Movimientos sociales en América Latina (II): Frente Santeño contra la Minería en Panamá

“…lo trascendental de la lucha que libran los santeños va mucho más allá de la mina. Ante Cerro Quema el azuerense no asume falsas posturas entre la civiliza­ción y la barbarie; al contrario, renueva su promesa de promover la comunión entre el amor y la razón. Allí radica su terquedad peninsular y su radical oposición al proyecto minero.”  Milcíades Pinzón Rodríguez (Meditaciones desde Cerro Quema)

En un artículo reciente, se analizó la lucha del pueblo indígena Ngäbe-Buglé en Panamá contra la ejecución de proyectos mineros e hidroeléctricos en su comarca. Sin embargo, en este país existen otros movimientos que se oponen a la minería por sus devastadores efectos sociales y ambientales.

Ubicación de Cerro Quema. Foto: © Bellhaven

Ubicación de Cerro Quema. Foto: © Bellhaven

Actualmente, uno de los proyectos menos conocidos es la mina de oro Cerro Quema, ubicada en el distrito de Tonosí de la provincia de Los Santos (situado al sur de Panamá en la península de Azuero). La empresa encargada  de ejecutarlo es Minera Cerro Quema S.A., subsidiaria de la compañía canadiense Pershimco Resources[1].

Este proyecto ha sido sistemáticamente rechazado por diversos sectores de la comunidad. No obstante, el movimiento organizado más antiguo es el Frente Santeño contra la Minería, creado en 1997. En su comunicado 2/2011, el Frente se define a sí mismo como una “organización ambientalista que lucha contra los efectos de la depredación minera en la Península de Azuero”.

Desde el mes de junio de 1997, cuando la mina fue cerrada temporalmente por contaminación, los intentos de reabrirla han fracasado gracias a las acciones de profesores, ecologistas, asambleas de padres y autoridades de la iglesia, que se han unido al Frente Santeño.

En febrero de 2011, el movimiento volvió a la lucha a raíz de las declaraciones del Viceministro de Industria y Comercio Ricardo Quijano (actual titular de ese ministerio), en las que anunció el inicio de las operaciones durante el año 2012. Ante estos hechos, Secundino Jaén, presidente del Frente Santeño da a conocer la posición de la organización  en este vídeo:

Imagen de previsualización de YouTube

Cabe destacar que durante este tiempo los dirigentes del Frente y otras personas que lo han apoyado han sido arrestados.  En varias ocasiones, Secundino Jaén ha  denunciado amenazas de muerte y su casa fue incendiada en una oportunidad.

¿Por qué lucha el Frente Santeño?

Mapa de la provincia Los Santos. Fuente: Radio Mía Los Santos

Mapa de la provincia Los Santos. Fuente: Radio Mía Los Santos

La mina de Cerro Quema está ubicada en un área altamente sensible, justo en el punto de nacimiento de los principales ríos de esta provincia: El Quema, Estivaná y Oria. Asimismo, en zonas cercanas se ubican otros ríos importantes como Tonosí y Güera que también podrían verse afectados por las actividades de la mina.

Uno de los principales argumentos para oponerse a esta clase de proyectos es que “amenazan el suministro de agua de la Península de Azuero y ponen en alto riesgo el modelo agropecuario del que dependen más de 200 mil personas” (Comunicado 2/2011), lo cual se ve agravado por los problemas de desforestación en la región[2].

Sin embargo, éstos no son los únicos argumentos. El ambientalista y sociólogo  Milcíades Pinzón, analiza las razones de la lucha del Frente Santeño, que se resumen a continuación:

  • Falta de consulta a la población local
  • Alto impacto ecológico por utilizar la minería a cielo abierto para la extracción del oro, considerado el método más contaminante. A este respecto, el  profesor destaca lo siguiente:

“Ya han sido taladas decenas de hectáreas de montes, destruida la Quebrada Chontal, contaminado con sedimenta­ción el cauce del Río Quema, sometidos a alto riesgo los animales (entre otros los monos y aves existentes) y las fuentes de aguas que abastecen a la región de Azuero”.

  • Bajos beneficios económicos para la población: Según el Código Minero de Panamá, la empresa recibe 98% de las ganancias brutas, mientras el Estado recibe el 2% restante. De ese 2%, se destina a los municipios un 15%. La empresa es la única beneficiada al llevarse casi la totalidad de las ganancias, dejando a la población sólo con enormes daños ambientales y sociales.

El Frente Santeño en los medios de comunicación   

Protesta del Frente Santeño contra la  minería en Azuero. Foto: LaPrensa.com

Protesta del Frente Santeño contra la minería en Azuero. Foto: LaPrensa.com

Joao Quiróz Govea, Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá, quien se implicó en el tema cuando intentaba realizar un documental sobre el Frente  Santeño, nos explica que “los medios de comunicación de masas no le han dado la debida cobertura al conflicto y el conocimiento del mismo se mantiene en un plano muy regional”.

Este hecho ha impedido que el Frente Santeño reciba el apoyo y la implicación de más organizaciones en el ámbito nacional. Su testimonio es la muestra de ello:

“…cuando hice las gestiones con diversos compañeros de grupos ecologistas en la ciudad para editar el material en video que tenía, tanto las entrevistas con el Frente Santeño, como con moradores de las áreas mayormente afectadas, mostraron poco interés en asignar algún presupuesto para realizar el proyecto o en aportar su talento y conocimiento para editar la información…”

A pesar de esta situación, resalta la importancia de la labor del Frente como un grupo organizado que ha iniciado una campaña de concientización entre los simpatizantes del grupo y en las comunidades rurales, lo cual se ha visto facilitado porque “en la región hay mucha cultura de debate en los medios radiales  regionales en el que se discute mucho sobre el tema”.

Reflexiones finales

Cerro Quema (febrero de 2012). Foto: Milcíades Pinzón Rodríguez/Sociología de Azuero

Cerro Quema (febrero de 2012). Foto: Milcíades Pinzón Rodríguez/Sociología de Azuero

Con el anuncio del reinicio de las actividades en Cerro Quema, ya han comenzado las acciones de calle  y se prevé que se incrementen a lo largo del año 2012. En una entrevista en el diario Crítica en Línea, el profesor Pinzón señalaba su preocupación ante la posibilidad de que se generen “problemas de violencia en el área de Tonosí, porque la gente se está cansando de utilizar los recursos pacíficos para resolver los problemas”.

Para entender esta situación, es importante acercarnos un poco al modo de vida de este pueblo. Para ello, queremos finalizar este artículo con las palabras de Milcíades Pinzón, quien en su texto “Meditaciones desde Cerro Quema” nos habla del modo de ser del santeño y su actitud frente a la naturaleza:

“Se equivocan los que piensan que Cerro Quema es sólo una mina de oro. Olvidan que el tonosieño habla de la destrucción de su cerro y de su Quebrada Chontales como si se tratase de la pérdida de un ser querido, como de un amigo que llora la partida de algo con lo que ha crecido y aprendió a amar. En el caso de Cerro Quema estamos ante el viejo problema de aquellos que persiguen el infructuo­so objetivo de divorciar la razón y el amor. Los mineros quieren imponerle al santeño -un ente con alma de poeta- la objetividad de una razón amañada. Empeño inútil ante un hombre que ha hecho del amor a su tierra el fundamento de su existencia.”


[1] La primera concesión de exploración se otorgó a la Compañía de Exploración Mineral (CEMSA) en 1989. Posteriormente,  se cedieron los derechos  de exploración a Cyprus-AMAX, empresa que creó Minera Cerro Quema, S.A., en 1994. Desde ese año, esta empresa ha sido objeto de  varias operaciones de compraventa.  La última se registró en 2010, cuando la minera canadiense Bellhaven vendió la operación de la mina a la también canadiense Pershimco Resources. Para ver una evolución detallada de este proceso, se recomienda el texto: Hugues, William. “Panamá: Los dueños de Cerro Quema, ganancia sin oro”. En  Kaos en la red, 11 de mayo de 2011. [En línea]: http://old.kaosenlared.net/noticia/panama-duenos-cerro-quema-ganancia-sin-oro

[2] Este es el motivo por el cual los representantes del Frente también han manifestado su preocupación por otra mina cercana ubicada en La Pitaloza (Provincia de Herrera).


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Karen Bocanegra

Licenciada en Estudios Internacionales. Latinoamericana de nacimiento y latinoamericanista por convicción. Ha impartido clases en la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad Central de Venezuela. Colabora con el Observatorio de Guyana&Surinam del Centro Argentino de Estudios Internacionales. Interés en los temas de cooperación Sur-Sur. Contacto: karen.bocanegra@hemisferiozero.com