Siria: Aniversario de la revolución

Siria volvió a los corazones de los madrileños el pasado domingo 18 de marzo, cuando las calles de la capital acogieron a centenares de manifestantes en una marcha conmemorativa del primer aniversario de la revolución del pueblo sirio.

El evento tuvo lugar justo un año después de que unos adolescentes de Deraa pintaran en  las paredes de su colegio la famosa frase “El pueblo quiere la caída del régimen“, acuñada por los egipcios en la Plaza Tahrir, y que propició la chispa del levantamiento sirio después de que los chicos fueran arrestados y torturados.

La manifestación, convocada por la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio (AAPS) y la organización Socialismo Libertario, comenzó en la Puerta del Sol y continuó hasta terminar ante la embajada de Siria. Allí, los manifestantes volvieron a clamar por la expulsión del embajador y la ruptura de relaciones diplomáticas con el gobierno de Bashar al-Assad.

Entre los asistentes se podían contar centenares de sirios residentes en distintos lugares de España y españoles de origen sirio, así como otras nacionalidades árabes como argelinos, marroquíes y kurdos que ondeaban sus banderas mostrando su solidaridad con las víctimas de la represión en los últimos meses.

En el transcurso, la marcha se detuvo ante las puertas del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación para leer el manifiesto y denunciar la pasividad y la connivencia de las autoridades diplomáticas.

La revolución siria es parte de la oleada revolucionaria, un despertar de millones de personas en Oriente Medio y Norte de África, en curso desde hace un año…”Se trata de una revolución de la gente común. De un pueblo, el sirio, que se une para firmar el derecho a la vida libre, digna, sin humillaciones. Un pueblo compuesto por gentes de distintas procedencias, culturas y creencias, unidos en la lucha por la libertad. Uno, uno, uno, el pueblo sirio es uno.” Sellaba así el manifiesto en este grito simbólico que ha acuñado la revolución siria, en clara referencia a la gran diversidad de sus gentes y su férrea unidad en contra del régimen.

Mientras se está produciendo esta carnicería, hay una pasividad del mundo. Denunciamos las soledad de la revolución siria así como el silencio y la complicidad de tantos estamentos públicos y sociales

A parte de la crítica a la pasividad de la Comunidad Internacional, los manifestantes también condenaron las posturas de países que apoyan formalmente la represión del régimen de al-Assad. Cuando la marcha llegó a la altura del Centro Ruso de Cultura y Ciencia en la calle Atocha, los manifestantes lanzaron gritos de repulsa contra el gobierno de Moscú. 

Lo que pedimos primero es el fin de la masacre y el genocidio para que pueda entrar la ayuda humanitaria. ¿Qué presiones está haciendo la comunidad internacional para parar esto? Ninguna, hasta ahora ni siquiera se ha echado a ningún embajador en ninguna embajada del mundo entero” comentaba el Dr. Muafak Asaad, portavoz de la Asociación Sirio-Catalana por la Libertad y la Democracia.

Al-Assad sabe muy bien que esta revolución no va a dar marcha atrás. Y las excusas de Rusia y China sólo sirven para dar tiempo al Gobierno para que siga destruyendo el país. Los estados que hoy callan, buscan también la destrucción de Siria, tanto económica, como militar para asegurarse que en muchos años, no sea una potencia regional.”

Los sirios no quieren ser la excepción que confirma la regla dentro de los triunfos de las llamadas “revoluciones o primaveras árabes”. Por ello, ya vivan en Homs o en Damasco, en Madrid o en Barcelona, su lucha sigue, a pesar de las dificultades,  peleando por su dignidad y sus libertades. Hoy la prioridad es clara, y en sus gritos se puede escuchar una demanda que el mundo no debe ignorar;  “acción urgente, que no muera más gente

Para más información:

 http://traduccionsiria.blogspot.com.es/

http://www.facebook.com/Revolucion.Siria.Espana


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Diego Represa

Licenciado en Historia. Especialista en comunicación y conflictos armados, con interés y experiencia en los países de Oriente Medio y Asia Central. Fotógrafo en ciernes, mochilero y correcaminos profesional. Contacto: diego.represa@hemisferiozero.com