Turquía se contrae (III)

Manifestantes kurdos protestaron con una huelga de hambre en Estambul el pasado noviembre. Fotografía: Josune Murgoitio.

Manifestantes kurdos protestaron con una huelga de hambre en Estambul el pasado noviembre. Fotografía: Josune Murgoitio.

Por Josune Murgoitio*.

Proceso de paz en Turquía

En los últimos días saltó a las portadas las conversaciones de paz del Gobierno turco con Abdulá Öcalan, líder y uno de los fundadores del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, en kurdo), considerado por Turquía, la Unión Europea y Estados Unidos como una organización terrorista, definida comunista-socialista, nacionalista y separatista, que se funda en 1974, y es responsable, según las estimaciones de las autoridades turcas, de 40.000 muertes. El proceso de paz pretende un desarme a cambio de una reforma legislativa que ayude a integrar a la minoría kurda.

Alicia Cebada, experta en Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad Carlos III de Madrid, valora el proceso de paz recién iniciado en Turquía como “muy positivo” porque “Öcalan está participando en las negociaciones”. A finales de febrero, Öcalan remite una carta desde prisión para alertar de las “graves consecuencias” que tendría para Turquía no abordar un proceso de paz con el PKK. El primer ministro Recep Tayyip Erdogan advierte de que las operaciones contra milicianos del PKK continuarán hasta que no se produzca el desarme.

Letreros del AKP, partido de Erdogan. Fotografía: Josune Murgoitio.

Letreros del AKP, partido de Erdogan. Fotografía: Josune Murgoitio.

Murat Tülüoĝlu, un músico residente en Estambul, define el PKK como “grupo terrorista establecido al este de Turquía, Irak y Siria”, cuya “intención es cambiar las ideas de la población kurda” pero “ellos no quieren una República al este de Turquía” porque “la mayoría viven muy bien al oeste”.

Fuentes consultadas, cuya identidad prefieren no desvelar por miedo a recibir represalias, afirman que “en Turquía todos tenemos los mismos derechos. No importa quién eres o dónde has nacido. Existe una cadena de televisión que emite en [idioma] kurdo. Turquía es un Estado donde se mezclan muchas etnias con orígenes diferentes y todos los gobiernos [del país] respetan el estilo de vida de las personas y las religiones”.

Alicia Cebada cree que “es clave que la población turca apoye un posible acuerdo”, por lo que hay que “persuadir a la sociedad civil de que hace falta poner fin a este conflicto violento”. La experta opina que “cualquier intento de resolver pacíficamente un conflicto que se prolonga desde hace más de 30 años debe verse con esperanza”. Los orígenes se remontan al Tratado de Sévres con el imperio otomano en 1920, cuando se preveía la creación de una región autónoma kurda y la responsabilidad por el genocidio armenio. Sin embargo, cuando el ex presidente Mustafá Kemal Atatürk llega al poder, se niega a ratificar el Tratado, sustituyéndolo por otro en el que desaparece la referencia a la autonomía kurda y al genocidio armenio. Tras alguna revuelta del pueblo kurdo, el conflicto estalla con toda su virulencia a partir de la creación del PKK.

Abdulá Öcalan, líder del PKK. Fuente: Cewlik.net.

Abdulá Öcalan, líder del PKK. Fuente: Cewlik.net.

“El nacionalismo kurdo toma forma en los años 70, cuando Öcalan crea el PKK. Desde entonces -teniendo como referencia el marxismo- se ha reivindicado la independencia, aunque hoy en día las exigencias se han matizado. El PKK podría mostrarse dispuesto a aceptar una oferta de autonomía reforzada”, explica Alicia Cebada. Su líder Abdulá Öcalan cumple cadena perpetua en la isla de Imrali desde 1999, después de que, extraditado desde Kenia, se modificara su condena, abolida la pena de muerte en 2002. Por su parte, el abogado de Öcalan denuncia las condiciones penitenciarias en las que vive, sin apenas comunicación con otros presos y el mundo exterior.

En España, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz decreta prisión, el pasado 13 de febrero, para tres supuestos terroristas kurdos por pertenecer al aparato de financiación y extorsión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán. En paralelo a esta operación, en Francia se detienen a 16 supuestos terroristas por la misma causa, después de que París fuera escenario del abatimiento a tiros de tres militantes separatistas kurdas (entre ellas Sabine Candil, muy ligada al líder y fundador del PKK Öcalan), cuando se encontraban el pasado 10 de enero en la asociación Centro de Información del Kurdistán en la capital francesa. “Una ejecución planificada” que desata el rechazo de centenares de kurdos en las calles de la capital francesa al Estado turco por considerar el suceso como “un asesinato político”.

Reconocimiento de la lengua y autonomía kurda

“El diálogo y la negociación son el camino para resolver cualquier conflicto, y hoy tenemos dos ejemplos de ello: la decisión de las FARC y la voluntad anunciada por Turquía para negociar con el PKK”, destaca la izquierda abertzale, que muestra sus condolencias “al pueblo kurdo” desde el País Vasco. Su representante Jon Andoni Lekue toma la palabra en la conferencia que la plataforma “Freedom to Öcalan for Peace Platform” (Libertad a Öcalan para el proceso de paz) organiza en Estambul, junto al abogado internacional Brian Currin. El sudafricano ha desempeñado un papel activo en el nuevo escenario político que se abre en Euskadi, inmersa en un proceso de paz, desde que la organización terrorista ETA anunciara su cese definitivo el pasado 20 de octubre de 2011.

Alicia Cebada opina que, con “claras diferencias” respecto del “grado de represión y el cumplimiento de los estándares internacionales de protección de los derechos humanos”, en ambos casos “se trata de pueblos integrados en un Estado que han utilizado la violencia para impulsar sus reivindicaciones independentistas”. Y en su opinión personal, “la lucha antiterrorista del Estado español tiene sus sombras, pero no es comparable con la situación en Turquía”. La experta concluye que “lo que se ofrece al PKK en Turquía ya se ha conseguido hace años en España: uso de la lengua, reconocimiento en la enseñanza y autonomía”.

_________________________

*Josune Murgoitio (@josmurgui) es licenciada en Derecho y Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid. Autora del blog Reflexiones Digitales, ganó el Tercer Premio Nacional de Literatura de Mujeres Viajeras 2011 por el relato “El cerro de los instantes penitenciarios” y actualmente escribe una novela sobre el conflicto vasco desde la base social de Euskadi.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Hemisferio Zero

Hemisferio Zero es un medio digital especializado en información internacional sobre los llamados Países del Sur. El equipo, con sede en Madrid, está formado por jóvenes periodistas, historiadores y fotógrafos con corresponsalías en México, El Salvador, Colombia, Senegal y, eventualmente, en Turquía, Siria y los Balcanes. Nuestro foco está puesto en los derechos humanos, movimientos sociales, medio ambiente, conflictos armados, acción humanitaria y cooperación para el desarrollo en latitudes que apenas tienen cobertura en la agenda de los medios tradicionales. El Sur no es uno, sino todos los que caben dentro. Por ello y porque creemos en las personas y sus historias, hemos creado un espacio que ofrece una perspectiva global sin olvidar lo local. Porque como decía Kapuściński, el periodismo ha de ser intencional y remover conciencia