Gervasio Sánchez, la mirada constante

Jugando con paraguas en Sierra Leona (1996). Foto: Gervasio Sánchez / Editorial Blume.

“Nunca justicia encontramos, señor”. Son palabras de Angélica Mendoza, cuyo hijo desapareció el dos de julio de 1983 en el Perú de Belaúnde y Sendero Luminoso. Esa frase me ronda la mente cada no mucho tiempo desde que vi Desaparecidos, un recorrido fotográfico por la vida de quienes han sufrido una de las peores formas de violencia: la desaparición forzada. En aquella exposición, el periodista Gervasio Sánchez (Premio Nacional de Fotografía, 2009) utilizaba imágenes de sus viajes por Camboya, Irak o Argentina para explicar el horror de un delito que no prescribe. Verdad, justicia y memoria anhelan los seres queridos. Ellos sufren la espera aferrados a los retratos o a un pedazo de papel con fechas y nombres de los que ya no están.

Desde el pasado miércoles, un compendio de éstas y varias decenas de fotografías conforman la “Antología” de Gervasio Sánchez expuesta en La Tabacalera de Madrid. En ella, se recogen más de 25 años de trabajo agrupados en varios ejes: América Latina, Balcanes, África, Vidas minadas y Desaparecidos, que también incluyen seis montajes audiovisuales. Durante la presentación, Sánchez recordó a sus compañeros fallecidos, pero también mencionó a los nuevos fotógrafos españoles “que no pueden trabajar en su país de origen, es decir, el nuestro, porque existe una falta de interés por la fotografía desde los medios de comunicación”.

Sofía a los 14,19 y 24 años. Foto: Gervasio Sánchez / Editorial Blume.

Se aprecia en la exposición el compromiso con un oficio que Gervasio Sánchez  considera “tan importante para una sociedad como la educación y la sanidad”. Será por eso que regresa a los lugares una y otra vez para mostrarnos lo cotidiano de quienes tratan de sobreponerse a la violencia. Y aunque nos exponga la muerte en toda su crudeza, nos brinda también instantáneas llenas de dignidad. Vayan y lo comprobarán. Eso sí, no se olviden de las palabras. Sólo así descubrirán el “No más minas antipersona” que reza una camiseta o el porqué de unas mujeres desplazadas construyendo carreteras en Burundi. Quizá enseñar las injusticias al mundo sea una forma de hacer justicia.

 “Antología”, de Gervasio Sánchez, puede verse en La Tabacalera (C/Embajadores, 53, Madrid) hasta el 10 de junio. De martes a viernes: de 12 a 20h. Sábados, domingos y festivos: de 11 a 20h. Lunes, cerrado. Entrada gratuita.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Gloria Moronta

Licenciada en traducción e interpretación y especialista en información internacional. Curiosa y caminante. El Salvador me enganchó a la querida América. Contacto: gloria.moronta@hemisferiozero.com