la paz, intervenir como un poder fáctico. Así, por ejemplo, el caso de Tepalcatepec en Michoacán, José Manuel Mireles, jefe de las autodefensas en esta comunidad declaró a la revista colombiana Semana que “Viene la revolución para México. Estamos bien dispuestos a hacer un movimiento insurgente nacional en contra de todo lo que está pasando, porque si el gobierno no pone la situación, nosotros la ponemos”.

Mientras el gobernador interino, Jesús Reyna sostuvo que “el problema es saber si estos movimientos (las autodefensas) siguen conservando su autenticidad o han sido ya utilizados, penetrados, y tienen relación con un grupo delictivo”, hace unas semanas la policía local disparó sobre un conjunto de personas que denunciaban los nexos entre el gobierno y el cartel de los Caballeros Templarios. En los siguientes cuatro días aparecieron 37 muertos.

Octavio Villanueva, otro líder comunero, del municipio de Aquila, aseguró que el Ejército mexicano trabaja en conjunto con el crimen organizado y acusó a policías federales de capturar a 46 indígenas por sospechas de ser parte del grupo de autodefensa.

La riqueza bajo tierra y las balas sobre ella

El propio Villanueva explicó que el conflicto en la región tiene dos partes, la defensa contra el cartel de Los Caballeros Templarios y problemas internos de la localidad vinculados con una empresa minera.

Informó que hay 401 personas que tienen derecho sobre la mina de la localidad, sin embargo la empresa Ternium ha acaparado todos los contratos, maquinaria y restaurantes, los comuneros que trabajan actualmente con la empresa están bien económicamente y eso ha provocado castigos y el rechazo por parte del resto.

“La comunidad tiene un reglamento interno y si alguien se pone en contra de la asamblea, las reglas dicen que se le puede castigar a través de las regalías que salen de la mina hasta que se pida perdón a la asamblea”, dijo.

En noviembre de 2009, la empresa Ternium en México y el gobierno de Michoacán, descubrieron la placa de la Planta Aquila Nueva Generación, proyecto con una inversión de 27 millones de dólares.

El presidente de la empresa, Julián Eguren y el entonces gobernador, Leonel Godoy hablaron del proyecto industrial para aprovechar las reservas de mineral.  La Mina Aquila fue presentada con instalaciones para trituración primaria, secundaria y terciaria, así como poleas magnéticas y cobbers, para la pre-concentración del mineral.

Aquila es uno de los principales municipios mineros de la entidad con yacimientos de oro, plata, cobre y hierro.

El líder comunero aseguró que la minera Ternium es uno de los responsables de la violencia en esa región porque desde su llegada se desataron las extorsiones por parte del cartel de los Caballeros Templarios.

Aquila es uno de los principales municipios mineros del estado, sus suelos tienen grandes yacimientos que generan ganancias millonarias a distintas empresas, razón por la cual el crimen organizado las extorsiona, así como a sus beneficiarios.

Octavio Villanueva sostuvo que la comunidad está desesperada porque está en manos del crimen organizado, esta  fue la razón por la que retuvieron a 32 militares en días pasados, con la idea de negociar para que soltaran a sus compañeros detenidos.

“Ahorita tenemos gente que ha visto rondando a Los Caballeros Templarios, pero sin el apoyo del gobierno, estamos en sus manos”, indicó.

Policia_Comunitaria_Aquila_Michoacan-8

SAN MIGUEL DE AQUILA, MICHOACÁN, 29JULIO2013.- La cabecera municipal de Aquila se encuentra bajo la seguridad de los más de 100 Policías Comunitarios que se encuentran apostados en las entradas y en la sierra que rodea a este pequeño pueblo Nahua de la costa-sierra de Michoacán, “Somos comuneros e hijos de comuneros del municipio; ya estamos hartos de la delincuencia organizada que opera en la región, vimos lo que hicieron los municipios vecinos de Tierra Caliente, por eso también nosotros nos organizamos; ya no aguantamos más solo nos vienen a robar, no dejaremos las armas ni permitiremos que vuelvan a entrar a nuestro pueblo, al contrario nos vamos a expandir con nuestras comunidades vecinas y no declinaremos hasta erradicar a todas esas lacras que no trabajan pero si vienen a cobrar plaza intimidándonos con la amenaza de asesinarnos si no pagamos la respectiva cuota. No confiamos en instituciones se seguridad, queremos que vengan Marinos y Policías Federales a que nos apoyen a limpiar nuestro municipio de crimen organizado” así indico en entrevista el secretario de la autodefensa de Aquila. FOTO: ALAN ORTEGA /CUARTOSCURO.COM

La violencia se expande a 13 estados y la capital

La falta de seguridad y gobernabilidad está originando el nacimiento de grupos de autodefensa en más estados del país. En Guerrero, los grupos de autodefensa secuestraron a 60 militares durante 36 horas y 600 hombres armados bloquearon la carretera entre Acapulco y Zihuatanejo “para exigir al Presidente que limpie esta zona de la delincuencia organizada”.

En el caso de la capital del país, comerciantes del barrio de Tepito, conformaron un grupo de civiles para vigilar y evitar delitos.

La Asociación de Comerciantes Establecidos y Semifijos de Tepito explicó que ante el mal trabajo de los policías preventivos que son enviados para cuidar la zona, se organizarían en grupos defensivos ya que se ha comprobado que las autoridades tienen vínculos con la delincuencia.

Dentro de la misma ciudad, en la delegación Milpa Alta, decenas de talamontes tienen bloqueados los accesos principales a los pueblos y han tomado las casetas de vigilancia con armas y machetes.

Julián Flores Aguilar, representante general de los bienes comunales de Milpa Alta y los auxiliares de los nueve pueblos anexos, se han reunido con el jefe de la delegación Victor Hugo Monterola Ríos, para exigirle que clausure los más de 50 aserraderos clandestinos que se tienen identificados, se liberen los accesos y se resguarde el bosque con policías de la Secretaría de Seguridad Pública.

En este encuentro, representantes de nueve pueblos advirtieron que si las autoridades no actúan con prontitud, los propios comuneros integrarán brigadas de autodefensa para proteger su patrimonio.

En los últimos días, los grupos de autodefensa aumentaron sus acciones en contra de delincuentes y autoridades, reteniendo a más de 45 personas  en el estado de Guerrero y otras decenas más en Michoacán.

La respuesta del Estado no se hizo esperar y varios civiles fueron detenidos a pesar del discurso del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien aseguró que se trabajaría en un Pacto por Michoacán para dar gobernabilidad a la entidad en busca de expandirse a otros estados.

Actualmente en México hay muchas zonas donde la ley admite que las comunidades indígenas tengan vigilancia comunitaria. Con base en esas normas, los grupos se están armando, y más aún, las autoridades están legalizando dichos movimientos para enfrentar lo que la policía no puede enfrentar, pues la corrupción y la infiltración del narcotráfico son generalizadas en todos niveles del Estado.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre David Ordaz

Periodista desde hace 10 años. Ha colaborado en diversos medios de comunicación como El Economista, Reforma, El Universal y revistas especializadas, además de medios digitales como Terra y e-consulta. Ha cursado una maestría en Periodismo Político y actualmente es director del sitio cuartodeguerra.wordpress.com