Los festivales de cine: organismos sancionadores y reguladores (III)

En este capítulo se abordará la cuestión de los organismos que regulan los festivales de cine. Existen actualmente dos tipos de organismos sancionadores. El primero gobierna la actividad de los festivales de cine e incluye organizaciones como la Federación Internacional de Asociaciones de Productores Cinematográficos (FIAPF), la Federación Europea de Festivales de Cine Fantástico (EFFF) y la Coordinación Europea de Festivales de Cine (ECFF).

La más prestigiosa y poderosa entre las mencionadas es la FIAPF, a través de la cual estos eventos son propiamente acreditados como Festivales de Cine Internacionales. Según su página web, la FIAPF, fundada en 1933 y con sede en París, es una organización global que representa los intereses económicos, legales y regulatorios que las industrias de cine y televisión a lo largo del mundo tienen en común, con 26 organizaciones de productoras nacionales en 23 de los países que lideran la producción audiovisual.

La definición que da la FIAPF sobre Festival Internacional de Cine es la siguiente: “Aquel evento que reúne películas de todo el mundo, muchas de las cuales se originan en países distintos del país organizador, que son proyectadas frente a una audiencia que incluya un número significativo de representantes de la industria y los medios, prensa y público en general, y que se prolongue durante un cierto periodo de tiempo cada año o dos, en una ciudad previamente establecida“.

Un festival de cine para ser considerado "internacional", debe congregar a un alto número de medios de comunicación. Fuente: Getty Images.

La FIAPF comenzó su sistema de clasificación con festivales de cine competitivos y, a lo largo de los años, el sistema se expandió hasta incluir categorías como festivales especializados, no competitivos, de cortos y documentales.

Según De Valck [1] (2007), la FIAPF decidió durante el Festival de Berlín de 1951 que el ‘boom’ en la creación de festivales locales y nacionales debía ser regulado para prevenir la saturación del sector. Cannes y Venecia recibieron inmediata acreditación en 1951, y Berlín se unió a ellos en 1956.

Abogando por la industria del cine, la FIAPF formula políticas y coordina acciones en las siguientes áreas:

  • Copyright y derechos de propiedad intelectual.
  • Refuerzo en la lucha contra la piratería.
  • Desarrollo de tecnologías digitales y su impacto en la cadena de valor audiovisual.
  • Proceso de estandarización de la tecnología.
  • Regulación de los medios.
  • Mecanismos de financiación del sector público y privado.
  • Temas relacionados con el tráfico.

El sistema de acreditación fue creado en respuesta a las demandas de la industria del cine, que exigía la definición de un estándar de calidad y confianza mínimos para el desarrollo de festivales. A tal efecto, sus miembros se comprometieron a cumplir y aplicarlos cuando se convirtieran en parte de la federación.

Para que un evento sea considerado digno de una acreditación de la FIAPF tiene que cumplir con el estándar mínimo exigido por ésta,  que se resume en lo siguiente: “La acreditación entregada por la FIAPF otorga a los productores, distribuidores y agentes de venta la obligación de organizar festivales con una dimensión internacional verdadera, dotados con una organización estructurada, implicando profesionales de industria”. Las normas de la FIAPF estipulan un marco de protección entre titulares de derechos y festivales para la proyección de películas. Por ejemplo, un número máximo de proyecciones, la obligación de pedir cualquier proyección adicional, la obligación de pedir permiso a los titulares de derechos en el caso de trozos de película eliminados por las autoridades de censura y el derecho de retirada de la película, en este caso. Para garantizar un óptimo nivel de funcionamiento, los festivales acreditados son visitados por la FIAPF regularmente.

De esa forma, si los organizadores de los festivales no entienden este sistema pueden encontrar cierta resistencia a contribuir por parte de los patrocinadores, los cuales entienden que la inclusión de un festival en el sistema de acreditación de la FIAPF asegura el seguimiento de las siguientes líneas de acción:

  • Buena distribución a lo largo del año de los recursos obtenidos.
  • Selección apropiada de las películas y los jurados que forman parte del festival.
  • Buenas instalaciones para satisfacer a los corresponsales de prensa internacionales.
  • Estrictas medidas para prevenir piratería o copia ilegal de las películas.
  • Evidencias de apoyo por parte de la industria del cine.
  • Seguro contra pérdida, robo o daño de las copias.
  • Calidad apropiada al evento en cuestión de publicidad y control de la información.

La FIAPF ha sido y es un actor central y agente autoritario en lo relativo al campo de los festivales de cine internacionales. Ha jugado un papel activo en la creación de instituciones a través de la construcción de un sistema regulado, definiendo parámetros de pertenencia a través de las acreditaciones y el estándar mínimo, definiendo así la relación entre los participantes [2]. También ha tenido un importante papel en la creación de diferentes categorías de festivales de cine. En el rol de agente autoritario, la FIAPF tiene un papel central en el mantenimiento de las instituciones de la industria del cine y el circuito internacional de festivales. Jacobsen [3] defiende incluso que esta organización llega a poseer un control tan grande que ha tenido una especie de monopolio en el ámbito de los festivales internacionales durante muchos años.

Para obtener el certificado de la FIAPF, el festival debe cumplir una serie de requisitos como, por ejemplo, ofrecer adecuadas instalaciones a los medios para cubrir el evento. Fuente: Getty Images

Según Alex Fischer [4], el segundo tipo de organizaciones reguladoras no gobierna el funcionamiento de los festivales de cine, sino que se asocian con estos a través de un sistema de acreditación distinto al anterior para representar un interés concreto por el cual la organización aboga. Por ejemplo, la Federación Internacional de Críticos de cine (FIPRESCI) es una organización cuyos miembros son críticos de cine profesionales y periodistas especializados establecidos en múltiples países para la promoción y desarrollo de la cultura cinematográfica y la protección de los intereses profesionales.

Esta sutil diferencia puede ser usada para influir a patrocinadores potenciales que asociarán los aspectos de la cultura del cine propios del FIPRESCI con el festival en sí y se verán motivados a la interacción debido a la presencia de un jurado internacional conformado por profesionales pertenecientes a la organización, dotando al festival de legitimación y prestigio cultural.

La no acreditación no significa necesariamente que el evento vaya a tener un peor funcionamiento. SECOR Consulting explica que “la pertenencia a la FIAPF no es la única garantía de calidad y prestigio, ya que por ejemplo, ningún festival norteamericano pertenece a la organización, ni siquiera el prestigioso Sundance”. De igual manera, la actitud de puertas cerradas de este tipo de organizaciones ha llevado a poner en duda sus verdaderas motivaciones. Por ejemplo, el sistema de la lista de festivales calificados como A ha sido descrita como “sin sentido” [5] y ejemplo de las estúpidas, provinciales y decadentes caricaturas de las rutinas de la alfombra roja[6]. Es probable que esta acritud ante las organizaciones reguladores sea resultado del sentimiento de club privado que éstas intentan transmitir. La particular naturaleza a la hora de la inclusión hace que muchos sean escépticos de la verdadera importancia de las sanciones y validaciones de la organización [7].


[1] De Valck, Marijke. Film Festivals, From European Geopolitics to Global Cinephilia, Amsterdam University Press, 2007.

[2] Lawrence, T. B., y Suddaby, R. Institutions and Institutional Work, London, Sage Publications, 2006.

[3] Jacobsen, Wolfgang. Berlinale: Berlin International Film Festival, Deutsche Kinemathek, 1990.

[4] Fischer, Alex. Conceptualising Basic Film Festival Operation: An Open System Paradigm, 2009.

[5] Cousins, M. Widescreen on film festivals, En D. Iordanova and R. Rhyne, Film festival yearbook 1: The festival circuit. St. Andrews, Scotland: Pontaprint Dundee, 2009.

[6] Quintín, The festival galaxy, en R. Porton, Dekalog3 on film festivals. London: Wallflower Press, 2009

[7] Op. Cit. Fischer, Alex. Conceptualising Basic…

 


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Daniel López Pérez

Diplomado en Ciencias Empresariales y licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Murcia. Posee un BA en International Business Communication por la universidad de UCLAN (R.U.). Este año cursó un máster en fotografía de paisaje en la Escuela Ultravioleta, en Madrid. Ha vivido en Reino Unido, Brasil, Irlanda, Estados Unidos, México y, actualmente, en Guatemala. Pasión: la fotografía social y de paisaje. Web personal: http://daniellopezperez.com/