Wilaya: perpetua búsqueda de identidad

Por Patricia Pérez Álvarez*

Wilaya es el término que se utiliza para nombrar a las 48 divisiones o provincias de Argelia. A su vez, una wilaya se divide en 553 daïras (condados) y una daïra en 1541 baladiyahs (municipios).

Wilaya es una película dirigida por el español Pedro Pérez Rosales en 2012, y presentada en varios festivales de cine como Abu Dhabi, Berlín, o la pasada edición del Festival de Málaga. La cinta comienza explicando el origen de Wilaya de Smara, un campo de refugiados saharauis situado en el suroeste de Argelia, en la parte occidental del desierto del Sáhara. Al final de la película el director explica que pasados 35 años, más de 150.000 saharauis siguen viviendo en los campamentos de refugiados en Argelia, “olvidados por las Naciones Unidas y la Comunidad Internacional, sin reconocimiento de su identidad como pueblo”.

La (minimalista) historia se centra en una familia de saharauis hispanohablantes que habita en los desiertos del suroeste del mencionado país africano. Fatimetu, el personaje principal, saharaui criada en Valencia, vuelve a Wilaya de Smara al entierro de su madre tras pasar 16 años en España y romper con su novio. Fatimetu se reencuentra así con su hermana Hayat (Memona Mohamed), minusválida y recluida al interior de su hogar, y su hermano Jatri, figura autoritaria de la familia y quien le comunica que ha heredado la jaima familiar y el cuidado de su hermana. Al ser la última voluntad de su madre, Fatimetu acepta pensando quedarse de manera temporal y sin saber todavía que se le hará cada vez más difícil marcharse de allí.

El regreso de Fatimetu abre los ojos a su hermana, relegada a una vida como discapacitada donde no puede desempeñar ningún oficio, y ambas emprenden un negocio como repartidoras de alimentos cuando Fatimetu compra un todoterreno con sus ahorros, algo insólito en el campamento, convirtiéndose así en la primera mujer que trabaja como conductora en Wilaya. Hayat es su guía en el desierto (merece la pena la fotografía en estas escenas), e insiste en aprender a conducir porque según dice a su hermana intuyendo que su estancia será sólo temporal: “¿Qué voy a hacer yo cuando tú no estés?”

La mayor preocupación y obsesión de Jatri, por otra parte, es ahorrar lo suficiente para comprar un frigorífico para él y su mujer embarazada. La nevera representa en la película la prosperidad de una familia y el “lujo” de una vida más cómoda, aunque como dice su hermana Hayat, realista y con más visión de futuro, “lo importante no es tener un frigorífico, es poder llenarlo”.

Si bien el tema principal de Wilaya es la búsqueda (o más bien la pérdida) de identidad y el desarraigo, el cine de Pérez Rosales toca con frecuencia cuestiones sociales. Su primera película, Las cenizas del volcán (2001), es un documental sobre los protagonistas de una revuelta armada a favor de los derechos de los indígenas del estado mexicano de Chiapas. El segundo largo, Agua con sal (2005) -esta vez ficción-, cuenta la historia de una inmigrante ilegal cubana en España y ganó el premio a mejor película en la Mostra de Valencia al año siguiente. Pérez Rosales rompe sin embargo la norma con La mala (2008), anterior a Wilaya, “culebrón” centrado en los deseos de una mujer de convertirse en cantante y evitar terminar como ama de casa; un comentario a la dicotomía en las opciones de la vida de una mujer.

Wilaya fue seleccionada para la última edición de la Berlinale. Además, la actriz de 26 años Memona Mohamed, que interpreta a Hayat, la hermana minusválida, y vive realmente en un campo de refugiados afectada de polio desde los 2 años por una vacuna en mal estado, obtuvo el Premio a la Mejor Actriz en la pasada edición del Festival de Abu Dhabi, “por su habilidoso trabajo y una elegante simplicidad al crear una interpretación compleja, sobria e inesperada”.

*Patricia Pérez Álvarez es licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad Carlos III Madrid y tiene un Máster en Film Studies realizado en Kingston University, Londres. Actualmente trabaja como programadora para el London Spanish Film Festival y reside en la capital británica.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Hemisferio Zero

Hemisferio Zero es un medio digital especializado en información internacional sobre los llamados Países del Sur. El equipo, con sede en Madrid, está formado por jóvenes periodistas, historiadores y fotógrafos con corresponsalías en México, El Salvador, Colombia, Senegal y, eventualmente, en Turquía, Siria y los Balcanes. Nuestro foco está puesto en los derechos humanos, movimientos sociales, medio ambiente, conflictos armados, acción humanitaria y cooperación para el desarrollo en latitudes que apenas tienen cobertura en la agenda de los medios tradicionales. El Sur no es uno, sino todos los que caben dentro. Por ello y porque creemos en las personas y sus historias, hemos creado un espacio que ofrece una perspectiva global sin olvidar lo local. Porque como decía Kapuściński, el periodismo ha de ser intencional y remover conciencia