DOCUMENTAL: GDEIM IZIK, detonante de la primavera árabe [+VÍDEO]

El campamento que los saharauis de El Aaiún establecieron a las afueras de la capital administrativa del Sahara Occidental, ocupado por Marruecos, ha sido considerado por algunos importantes analistas y escritores como una de las primeras muestras del comienzo de la primavera árabe. Noam Chomsky es uno de ellos.

Para el escritor, la organización y las protestas que se sucedieron desde octubre de 2010 en las ciudades del Sahara Occidental fueron un indicador claro de las ansias de democracia y libertad que muchos de los pueblos árabes y del Magreb mostraron contra los regímenes que los oprimían.

Lo que comenzaron siendo protestas sociales en materia laboral, acabaron convirtiéndose en protestas en contra de la ocupación ilegal del Sahara y a favor del derecho de autodeterminación de este territorio pendiente de descolonización.

En el caso saharaui, el campamento fue una muestra de democracia y organización al margen de un régimen que lleva ocupando ilegalmente el Sáhara Occidental 37 años. La pasividad de la comunidad internacional, la inefectividad de la misión de las Naciones Unidas (MINURSO) que no protege a la población, ni hace que se respeten los derechos humanos en la región; sumado a la complicidad de la Unión Europea, firmante de acuerdos ilegales de pesca y agricultura con Marruecos que incluyen las aguas y tierras del Sahara Occidental, hacen que la situación cada vez sea de mayor complejidad y tensión. La razón que otorgan las resoluciones de Naciones Unidas y la Justicia Internacional al conflicto del Sahara, no son suficientes para que se lleve a cabo el proceso de descolonización y derecho de autodeterminación de la última de las colonias de África. Son demasiados los palos en las ruedas que los padrinos paternalistas de Marruecos: España, Francia y Estados Unidos ponen a la resolución del conflicto del Sahara Occidental. Demasiados sus intereses.

Un año después del desmantelamiento del campamento por parte de Marruecos a sangre y fuego, la asociación prosaharaui Thawra ha realizado un documental titulado: Gdeim Izik, detonante de la primavera árabe, en el que se muestra la organización del campamento, el desmantelamiento y los hechos que se produjeron tras esta demostración de lucha y dignidad de todo un pueblo.

Bajo el lema “La pérdida de toda esperanza nos hará libres”, el documental cuenta en primera persona a través de los testimonios de los protagonistas de aquellos días, lo que significó para ellos formar parte del campamento. Asimismo, se narran las persecuciones que el régimen marroquí llevó a cabo días después de acabar con el asentamiento. También, se muestran las denuncias de activistas de derechos humanos que fueron detenidos y torturados por estar relacionados con la organización del campamento.

Para la mayoría de las personas que participaron en Gdeim Izik, el campamento fue una forma de volver a creer en la lucha del pueblo saharaui. Una nueva forma de recuperar la dignidad, las ganas de luchar, la identidad y las ansias de libertad que otorga saber que la vida de los pueblos es más larga que la de los dictadores que los oprimen.


Compártelo:

Follow me on Twitter

Sobre Almudena Barragán

Periodista y especialista en información internacional y países del sur. Diplomada en Derechos Humanos por la Universdidad Iberoamericana de México. Ha trabajado en Punto Radio Madrid y el Periódico Reforma de México. Del Sáhara Occidental al Altiplano, pasando por el Itsmo de Tehuantepec. Movimientos sociales y recursos naturales. Derechos de la mujer. Sigue de cerca el movimiento migrante centroamericano. Fotografía documental. Nómada. Contacto: almudena.barragan@hemisferiozero.com