Correa agradece en Madrid el apoyo de sus conciudadanos y garantiza defensa legal frente a los desahucios

Co-escrito por Ignacio Peña Ruiz*.

Correa centra su discurso en el drama de las hipotecas y las críticas al sistema bancario. El gobierno ecuatoriano anima a sus compatriotas a regresar a su país con los planes de retorno voluntario

Agua de coco, tostado [1], chochos [2], cuerito [3] y hornado [4]. Y a falta de la “ecuatorianamente” refrescante Pielsener [5], una Mahou para aliviar la larga espera al sol. El pasado viernes 19 el ambiente en los alrededores del Palacio de Vista Alegre de Madrid a primera hora de la tarde era el mismo que se puede vivir cualquier domingo en los parques quiteños. Familias enteras de ecuatorianos afincados en España acudieron a la fiesta que la Embajada de su país organizó en Madrid con motivo de la visita del presidente de la República. Rafael Correa pasó por España dentro de su gira europea en visita no oficial, con el objetivo de agradecer a la población migrante el respaldo al proyecto de Alianza PAIS en las últimas elecciones de febrero.

Alrededor de 10.000 personas acudieron a Vista Alegre, muchos de ellos ataviados con banderas tricolor, otros portando pancartas con mensajes de apoyo a Correa y al proyecto de la Revolución Ciudadana.

10.000 compatriotas acudieron al encuentro con su presidente, Rafael Correa, en el Palacio de Vista Alegre de Madrid. Fuente: Presidencia de la República del Ecuador en Flickr.

10.000 compatriotas acudieron al encuentro con su presidente, Rafael Correa, en el Palacio de Vista Alegre de Madrid. Fuente: Flickr Presidencia de la República del Ecuador.

Correa jugaba en una plaza segura. En los comicios del 7 de febrero, los ecuatorianos residentes en la Península le otorgaron el 83% de los votos [6]. No es de extrañar, pues, que el ambiente fuera de auténtico entusiasmo.

La velada comenzó con actuaciones musicales de artistas ecuatorianos afincados en España y muestras de folklore andino, que dieron paso a las intervenciones de la embajadora Aminta Buenaño, la Secretaria Nacional del Migrante, Lorena Escudero, y del canciller Ricardo Patiño, como teloneros de Rafael Correa.

Pese a la euforia, los discursos políticos tenían de fondo la difícil situación por la que atraviesan miles de familias ecuatorianas en España, arrastradas por la espiral de la crisis económica. Una situación, si cabe, aún más dramática al carecer del colchón familiar que está amortiguando la caída de muchos hogares españoles.

El apoyo del gobierno de Ecuador a las familias afectadas por los desahucios [7], mediante asesoría y representación legal, ha sido un aspecto clave de la política exterior durante el último año. Un respaldo que tanto Proaño como Escudero destacaron y que ha tenido su respuesta en las urnas.

Por su parte, Patiño se centró en los planes gubernamentales para facilitar el retorno a Ecuador de aquellas familias que deseen hacerlo. “Es un buen momento para regresar y aplicar en vuestro país todo lo que habéis aprendido fuera”, destacó el canciller.

La subida al escenario de Rafael Correa fue el punto álgido del encuentro. Su discurso se desarrolló siempre en torno a la misma idea, que no es nueva en las políticas del presidente ecuatoriano: las personas están por encima del capital.

Rafael Correa, líder de Alianza PAIS y presidente de Ecuador. Fuente: Presidencia de la República del Ecuador en Flickr.

Rafael Correa, líder de Alianza PAIS y presidente de Ecuador. Fuente: Flickr Presidencia de la República del Ecuador.

A partir de ahí, Correa criticó duramente las leyes hipotecarias españolas que afectan a miles de compatriotas y la rigidez de las condiciones impuestas por la troika, que anteponen el pago de la deuda (o rescate financiero) a las políticas sociales.

En este sentido, el mensaje del presidente de la República también va dirigido a los dirigentes españoles y europeos, y viene a decirles que no cometan los mismos errores que arrastraron a Latinoamérica al agujero del subdesarrollo durante la “década perdida” de los años 80 y la “larga noche neoliberal” de los 90.

Precisamente estos años negros fueron, tal y como recordó Correa, el desencadenante de los procesos migratorios en masa de ecuatorianos hacia el exterior. “Nunca el país acabará de pagar a sus migrantes todo lo que les debe; gracias a ellos y a sus remesas, Ecuador salió adelante durante muchos años”, señaló Correa. “La inmigración fue una catástrofe social, dejó a muchos niños sin sus padres y despobló el país”, añadió.

Ligado a esto, el presidente habló de los planes de retorno voluntario, pero también de las oportunidades que el país brinda a los extranjeros. Ecuador atraviesa una época de bonanza económica y de desarrollo social que está reduciendo la brecha entre ricos y pobres. Necesita de mano de obra cualificada, investigadores y profesionales. También de inversores, pero Correa recuerda: “Dicen que Ecuador es un mercado interesante para tal y cual cosa… No, señores. Ecuador no es un mercado. Ecuador es una nación”.

El encuentro entre ciudadanos ecuatorianos y Rafael Correa transcurrió en un ambiente festivo y folclórico. Fuente: Presidencia de la República del Ecuador en Flickr.

El encuentro entre ciudadanos ecuatorianos y Rafael Correa transcurrió en un ambiente festivo y folclórico. Fuente: Flickr Presidencia de la República del Ecuador.

Rafael Correa sigue siendo lo mejor y lo peor del proyecto de la Revolución Ciudadana. Lo mejor, porque es un líder carismático, directo y cercano, que se diferencia de la gran mayoría de líderes del Norte por ser políticamente incorrecto, y de la mayoría de líderes del Sur por huir del populismo. Porque sus discursos suenan bien pero no son sólo palabras, sino que van precedidos de hechos como la reducción de la pobreza y la mejora del Índice de Desarrollo Humano en Ecuador.

Pero al mismo tiempo Correa es lo peor que le puede pasar a Alianza PAIS, porque el excesivo personalismo con el que se afrontan sus campañas políticas puede ocasionar que un proyecto tan pertinente y necesario para Ecuador en estos momentos como es la Revolución Ciudadana desaparezca cuando acabe el mandato de Correa.

De momento, queda claro que el apoyo que recibe dentro y fuera del país es innegable, al igual que los avances que ha experimentado Ecuador durante los últimos seis años. Incluida la estabilidad política, después de una década agitada en la que hasta siete presidentes ocuparon el Palacio de Carondelet, reflejando el desapego de la población ecuatoriana hacia sus dirigentes. La llegada de Correa ha logrado reducir esa brecha entre gobernantes y gobernados, como aseguró el viernes el presidente en su discurso: “Decían que los ecuatorianos éramos ingobernables pero se equivocaban. Hemos demostrado que Ecuador es perfectamente gobernable cuando tiene un gobierno que se parece a su gente”.

_____________________________________________

*Ignacio Peña Ruiz (@coooopera) es politólogo dedicado a la cooperación internacional, a caballo entre España y Latinoamérica. Ha trabajado en Ecuador en diversas ONG autóctonas, gestionando proyectos educativos, sanitarios y de hábitat que le han permitido recorrer cada rincón del país. Apasionado de la política y los movimientos sociales latinoamericanos. Actualmente reside en Madrid, centrado en la atención sanitaria a inmigrantes como técnico de Salud Entre Culturas.


[1] Maíz tostado.

[2] Altramuces.

[3] Corteza de cerdo.

[4] Plato típico a base de cerdo asado, patata hervida y ensalada.

[5] Marca de la cerveza más popular de Ecuador.

[6] Los votos de la población ecuatoriana afincada en el extranjero eligen a seis representantes de la Asamblea Nacional: 2 en Europa, Asia y Oceanía; 2 en Canadá y Estados Unidos; y otros 2 en Latinoamérica, Caribe y África.

[7] Según la Coordinadora Nacional de Ecuatorianos en España, unos 15.000 ecuatorianos están afectados por el problema de las hipotecas.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre María Casinos Rosell

Periodista y especialista en información internacional y países del Sur. Ha trabajado y dirigido medios escritos de ámbito local. Ha residido en Ecuador, donde ha trabajado como periodista y ha colaborado en distintas organizaciones sociales. Interesada en la comunicación desde el Tercer Sector. Devoradora de series, viajera empedernida y adicta a twitter. En LinkedIn: Maria Casinos Rosell. En Twitter: @la_casitos