El VIH/Sida en Sudáfrica: la Conferencia de Durban y el ascenso de Zuma (II)

Una mujer seropositiva participa en una concentración en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Foto: Trevor Samson/World Bank Photo Collection.

Una mujer seropositiva participa en una concentración en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Foto: Trevor Samson/World Bank Photo Collection.

La conferencia de Durban como punto de inflexión

Del 9 al 14 de julio del año 2000 tuvo lugar la XIII Conferencia Internacional sobre el sida en Durban –Sudáfrica-. Ante más de 11.000 científicos –entre los que se encontraban una docena de premios nobel-, Mbeki trató de señalar a la pobreza extrema como el principal desencadenante de la enfermedad[1].

Al término de la conferencia se aprobó la Declaración de Durban, a través de la cual se reafirmaba que el retrovirus VIH era el causante de la enfermedad del sida, confirmación para muchos necesaria exclusivamente a raíz de las teorías del propio presidente surafricano[2]. Tras la firma del acuerdo, Mbeki y su ministra tuvieron que escuchar el cierre de conferencia a cargo de Nelson Mandela mediante el cual demandaba al Gobierno una intervención urgente. Las medidas solicitadas comenzaban por la distribución de fármacos ARV a las embarazadas para reducir la transmisión materno-infantil[3]. A pesar de haber suavizado de forma inteligente su discurso hacia el presidente en funciones[4], Mandela se desmarcó claramente de la política que su sucesor había estado ejecutando al respecto del sida desde su llegada al Gobierno.

La conferencia de Durban logró demostrar que la postura de Mbeki era equivocada. Sin embargo, la negación de los avances científicos al respecto de la enfermedad había contribuido a diluir el mensaje de la prevención y la toma de precauciones –especialmente en el ámbito sexual- en Sudáfrica, un país que en 2000 ya contaba con más de cuatro millones de infectados por el virus y donde la transmisión de la enfermedad se estaba extendiendo más rápido que en ningún otro lugar del planeta[5].

Concentración en Durban –Sudáfrica-, con motivo de la Conferencia Internacional en el año 2000. Foto: Paul Weinberg (South Photographs).

Concentración en Durban –Sudáfrica-, con motivo de la Conferencia Internacional en el año 2000. Foto: Paul Weinberg (South Photographs).

De esta forma, la Conferencia de Durban supuso un punto de inflexión en la política de Sudáfrica hacia la enfermedad. Desde entonces, Mbeki y el Gobierno sudafricano comenzaron a introducir algunos matices a su postura y, discretamente, “fueron acercándose a la ortodoxia médica que auspiciaban organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia de Naciones Unidas para el Sida (Onusida), aunque aún les costó tres años dar luz verde a los ARV”[6].

Así, el 19 de noviembre de 2003 el Gobierno lanzaba formalmente su Plan Operacional para un Tratamiento y un Cuidado Globales del HIV y el sida, conocido como el roll-out plan. Con millones de sudafricanos muriendo de forma prematura a causa del sida, la batalla contra la enfermedad se convertiría en “uno de los tests más cruciales de los gobiernos post-apartheid”[7].

En septiembre de 2008, Kgalema Motlanthe sucedía en el cargo al frente del país a Mbeki. Su etapa presidencial tan solo duraría unos meses.

El polémico ascenso político de Zuma

La historia del ascenso político de Jacob Zuma, actual presidente de Sudáfrica, incluye una fuerte rivalidad con Mbeki, el cual le destituyó de la vicepresidencia del gobierno durante su mandato[8]. Zuma estuvo implicado en un proceso judicial que duró cuatro años y fue juzgado por corrupción y violación antes de ser absuelto[9]. Precisamente durante el juicio, las declaraciones realizadas por el acusado acerca del sida auguraban para el nuevo gobierno una nueva estrategia de lucha contra la enfermedad ‘poco ortodoxa’. El entonces vicepresidente, aseguró haber tomado una ducha después de mantener relaciones sexuales con la mujer que le demandó por violación con el fin de reducir los riesgos de contraer el sida[10]. Concretamente, el presidente afirmó haber mantenido relaciones sexuales “consensuadas” con una conocida de la familia, seropositiva y sin utilizar preservativo, para seguidamente afirmar que se había duchado con el fin de “reducir el riesgo de contraer el mal”[11].

Imagen de previsualización de YouTube

El juicio obtuvo gran cobertura en los medios del país y fue retransmitido por todas las televisiones.  Sudáfrica estaba dividida entre partidarios y detractores de Zuma, quien finalmente fue exculpado de los cargos de violación[12]. Como cabe esperar, su ‘personal’ opinión acerca de los métodos de prevención del VIH/sida tampoco pasó desapercibida en ningún lugar del mundo.

Sea como fuere, Jacob Zuma alcanzó la presidencia de Sudáfrica con una fuerte polémica a sus espaldas y con una verdadera legión de seguidores que le consideraban un “verdadero africano, que no se avergüenza de ser polígamo”[13], filosofía de la que siempre se mostró muy orgulloso.

Zuma alcanza la presidencia

Finalmente, Jacob Zuma juraba el cargo de presidente de la República de Sudáfrica en mayo de 2009. Desde los primeros meses, su estrategia para abordar la problemática del VIH/sida en el país dio lo que para muchos fue un ‘giro de 180º’. En poco tiempo, se pasó del ajo y la remolacha que ‘predicaba’ Mbeki y de las duchas frías de Zuma a una plena concienciación, al menos en el papel, acerca de la importancia de una enfermedad que se había convertido en uno de los principales problemas del país. “Todos los sudafricanos deben saber que están en riesgo de contraer el VIH y deben estar informados para reducir su vulnerabilidad”[14], declaraba el presidente a los pocos meses de hacerse con el cargo.

Jacob Zuma revela el resultado negativo de su test serológico para VIH en 2010. Foto: EFE.

Jacob Zuma revela el resultado negativo de su test serológico para VIH en 2010. Foto: EFE.

Así, Zuma comenzó a animar a los sudafricanos a hacerse la prueba para detectar el virus y actuar en consecuencia. “Todos los sudafricanos deberían hacerse la prueba y conocer que existen opciones terapéuticas contra la enfermedad. El conocimiento nos ayudará a enfrentarnos a quienes niegan el sida y al estigma que rodea a los afectados[15]“, sentenció el presidente.

Apenas cinco meses después de estas declaraciones en el Parlamento, Zuma hacía públicos los resultados de su cuarta prueba consecutiva de detección de anticuerpos VIH, cuyo resultado era negativo[16]. Todos los indicios apuntaban a una nueva perspectiva hacia la enfermedad nunca antes vista en Sudáfrica. “Tenemos que hacer que todos los sudafricanos comprendan que las personas que viven con el VIH no han cometido ningún crimen[17], concluía Zuma.

Por su parte, los partidos en la oposición achacaban la –a su juicio- abismal diferencia entre su nuevo discurso y sus actos. Kenneth Meshoe, líder del Partido Africano Demócrata Cristiano –ACDP-, declaró entonces que su conducta contradecía el mensaje del Gobierno. “Están hablando de sexo seguro y el presidente sigue sin usar condones”[18], argumentó. Por su parte, Hellen Zille, cabeza del grupo político Alianza Democrática, aseguró que “algunas personas podrían argumentar que la vida sexual de Jacob Zuma es un asunto de moralidad privada o ‘cultura’, pero no lo es. Su comportamiento personal tiene profundas consecuencias públicas”[19].

* Ir a: El VIH/Sida en Sudáfrica: consecuencias de una herencia histórica (I).

 


[2] SAAVEDRA, Jorge. Artículo Se rompió el silencio: Diez aspectos relevantes de la XIII Confereencia Internacional sobre el sida en Sudáfrica. http://www.aids-sida.org/anexo01-13.html.

[3] CIDOB. Biografías líderes políticos: Thabo Mbeki.

[4] Ibídem

[5] BBC. Artículo Aids: Mandela takes on Mbeki. http://news.bbc.co.uk/2/hi/health/948578.stm.

[6] CIDOB. Thabo Mbeki. ‘Op. Cit.’

[7] BOND, Patrick. Pambazuka News. Artículo The structural forces behind Mbaki´s AIDS policy (2008). http://www.pambazuka.org/en/category/comment/48049.

[8] DÍAZ, Pía. El País. Artículo Mbeki destituye al vicepresidente surafricano por un caso de corrupción (15/06/2005). http://www.elpais.com/articulo/internacional/Mbeki/destituye/vicepresidente/surafricano/caso/corrupcion/elpepiint/20050615elpepiint_13/Tes.

[10] DE GRACIA, Agustín. El País. Artículo Una ducha contra el sida (15/04/2006). http://www.elpais.com.uy/Suple/QuePasa/06/04/15/quepasa_211479.asp.

[11] Ibídem

[12] BBC. Artículo Sudáfrica: Zuma absuelto. (08/05/2006). http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_4751000/4751053.stm.

[13] WOKURI, Margaret. Revista PUEBLOS. Artículo ¿Hubiera tenido derecho a la presidencia Zuma si hubiera sido una mujer? (22/05/2009). http://www.revistapueblos.org/spip.php?article1629.

[14] El Mundo. Declaraciones de Tabo Mbeki. Artículo Sudáfrica acaba con la negación del sida (02/11/2009). http://www.elmundo.es/elmundosalud/2009/11/02/hepatitissida/1257159281.html.

[15] El Mundo. Artículo Sudáfrica acaba con la negación del sida. ‘Op cit’

[16] Euronews. Artículo Jacob Zuma dio negativo en prueba de VIH. (26/04/2010). http://es.euronews.net/2010/04/26/jacob-zuma-dio-negativo-en-prueba-de-vih/.

[17] BBC. Artículo South Africa´s Zuma reveals he is HIV negative (25/04/2010) http://news.bbc.co.uk/2/hi/africa/8642864.stm.

[18] Cadena SER. Artículo La oposición critica que los hábitos sexuales de Zuma socavan la campaña contra el sida (02/02/2010). http://www.cadenaser.com/internacional/articulo/oposicion-critica-habitos-sexuales-zuma-socavan-campana-sida/csrcsrpor/20100202csrcsrint_1/Tes/?print=1.

[19] Ibídem


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Guillermo Naya

Licenciado en Periodismo y especialista en información internacional. Colabora actualmente con el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH). Gran interés en África Subsahariana. Contacto: guillermo.naya@hemisferiozero.com