‘Bolivianas’

‘Bolivianas’ “es un pestañeo, un vistazo a la mujer en Bolivia. Un recorrido donde no importa ni el principio, ni el final; sino lo que me encontré en el medio. Mujeres que trabajan de sol a sol, que cocinan, cuidan, remiendan y venden. Mujeres que aran o pican en lo profundo de las minas. Mujeres que cargan a sus niños en aguayos mientras realizan sus quehaceres cotidianos”, describe Almudena Barragán, autora de la exposición.

“En los mercados, en las calles, en las iglesias, en las plazas públicas y las reuniones de vecinos hay mujeres dispuestas, valientes, con coraje y convicción. Mujeres humildes, muchas de ellas indígenas, con un gran sentido de la naturaleza, de la existencia, de la maternidad y la vida”, añade.

‘Bolivianas’ no pretende hacer una radiografía de la mujer en Bolivia. La exposición muestra el camino por el que la artista anduvo y todas aquellas mujeres con las que se cruzó. Sus fotos son pequeñas muestras de ellas y sus vidas, de sus familias y responsabilidades, de su ocio, de su trabajo y sus amores. “Ser mujer en Bolivia te hace que se te endurezca la piel y un poco también el corazón; y a la vez, te da una lección de esfuerzo, trabajo y valentía que no se te olvida en la vida”, destaca.

A pesar de haber evolucionado en las últimas décadas, la situación de la mujer en el país andino todavía es complicada. La desigualdad y la discriminación que sufren las mujeres en Bolivia es muy elevada[1]. Violencia sexual, malos tratos, discriminación en las familias y las escuelas, analfabetismo, mortalidad materna[2], escasa representatividad en cargos de poder[3] , falta de independencia económica[4]… son algunos de los factores que frenan el empoderamiento de las bolivianas[5].

“La lucha de las mujeres es la misma en todo el mundo. Las fronteras no sirven para alejar los objetivos de las mujeres, sino para querer buscar y aprender acerca de sus realidades y extenderlas más allá de Bolivia“, concluye la artista.

Hemisferio Zero informa de que el trabajo ‘Bolivianas’ estará expuesto del 15 al 23 de marzo, en el CMU Chaminade (Paseo Juan XXIII, nº 9, Madrid. Metro: Metropolitano). Además, para el día de la inauguración (hoy, 19:30 hrs), se ha organizado una charla coloquio con Litzi Rojas, vicepresidenta de la Asociacion de Mujeres Iberoamericanas (AMIDE), y con Mario Munera, fotoperiodista y freelance, creador de una serie de documentales sobre la mujer en Bolivia, para Periodismo Humano.

[1] Es el país número 88 en cuanto a desigualdad de género de una clasificación de 146 países, según el informe PNUD 2011:

http://www.pnuma.org/agua-miaac/PERIODISTAS%20BOLIVIA/MEMORIA/Memoria%20Periodistas.pdf

[2] Por cada 100.000 nacidos, 180 mujeres mueren por complicaciones en el parto. Una cifra por encima de la media de América Latina y el Caribe, que está en 135 mujeres fallecidas durante el parto. El 78,2% de mujeres que dan a luz en Bolivia son adolescentes.

[3] La presencia política y parlamentaria  de la mujer es del 30,1%. Desde los noventa ha aumentado un 70%, pero la presencia de la mujer en los cargos de poder es muy escasa. Su participación se sitúa por encima del resto de América Latina y Caribe, situado en un 17%.

[4] La presencia de la mujer en el mercado laboral supone un 62,1%, mientras que la del hombre asciende a un 82%.

[5] Uno de los problemas a los que se enfrentan es la dicotomía de ser mujer e indígena. Podría traducirse como una doble vergüenza en la sociedad. En Bolivia el 60% de la población es indígena. Las mujeres representan el 50,16% de la población total del país.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Hemisferio Zero

Hemisferio Zero es un medio digital especializado en información internacional sobre los llamados Países del Sur. El equipo, con sede en Madrid, está formado por jóvenes periodistas, historiadores y fotógrafos con corresponsalías en México, El Salvador, Colombia, Senegal y, eventualmente, en Turquía, Siria y los Balcanes. Nuestro foco está puesto en los derechos humanos, movimientos sociales, medio ambiente, conflictos armados, acción humanitaria y cooperación para el desarrollo en latitudes que apenas tienen cobertura en la agenda de los medios tradicionales. El Sur no es uno, sino todos los que caben dentro. Por ello y porque creemos en las personas y sus historias, hemos creado un espacio que ofrece una perspectiva global sin olvidar lo local. Porque como decía Kapuściński, el periodismo ha de ser intencional y remover conciencia