10 años con Couso, entrevista a Maribel Permuy: “A mi hijo José ya no le van a devolver, pero que haya justicia” [+VÍDEO]

Han pasado ya diez años desde que José Couso fuera asesinado en Irak a manos del ejército estadounidense. Diez largos años en los que la familia del camarógrafo español no ha cesado en su lucha, en los tribunales, en los medios de comunicación y en la calle, reclamando justicia y el fin de la impunidad con la que cuenta hoy un crimen de guerra que no prescribirá nunca, pues está considerado de ‘lesa humanidad’.

Imagen de previsualización de YouTube

Vídeo: Celia Hernández y Carlos Montañez. Hemisferio Zero.

El 8 de abril de 2003, un proyectil disparado por uno de los tanques de la 3ª División de Infantería del ejército estadounidense impactó en la planta 15 del Hotel Palestina en Bagdad, edificio en el que se encontraban alojados muchos de los medios de comunicación que se habían desplazado a cubrir la guerra de Irak. En el mismo ataque resultó herido de muerte, junto a Couso, el periodista ucraniano de la agencia Reuters, Taras Protsyuk.

Desde un primer momento, los argumentos esgrimidos para justificar la ofensiva han sido contradictorios e insostenibles. El gobierno estadounidense estaba informado de que en el Hotel Palestina se encontraban alojados muchos de los medios internacionales, ninguno de los numerosos testigos que se encontraban en la zona vieron ni oyeron que se estuvieran atacando las posiciones estadounidenses desde ningún punto del hotel, e incluso la distancia que separaba el Hotel Palestina  y el tanque estadounidense era demasiada como para que este pudiera haber sido alcanzado por un lanzagranadas.

A pesar de todos estos factores, el caso todavía sigue abierto. Los abogados de la familia del cámara han presentado recientemente nuevas diligencias –admitidas por el magistrado Santiago Pedraz- para reactivar las órdenes de busca y captura de los culpables del asesinato. Hay tres soldados estadounidenses procesados y dos superiores imputados. Hasta la fecha, la Interpol se ha negado a cumplir esta orden de busca y captura, mientras los diferentes gobiernos que ha tenido España desde 2003 (Aznar, Zapatero y Rajoy) han priorizado el mantener una buena relación con EE.UU. por encima del esclarecimiento de los hechos.

Maribel Permuy, madre de José Couso, no puede evitar seguir emocionándose cuando recuerda los hechos de aquel 8 de abril de 2003. “Hablo como madre de los sentimientos que tengo de esos días y que martillean en mi mente. Sobre todo, cuando cierro los ojos, las imágenes de la muerte de José…”.

Sin embargo, el enorme apoyo social que han recibido durante esta década empuja a la familia a recomponerse y continuar con una lucha que ya no es sólo suya. “Yo pienso que les estamos haciendo mucho daño. Cada vez que vamos a la embajada sabemos que están hartos de la familia Couso y de todos los que nos siguen. Somos David contra Goliat, pero vamos a seguir con la lucha”.

José Couso se ha convertido en un símbolo contra los crímenes de guerra y por la libertad de información, pero su familia no deja nunca escapar la oportunidad de recordar a los cerca de 100.000 civiles que han perdido la vida en Irak desde la invasión norteamericana en 2003. En palabras de Maribel, José no sólo representa a los periodistas, “sino también a la población civil, que ha sido masacrada”.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Guillermo Naya

Licenciado en Periodismo y especialista en información internacional. Colabora actualmente con el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH). Gran interés en África Subsahariana. Contacto: guillermo.naya@hemisferiozero.com