#PeriodismoLibre. Entrevista a Olmo Calvo. La información, derecho amenazado en España [+VÍDEO]

Olmo Calvo Rodríguez

El pasado 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, en Hemisferio Zero inauguramos la serie “La información, derecho amenazado”. La intención:  enfocar a través de una serie de entrevistas especializadas la situación general de la libertad de expresión; una acción protegida por el Artículo 19 de la Declaración Universal de los DD.HH y, en innumerables países y circunstancias actuales, retada por intereses políticos, económicos; públicos o privados, ajenos a informadores y poblaciones del mundo.

Tras la conversación mantenida con Juan Tomás Ávila Laurel (Malabo, 1966) sobre la complicada realidad que vive la ciudadanía de Guinea Ecuatorial y  las sistemáticas violaciones de estos derechos universales cometidas por el gobierno dictatorial de Teodoro Obiang, continuamos la campaña #PeriodismoLibre/ #LibreInformación con Olmo Calvo Rodríguez; fotoperiodista autónomo español, miembro del equipo fundador del periódico Diagonal y recientemente reconocido con el Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña por su serie fotográfica “Víctimas de los Desahucios”.

“Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Declaración Universal de los DD.HH.

Imagen de previsualización de YouTube

Vídeo: Celia Hernández. Hemisferio Zero.

No es difícil que aquellos que salen a las calles madrileñas en busca de historias sociales que contar se encuentren con Olmo en algún rincón necesitado de cámaras. Como muchos (“cada vez menos”), forma parte de ese grupo de fotoperiodistas freelance que come de lo que da de comer y que respira de sus propios proyectos. Su naturaleza independiente, llegada por casualidad y exprimida hoy a conciencia, permite que este cántabro de nacimiento cubra aquellos acontecimientos que considera, lejos de la objetividad defendida por algunos teóricos, deben ser contados.

Intento centrar mis fuerzas y mi trabajo en lo que creo que vale la pena ser contado y que tiene incidencia en el transcurso de los acontecimientos actuales y futuros”, explicaba sin olvidarse de desmitificar la figura libre y en ocasiones envidiada del periodista o fotógrafo autónomo; de denunciar las condiciones laborales inestables, recordar las trabas económicas y destacar la inseguridad de estos trabajadores en las calles o en situaciones de conflicto.

“Siendo freelance tienes el condicionante de que tienes que buscar salida a tu trabajo. Tienes una libertad absoluta a la hora de trabajar pero luego también tienes que ir viendo dónde lo puedes ir colocando”, apuntaba. Un condicionante que, en determinadas circunstancias, puede afectar a la libertad de expresión del trabajador.

Fotoperiodismo y libertad de expresión en España

Varios factores entran en juego en la relación entre el fotoperiodismo español y la libertad de expresión, según el fotoperiodista:

- La crisis económica. Que “cada vez somos menos” debido al azote de la actual crisis económica en España debe relacionarse, según el fotógrafo, con la reducción de la libertad de expresión en el país: “Se está viendo cómo los recortes están acabando con muchísimos medios y con muchísimos freelance que hasta ahora estaban desarrollando su trabajo y estaban contando muchas cosas que ahora ya no pueden contar. Eso es una merma de la libertad de expresión y de información, en general, porque hay menos profesionales en las calles, menos ojos y cámaras que pueden contar lo que sucede“, explicaba haciendo una sutil diferenciación entre esas cámaras y las de los propios manifestantes.

- El periodista molesto. “En el día a día estamos viendo cómo los periodistas somos molestos. Tenemos casos increíbles en lo que está denominado como una democracia que son las ruedas de prensa sin preguntas; una cosa que se ha normalizado y que parece que tiene que ser así y que no debería existir”.

- El trabajo en las calles. Olmo Calvo afirma que en el último año ha visto cómo se ha complicado la relación del fotoperiodista con la libertad de expresión. “En el pasado tuvimos muchos problemas en torno a un trabajo, Fronteras Invisibles, que denunciaba las redadas a las personas migrantes en Madrid. Ahí recibimos (junto con Edu León) amenazas, coacciones… y mi compañero sufrió varias detenciones y requisamiento de cámaras”. Según el periodista, desde que el Partido Popular gobierna el país, “hay una política de control a los periodistas bastante grande”.

- El chaleco de identificación. La Asociación de Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión (ANIGP-TV) y la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) propusieron el uso de un chaleco identifricativo para periodistas y reporteros gráficos con la idea de facilitar su tarea informativa en coberturas que requieren la intervención de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Según Calvo, “es mentira” que esta iniciativa sirva en las calles debido a que “a la gente que tiene chaleco les tienen más controlados porque son más visibles. Les agrupan en un lado, los alejan del lugar donde están aconteciendo las escenas de violencia para que no puedan retratarlas y estamos viendo que más que una ventaja, es una desventaja”.

- La actitud de la ciudadanía. En algunas ocasiones son los propios manifestantes los que ataca a la libertad de un profesional. Ocurre en determinadas ocasiones, según Calvo, que los periodistas o fotoperiodistas se sienten presionados por estas personas que animan a sacar el rostro de policías y “que hacen un flaco favor a todo el mundo”. ” Hay que tener mucho cuidado con no caer en este tipo de juegos, porque es lo que después ellos (fuerzas del Estado) argumentan a la hora de poner políticas restrictivas”.

“El material que hacemos sirve”. Esa es la razón por la que Olmo Calvo Rodríguez resiste a las bajas. Lo comprobó con trabajos como ’Fronteras Invisibles’ y lo ve hoy con el más reciente y premiado sobre las ‘Víctimas de los Desahucios’ en España:

“Cuando se esté hablando de la crisis aquí en Madrid y se pongan a revisar el material… pues uno puede aportar un poquito. Y si solamente hubiese una determinada gente haciendo material, solo veríamos un punto de vista. Cuantos más seamos registrando y documentando, mejor; más rico será todo, mayor memoria tendremos y mejor sabremos lo que sucedió”, concluía en tono positivo y reconociendo la labor de cada persona que porta una cámara donde acontecen las noticias.

 


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Noelia Vera

Periodista especializada en Información de Agencia y Última Hora + Internet en Tiempo Real. Ha trabajado como corresponsal de la Agencia EFE en Buenos Aires y en CNN+, entre otros. Actualmente es Directora de Contenidos de Ágora News y colaboradora de 1001 Medios y Utopía TV. Con blog personal de desahogo y enamorada de América Latina. Contacto: noelia.vera@hemisferiozero.com